De urgencias y dálmatas: el Erasmus de Pierre

Hola a todos, mi nombre es Pierre y quiero compartir con vosotros mi experiencia con la beca Erasmus+ Prácticas, que me ha permitido realizar una estancia laboral en la Clínica Veterinaria Anid’oc en Béziers. Durante estos meses de prácticas tuteladas he podido conocer de cerca lo que es la inserción en el mundo profesional en una clínica de animales de compañía.

De urgencias y dálmatas: el Erasmus de Pierre

Me ha dado cuenta de que en Francia, hay una gran oferta de trabajo en este sector. Ademas de una remuneración mucho más alta que en España.

La clínica veterinaria Anid’oc propone actividades en materia de Medicina interna, hospitalización, consulta especializada en oftalmología, cirugía convencional y cirugía oftálmica. Además, tiene un servicio de urgencia 24/24h.

Creo que para los alumnos de quinto de carrera la tarea menos interesante es la de gestión y recepción de productos de almacén. Mientras que la que me ha parecido más atractiva ha sido las guardias nocturnas y de urgencias con el veterinario. Entre medias, hay otros muchos trabajos que he podido realizar durante este periodo. Como por ejemplo exámenes clínicos completos, radiografías y ecocardiografías / ecografía abdominal; vacunaciones; y preparación de animales antes de la operación (normas de asepsia), entre otras.

Durante estos dos meses, he mejorado el abordaje diagnóstico de los casos encontrados. Con mayor frecuencia en medicina de pequeños animales (consulta para vacuna, reproducción, gastro-intestinal y dermatología). Las veterinarias de la clínica me han formado para utilizar el material. Esto me ha permitido una resolución casi individual de los casos clínicos. Además, la clínica Anid’oc es una estructura reciente y dispone de máquinas e instrumentos de alta calidad. Lo que ha dejado obtener diagnósticos precisos.

Las prácticas permiten ganar autonomía y confianza

En cuanto a los actos (toma de sangre, cateterismo, sujeción y manipulación de animales), he notado una neta progresión al final del practicum. Estas intervenciones forman parte de la rutina del veterinario. Son los conocimientos adquiridos durante la carrera que me han permitido realizar una correcta interpretación del examen clínico, radiografías, ecografías y análisis de sangre pero he mejorado el abordaje práctico gracias a estos dos meses de practicum.

La otra parte de la veterinaria que no estudiamos durante la carrera es la relación con los clientes. Además tanto a nivel medico como comercial. Efectivamente, hay que adaptarse a cada persona, a su presupuesto y a su relación con su mascota.

Para explicar el diagnóstico, el veterinario debe ser lo más claro posible, con un vocabulario comprensible para los dueños a la diferencia de la facultad, donde empleamos términos técnicos y precisos. A hablar con los clientes, me ha dado cuenta de la importancia de esta parte de la veterinaria. Será capital a la hora de abrir una clínica.

Para concluir: durante este practicum me ha dado cuenta que ayuda contar una buena formación teórica, como la que aporta la facultad veterinaria del CEU, pero es muy importante no descuidar la formación práctica.

En mi opinión y desde mi experiencia, las prácticas permiten ganar autonomía y confianza. Y con las prácticas con Erasmus + puedes ver distintas técnicas en las diferentes clínicas. Además, si se trata de una práctica internacional, permite la progresión en otro idioma. Esto puede ser interesante a la hora de redactar su CV.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.