Lejos, libre, tú…¡Chile!

Normalmente cuando empiezas una carrera te pueden entrar dudas…En mi caso, vivir una experiencia internacional nunca fue una de ellas. Soy Valle , alumna de cuarto de Comunicación Audiovisual y aunque mi movilidad tardaría en llegar (primero acabé Publicidad y RRPP) llegó el día y volé lejos. Muy lejos.

¿Que por qué Chile? Supongo que porque un Erasmus se que me daba corto, ¿qué es eso de irte al lado de casa teniendo tanto mundo que recorrer?

Enamorada de Sudamérica y sobre todo de la Patagonia, estaba claro dónde iba a acabar. Y la Beca Iberoamérica del Banco Santander lo hizo realidad durante 6 meses. Al principio me daba igual irme a Chile o Argentina, pero buscando información y preguntando a otros alumnos que ya habían realizado la misma movilidad, Chile era la favorita. Por más de una razón.

La primera, la estabilidad del país, en comparación con el resto.Aunque todo depende de dónde vivas, yo que vivía en pleno centro de la capital a dos manzanas de la Moneda (la casa presidencial) la ignorancia que puedas tener de lo que ocurra en el país es mucho menor si por ejemplo vives en Providencia o Las Condes, pues en el centro de Santiago era dónde siempre acababan todas las manifestaciones y revueltas.

En segundo lugar, porque Santiago es sin duda alguna la capital latinoamericana más “europea». Un problema que tiene Chile es que es un país muy centralizado en su capital, de ahí a que Santiago sea enorme y con bastantes contrastes desde su centro caótico a el rascacielos más alto de toda Sudamérica, el Costanera, convertido en todo un símbolo   de la ciudad.

También me animó el hecho de poder estudiar en la Universidad del Desarrollo, una de las más importantes de Chile al pie de los Andes. Para mí, lo mejor de la U, como la llaman ahí, eran las vistas a la cordillera.

«Vete, huye si hace falta, pero vete…Vuela lejos y sé libre.»

El campus ofrece zonas diseñadas para los estudiantes y su descanso al igual que zonas verdes y variados restaurantes. Para el alumno internacional ofrecen viajes y actividades diseñadas para conocer el país y la cultura chilena. En referencia a los estudios de CAV en esta universidad te ofrecen Cine; dato que hay que tener en cuenta pues todo su plan de estudio está enfocado al Séptimo Arte.

Pero si lo que te preocupa es el material disponible, salas o platós es muy parecido a lo que te puede ofrecer el CEU de Valencia.

Templo Bahai de Chile

La cuarta razón fue el idioma, la lengua española, aunque en caso de Chile se necesitaría un diccionario chileno-castellano. Pero tranquilos, que si acabáis en Chile al final “cacharéis” todo. En quinto lugar, el 18 de septiembre, la Fiesta Nacional. Las Fiestas Patrias simplemente hay que vivirlas y si es cual chileno, entre empanadas y terremoto en mano, mucho mejor.

Otra razón fue y es la cantidad de  lugares que puedes visitar. En este punto Chile es un país de contrastes alucinantes, desde el desierto más árido del mundo en San Pedro de Atacama hasta el fin del continente americano siguiendo los Andes y la increíble Patagonia. También, sin olvidar la oportunidad que te da de conocer los piases vecinos, en mi caso Bolivia y Argentina.

Dakar Bolivia Salar de Uyunipeq

Y por último, y quizás lo más importante, por los atardeceres. Si eres un enamorado de los atardeceres como yo, Santiago es tu ciudad.

En conclusión, si me dicen qué me ha aportado Chile y esta movilidad diría que libertad y conocimiento, en todos los sentidos. Y la increíble oportunidad de poder vivir en otra cultura con personas de diferentes países que más que amigos se han convertido en familia.

Así que, si estás leyendo esto, buscas una movilidad, Europa se te queda pequeña y aún tienes alguna duda, lo único que te diría es: «VETE, huye si hace falta, pero vete. Vuela lejos y se libre que Latinoamérica te espera».

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.