Vocabulario controlado vs Vocabulario libre

La planificación de una buena estrategia de búsqueda es la primera y más importante fase dentro de la elaboración de un trabajo académico o de investigación. De ella dependerá que la recuperación de información sea la que mejor se adecue a nuestras necesidades. En este sentido, es primordial trabajar sobre el vocabulario que se va a utilizar para la composición de nuestro mapa de conceptos y decidir cuál es el mejor para elaborarlo, si un vocabulario controlado o un vocabulario libre.

Pero, ¿a qué nos referimos cuando hablamos de vocabulario controlado o vocabulario libre?

El vocabulario controlado está compuesto por un índice de términos normalizados dentro de un lenguaje documental llamados descriptores que representan de manera unívoca un concepto, homogeneizando los términos empleados para una búsqueda más precisa. De este modo, agrupamos sinónimos con un sólo término y se tiene un mayor control de las polisemias, variantes ortográficas… Por otro lado, el uso de un vocabulario controlado facilita la buena elección de los términos adecuados para nuestra estrategia de búsqueda pues nos proporcionan: definiciones de los mismos, relaciones con otros términos (jerárquicas, de equivalencia y asociativas) como sucede con los Tesauros y en muchas ocasiones la traducción de dichos términos a varios idiomas.

El vocabulario libre es el utilizado en la comunicación humana por lo que tiene como ventaja que es ilimitado dando lugar a una mayor abundancia de vocablos, polisemias…, que a su vez produce ambigüedad e inexactitud en los resultados que podamos obtener en nuestra búsqueda bibliográfica.

En resumen:

 

 

Es importante precisar que dependiendo de la herramienta de búsqueda que se utilice haremos uso de un vocabulario u otro.

En general, en las bases de datos se combinan la utilización de los dos tipos de vocabularios en el tratamiento documental. Es el caso de la Web of Science Scopus, entre otras, que han incluido campos de búsqueda de palabras clave dadas por los autores. En estos casos, el lenguaje controlado y natural resultarían complementarios para una búsqueda de información pertinente y exhaustiva.

Otro enfoque requieren los motores de búsqueda como Google y portales en los que los términos normalizados y  los términos libres son tratados del mismo modo: como palabras libres que aparecen en el texto.

El vocabulario controlado dependiendo de la herramienta de búsqueda que utilicemos puede denominarse de diversas formas: Subject, Materia, Index Terms, Terms, MeSH, DeCS…

  • MeSH (Medical Subject Heading)  es el vocabulario controlado que emplea la NLM en sus bases de datos como MEDLINE/PUBmed  y otras bases de datos biomédicas para procesar la información que se introduce en cada una de ellas. Contiene encabezamientos de materias, subencabezamientos, definiciones, referencias cruzadas, sinónimos y listas de términos estrechamente relacionados.
  • DeCS (Descriptores en Ciencias de la Salud) vocabulario estructurado y trilingüe creado por BIREME para servir como un lenguaje único en la indización de artículos de revistas científicas, libros, anales de congresos, informes técnicos, y otros tipos de materiales, así como para ser usado en la búsqueda y recuperación de asuntos de la literatura científica en las fuentes de información disponibles en la Biblioteca Virtual en Salud (BVS) como LILACS.

Tesauros y glosarios disponibles en línea

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.