Vocabulario controlado vs Vocabulario libre

La planificación de una buena estrategia de búsqueda es la primera y más importante fase dentro de la elaboración de un trabajo académico o de investigación. De ella dependerá que la recuperación de información sea la que mejor se adecue a nuestras necesidades.

En este sentido, es primordial trabajar sobre el vocabulario que se va a utilizar para la composición de nuestro mapa de conceptos y decidir cuál es el mejor para elaborarlo, si un vocabulario controlado o un vocabulario libre.

Pero, ¿a qué nos referimos cuando hablamos de vocabulario controlado o vocabulario libre?

El vocabulario controlado está compuesto por un índice de términos normalizados dentro de un lenguaje documental llamados descriptores que representan de manera unívoca un concepto, homogeneizando los términos empleados para una búsqueda más precisa. De este modo, agrupamos sinónimos con un sólo término y se tiene un mayor control de las polisemias, variantes ortográficas… Por otro lado, el uso de un vocabulario controlado facilita la buena elección de los términos adecuados para nuestra estrategia de búsqueda pues nos proporcionan: definiciones de los mismos, relaciones con otros términos (jerárquicas, de equivalencia y asociativas) como sucede con los Tesauros y en muchas ocasiones la traducción de dichos términos a varios idiomas.

El vocabulario libre es el utilizado en la comunicación humana por lo que tiene como ventaja que es ilimitado dando lugar a una mayor abundancia de vocablos, polisemias…, que a su vez produce ambigüedad e inexactitud en los resultados que podamos obtener en nuestra búsqueda bibliográfica.

En resumen:

 

 

Es importante precisar que dependiendo de la herramienta de búsqueda que se utilice haremos uso de un vocabulario u otro.

En general, en las bases de datos se combinan la utilización de los dos tipos de vocabularios en el tratamiento documental. Es el caso de la Web of Science Scopus, entre otras, que han incluido campos de búsqueda de palabras clave dadas por los autores. En estos casos, el lenguaje controlado y natural resultarían complementarios para una búsqueda de información pertinente y exhaustiva.

Otro enfoque requieren los motores de búsqueda como Google y portales en los que los términos normalizados y  los términos libres son tratados del mismo modo: como palabras libres que aparecen en el texto.

El vocabulario controlado dependiendo de la herramienta de búsqueda que utilicemos puede denominarse de diversas formas: Subject, Materia, Index Terms, Terms, MeSH, DeCS…

  • MeSH (Medical Subject Heading)  es el vocabulario controlado que emplea la NLM en sus bases de datos como MEDLINE/PUBmed  y otras bases de datos biomédicas para procesar la información que se introduce en cada una de ellas. Contiene encabezamientos de materias, subencabezamientos, definiciones, referencias cruzadas, sinónimos y listas de términos estrechamente relacionados.
  • DeCS (Descriptores en Ciencias de la Salud) vocabulario estructurado y trilingüe creado por BIREME para servir como un lenguaje único en la indización de artículos de revistas científicas, libros, anales de congresos, informes técnicos, y otros tipos de materiales, así como para ser usado en la búsqueda y recuperación de asuntos de la literatura científica en las fuentes de información disponibles en la Biblioteca Virtual en Salud (BVS) como LILACS.

Tesauros y glosarios disponibles en línea

 

Cómo planificar una búsqueda bibliográfica

El primer paso en la realización de un trabajo de investigación es la preparación de la búsqueda de información. Planificar una estrategia de búsqueda permitirá la recuperación de información pertinente, descartar aquella que no es relevante para resolver nuestras necesidades de información y ahorrar tiempo en la búsqueda.

Los pasos a seguir para planificar una búsqueda bibliográfica son los siguientes:

 

 

En la elaboración del plan de conceptos se utilizarán los operadores booleanos para combinar los términos definidos. En la unión de conceptos se utilizará Y/AND  y para los sinónimos O/OR.

Por ejemplo:

Términos: Caries, picadura, tizón, higiene, limpieza, cepillado, alimentación, nutrición, dieta.

 

Para obtener buenos resultados en la búsqueda es necesario poner entre paréntesis los sinónimos unidos por O/OR.

 

 

Si el tema sobre el que se busca información es muy amplio, es posible que sea necesario acotar la búsqueda utilizando límites temporales o geográficos: en un determinado país, región …; en el siglo 20, durante los últimos 10 años …

Una vez realizada la búsqueda bibliográfica  y en base a los resultados obtenidos se tendrá que valorar la modificación de los términos utilizados y sus relaciones en nuestro plan de conceptos.

 

¿Qué tipos de documentos necesitas para tu trabajo académico?

La formación universitaria se basa en su mayor parte en la consulta de la literatura científica, la cual se compone de diferentes tipos de documentos. Saber utilizar y acceder a ellos es importante para aprender y desarrollar conocimiento durante la etapa formativa y posteriormente en la profesional.

La Biblioteca-CRAI dispone de los recursos de información necesarios para acceder a la literatura científica de las diferentes especialidades, así como, del apoyo de su personal para buscar y localizar información científica, aprender a utilizar las herramientas de búsqueda, etc.

Cuando no se pueda acceder a los documentos se podrá recurrir al Servicio de Obtención de Documentos o Préstamo Interbibliotecario de la biblioteca, que conseguirán el artículo, libro, etc. bien de forma gratuita o cobrando una pequeña tarifa.

