Consejos que un estudiante de medicina debería conocer para evitar los riesgos del verano

Todo estudiante de medicina, aunque sea de primer curso, se habrá visto sometido a las preguntas inquisidoras de algún amigo, familiar o vecino acerca de como actuar o no, durante ciertas situaciones en las vacaciones de verano. Para todos ellos, van dedicados algunos consejos que todo futuro médico debería conocer:

 

image
Chico zambulléndose de cabeza a una piscina

¿Por qué no debo zambullirme de cabeza en la piscina?.

Ya sea en la piscina, en un pantano, lagos, ríos, o en el mar; muchas veces resulta imposible valorar la profundidad del suelo o la presencia de otras estructuras existiendo un alto riesgo de poder impactar contra el mismo o contra una superficie dura, hecho que podría provocar lesiones neurológicas irreversibles como paraplejía y tetraplejía.

image
La aplicación de crema solar es vital en la playa

¿Cada cuánto me debo poner la crema solar en la playa?.

Bien es conocido que la exposición solar prolongada produce daños en la piel: quemaduras solares, manchas, ¨pecas¨ o algo mas grave como el temido melanoma (cáncer de piel). Para protegernos de las radiaciones ultravioletas del Sol la solución más eficaz es utilizar cremas de protección solar de amplio espectro (como mínimo de factor 30 en adelante, en los niños sobre todo en los más pequeños preferiblemente de factor 50) además de seguir una serie de normas básicas como: aplicar la crema en casa al menos 30 minutos antes de la exposición solar para que vaya haciendo efecto, hacerlo sobre la piel bien seca, no escatimar en el producto cubriendo bien las zonas fotoexpuestas, evitar combinarlas con otros productos como perfumes o colonias y repetir el proceso cada 2 o 3 horas sobre todo en los niños que continuamente se están bañando. Además de utilizar el protector solar aunque este el día nublado, porque la radiación ultravioleta atraviesa las nubes.

image
La hidratación es también muy importante

¿Qué más se debe tener en cuenta para protegerse del sol y del calor?.

Además del protector solar, no debemos olvidar protegernos la cabeza con un sombrero o gorra con visera, utilizar unas gafas adecuadas frente a los rayos ultravioleta, utilizar protector labial preferiblemente con protección ultravioleta, evitar la exposición al sol entre las 11 y las 14 horas, estar en movimiento no quedándose tumbado durante horas, evitar la deshidratación bebiendo agua y líquidos abundantes, eintentar mantenernos en lugares frescos y sombreados.

image
Mucho ojo con el mito del “corte de digestión”

¿Es verdad lo del ¨corte de digestión¨?.

Parece que sea cosa del siglo pasado llegando incluso a mitificarse el hecho de que no te puedes bañar después de comer porque ¨te puede dar un corte de digestión¨, pero puede ser una recomendación médica muy útil para evitar una situación que puede resultar gravísima. Cabe explicar que el famoso ¨corte de digestión¨ cuyo nombre técnico se conoce como hidrocución, es un shock distributivo causado por una alteración termodiferencial (la gran mayoría de la circulación sanguínea se encuentra en el aparato digestivo por el proceso de la digestión) causado por un estado sincopal provocado por el contacto brusco de la piel y de las vías respiratorias superiores con el agua fría causando un reflejo de inhibición de la respiración y de la circulación sanguínea causando una sobrecarga cardíaca que en la mayoría de casos puede desencadenar una parada cardíaca. Para prevenir dicha situación se recomienda: esperar al menos una hora y media o dos horas desde que se come hasta bañarse en la playa o en la piscina, vigilar que no haya un contraste brusco de temperaturas cuando nos metamos en el agua, y por el mismo motivo evitar la ingesta de bebidas muy frías durante el proceso de digestión.

image
Correr descalzo por la orilla de la playa puede traer complicaciones

¿Es bueno correr por la playa descalzo?.

Si salimos a correr por la playa, deberá hacerse por las zonas de arena dura y sin pendiente, ya que el desnivel del terreno puede provocar sobrecarga en determinadas zonas de la espalda, siempre con zapatillas de deporte, y nunca descalzos por el riesgo de poder clavarnos algún objeto punzante o cortante. También es recomendable la importancia del calentamiento previo,  así como del estiramiento después de hacer ejercicio, sobre todo en el caso de aquellas personas no acostumbradas a practicar deporte durante el resto del año que aprovechan los meses de verano o las vacaciones para hacerlo en la playa. Además, se debe tener en cuenta que la práctica deportiva en la arena tiene “un alto riesgo” de sufrir problemas lumbares, esguinces de tobillo, fascitis plantar, periostitis tibial o, incluso, fracturas por sobrecarga en la región del metatarso del pie, si no se toman las precauciones necesarias.

image
picadura de abeja en un dedo.

¿Cómo puedo evitar las picaduras de los insectos en verano?.

Una constante de las épocas estivales son las picaduras de los insectos, debemos tener en cuenta que los mosquitos, avispas y otros insectos proliferan en zonas de agua dulce como en los bordes de las piscinas y en zonas con olores fuertes como los basureros. También se debe tener en cuenta, que estos insectos son atraídos por la ropa de colores vivos y por determinados perfumes, de modo que lo más aconsejable para evitar sus picaduras es alejarnos de los lugares preferidos por dichos insectos, hacer uso de lociones repelentes, poner mosquiteras en las ventanas y tener especial precaución con las personas alérgicas a sus picaduras pues se puede desencadenar una situación muy grave conocida como ¨shock anafiláctico¨ (una reacción desencadenada por la alergia al veneno de los insectos que comienza con una dilatación de los vasos sanguíneos, acumulación de líquido en los tejidos, bajada de la presión arterial, taquicardia con posterior bradicardia llegando incluso a la parada cardíaca o a la asfixia por la dificultad respiratoria acompañante). Para evitar dicha situación, las personas alérgicas a determinados insectos deberían contar con un kit de emergencia compuesto por un autoinyector de adrenalina, una pomada de glucocorticoides para evitar la inflamación local y un antihistamínico.

Esperemos que todos estos consejos os sirvan de ayuda  para que podáis pasar el resto del verano sin complicaciones.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.