El Parkinson se puede combatir con música

Conocimos a la Desbanda, músicos con Parkinson, en una jornada de la CEU-UCH sobre la enfermedad

El Parkinson se puede combatir con música
El Parkinson se puede combatir con música

El Parkinson se puede combatir con música.

Porque el Parkinson no es una enfermedad paralizante, sino la actitud con que te tomas la enfermedad.

Y esto lo demuestran los miembros de la Desbanda, una agrupación de rock compuesta por pacientes con Parkinson.

Estos pacientes hacen frente a su enfermedad gracias a la práctica terapéutica de la música.

La Desbanda, que acaba de sacar su primer disco,  nos enseñan la importancia de aunar valores:

La actitud, la asociación y la música en la mejora del día a día con la enfermedad.

El grupo musical La desbanda durante una reciente actuación en directo.

El pasado 10 de abril la Facultad de Ciencias de la Salud de la CEU-UCH celebró una jornada titulada “Parkinson”.

Una jornada que nutre, una semana más, el ciclo de conferencias de “Los miércoles hablamos de salud”.

Dicha jornada estaba destinada principalmente al alumnado del Grado de Farmacia y Fisioterapia de la CEU-UCH.

En ella se abordó la enfermedad de forma muy positiva: El Parkinson se puede combatir con música.

La doctora Caridad Valero Merino, neuróloga del Hospital Arnau de Vilanova, indicó que el Parkinson es una enfermedad neurodegenerativa.

Cursa con  pérdida de las neuronas dopaminérgicas en la sustancia negra, que proyecta sobre los ganglios basales y causa disfunciones motoras.

En concreto, el problema se da en la conexión entre estos ganglios y el córtex frontal, lo que provoca dificultad para acceder a los programas motores.

La doctora Valero explicó también del tratamiento actual, muy bueno para el control de síntomas motores gracias a la levodopa.

Pero se debe mejorar, considerando otras áreas del cerebro que también se ven afectadas.

Así, pueden darse otros efectos como la depresión, el descontrol emocional…

También se incidió en la necesidad de encontrar mejores métodos de diagnóstico, ya que el diagnóstico sigue siendo clínico.

Por ello se diagnostica la enfermedad apareciendo los síntomas, cuando el 50% de las neuronas dopaminérgicas suelen haberse perdido.

Sin embargo, hay otros síntomas que pueden aparecer muchos años antes, como el estreñimiento, el trastorno de conducta de sueño REM…

Las nuevas investigaciones se centran en descubrir nuevos biomarcadores para la detección precoz y la progresión.

La ponente neuróloga concluyó así su presentación:

“Ahora mismo se recomienda el ejercicio moderado, la terapia dopaminérgica, una buena relación con el neurólogo, sociabilización y no perder la esperanza.”

Y precisamente de esperanza vinieron a hablar los miembros de la banda de rock La Desbanda.

La Desbanda combate el Parkinson gracias a la música. IMAGEN Hello Valencia

Sus componentes tomaron la decisión de aprender a tocar un instrumento de la mano de Oliver San, su primer profesor, y dos años después, presentan su primer disco.

Ellos hablaron de su enfermedad, su diagnóstico, su tratamiento y su día a día con el Parkinson.

Especialmente remarcables de su conferencia fueron:

– La importancia de la socialización y agrupación, de salir de casa y ver que hay más personas con el mismo problema, que te entienden y comparten tus experiencias, tus miedos y esperanzas.

– Las cualidades necesarias en los profesionales sanitarios para tratar con pacientes con Parkinson. Presuponiendo ya la profesionalidad, la formación, la experiencia, la seriedad… es imprescindible la empatía (“saber que un día puedes estar regular, otro mal y otro peor, porque bien nunca estás”) y la imaginación, para hacer terapias adaptadas a la edad y condiciones de cada paciente y que tengan una parte lúdica o, al menos, que requiera una implicación, ya que, si se hace por obligación, los pacientes al final abandonan. También es muy importante el establecer una buena comunicación entre médico y paciente, hablar con lenguaje sencillo y claro y explicar cuáles son las medicaciones, para qué sirven… para que el paciente pueda tener un mayor control sobre su tratamiento.

– La importancia y beneficios de la música, que tiene un triple papel, ya que mejora el estado cognitivo puesto que tienen que aprenderse las letras), el anímico (porque la música anima a cualquiera) y el físico (por la necesidad de sincronización para tocar un instrumento)

Hablaron de su banda, de cómo surgió, cuáles han sido las dificultades y qué les ha aportado.

También nos invitaron a su concierto benéfico el jueves 11 de abril, día Mundial de la Lucha contra el Parkinson, en la sala Amstel Art, en el que presentarían su disco.

Para concluir, como dijo Marcel, uno de los miembros de la banda:

“El Parkinson no es una enfermedad invalidante, la actitud es la que es invalidante. Hay que vivir al máximo de tus posibilidades, explotando tus capacidades hasta el 100%. Poniéndose cada día metas realistas sobre lo que puede o no conseguirse, aceptándolo y aprender a vivir con ello de la mejor forma posible.”

Todo un ejemplo de superación y actitud muy enriquecedor para los alumnos.

Escrito por: María Ascensión Beneyto Berenguer. Estudiante de Grado de Medicina de la Universidad CEU Cardenal Herrera.

Publicado por José Ángel González

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here