En el siguiente tutorial se muestra de forma breve, sino todos, si los principales tipos de documentos existentes: características, tipologías, acceso …

Nos vamos de Bibliotecas

Os proponemos para este verano, que en vuestras vacaciones incluyáis en los sitios de interés para visitar a las bibliotecas. Las hay interesantes por su historia, fondos, arquitectura o emplazamiento. Aquí os hacemos algunas sugerencias, pero si investigáis un poco en aquellos lugares que visitéis, os podéis encontrar con verdaderas sorpresas.
Bibliotecas legendarias

Biblioteca de Alejandría

La Biblioteca Real de Alejandría o Antigua Biblioteca de Alejandría, fue en su época la más grande del mundo. Situada en la ciudad egipcia de Alejandría, se estima que fue fundada a comienzos del siglo III a. C. por Ptolomeo I Sóter.

Se desconoce cómo fue destruida exactamente; si por los romanos, los cristianos coptos, los árabes, los terremotos o todos ellos sucesivamente, y es posible que jamás se sepa, pero lo que sí consta es que llegó a albergar cerca de un millón de títulos en los que estaba comprendida toda la ciencia, la historia y la literatura de la Antigüedad. En su recuerdo, desde octubre de 2002, funciona en Alejandría una flamante biblioteca hipermoderna construida bajo el auspicio de la Unesco.

Biblioteca al-Qarawiyyin

Situada en Fez, Marruecos, es la  biblioteca operativa más antigua del mundo formando parte del centro universitario que ha permanecido más tiempo en funcionamiento ininterrumpido del mundo,  la Universidad al-Qarawiyyin, fundada por Fatima El-Fihriya en 859.

La Villa de los Papiros

Sepultada durante mucho tiempo, se abrió al público casi 2000 años después de estar enterrada en el lodo volcánico que cubría Herculano.

Bibliotecas de vanguardia

Biblioteca de la Universidad de Arte Tama, Tokyo, Japón

Diseñada por Toyo Ito & Associates, Architects fue el planteamiento de cómo una institución tan especializada como una biblioteca podía proporcionar un espacio abierto común para todos.

Biblioteca Wenzheng de la Universidad de Suzhou

Fue la primera obra del arquitecto chino Wang Shu, el flamante ganador del Premio Pritzker, en ser reconocida.

Biblioteca municipal de Stuttgart

El diseño de la instalación de forma cúbica está inspirado en el panteón antiguo de Roma si bien el diseño de su interior nos recuerda al dibujo denominado “relatividad” del artista holandés Escher.

Bibliotecas que destacan por su ubicación

Bbiblioteca en la playa de Nandahie

En el intento por unir dos grandes placeres, la lectura y el mar, surgió el proyecto por parte de la  empresa de arquitectos Vector Architects para crear una biblioteca en un lugar insólito, sobre las blancas arenas de la playa de Nandahie, China.

Biblioteca al aire libre en Magdeburgo, Alemania

Los vecinos de un barrio socialmente deprimido se organizaron para reunir y compartir libros en una biblioteca abierta que construyeron tras un proceso participativo, con las piezas prefabricadas de un edificio derribado. Dicho proyecto fue galardonado con el premio EX-AEQUO  en el certamen Premio Europeo del Espacio Público Urbano 2010.

Biblioteca Escuelas Pías de Lavapies

Las ruinas de la  Iglesia de las Escuelas Pías de San Fernando, tras más de medio siglo de abandono,  fueron rehabilitadas como Biblioteca Universitaria del Centro Asociado de Madrid UNED, por el arquitecto J. I. Linazasoro.

Biblioteca Valenciana Nicolau Primitiu 

En 1995 la Generalitat Valenciana decidió que la sede definitiva de esta biblioteca fuera el Monasterio de San Miguel de los Reyes. En coordinación con la Diputación y el Ayuntamiento de Valencia, copropietarios del edificio, se llevó a cabo entre 1995 y 1999 un ambicioso proyecto de rehabilitación que recuperara los valores artísticos y culturales del mismo, pero que también permitiera su uso como biblioteca autonómica.

Bibliotecas Nacionales

Terminamos  con las bibliotecas nacionales cuya importancia e interés radica en los fondos que albergan, desde incunables, manuscritos de obras originales o archivos audiovisuales.

Biblioteca Nacional de España

Bibliothèque Nationale de France

British library

Library of Congress

Biblioteca Apostólica Vaticana

Etc.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cómo encontrar lo que no encuentras: Servicio de Obtención de Documentos

La Biblioteca-CRAI de la Universidad CEU Cardenal Herrera como soporte a la docencia, al estudio y a la investigación tiene como objetivo facilitar el acceso a la información bibliográfica y documental tanto propia, de CEUNET  o de bibliotecas y centros de documentación externos.

En muchas ocasiones, la demanda de información de la comunidad universitaria va más allá de los fondos propios de la biblioteca.  El Servicio de Obtención de Documentos de la Biblioteca-CRAI  tiene como función principal  satisfacer a los usuarios para que puedan encontrar y tener acceso a aquellos documentos de su interés, bien en su forma original o por medio de reproducción.

El servicio se basa en el principio de cooperación entre instituciones tanto nacionales como internacionales: REBIUNC17NILDE … Dicha cooperación permite la obtención de los documentos solicitados de manera fácil y rápida, así como, a un coste más asequible que los proporcionados por los servicios comerciales de obtención de documentos.

Por otra parte, los usuarios al realizar sus peticiones a través del sistema de gestión del servicio GTbib-SOD podrán gestionar, descargar y administrar los pedidos solicitados realizando un seguimiento de cada pedido y conociendo cada uno de los estados por los que pasa.