Aceites esenciales + Odontología!!!

 ¿Qué son los aceites esenciales?

Un aceite esencial o aceite etéreo se componen de metabolitos secundarios de las plantas lipofílicas, muy volátiles y de bajo peso molecular. Se obtiene a partir de material vegetal por método de destilación con agua, con vapor o por medios físicos. Estos productos químicos aromáticos   de alta intensidad son insolubles en agua.

Estructura química de dos compuestos principales del aceite esencial de orégano.

 

La mayoría de aceites esenciales están formados por unos compuestos conocidos como terpenoides volátiles y unidades de isopreno unidas en estructuras de 10 y 15 carbonos. Además, se ha demostrado que los responsables del aroma son compuestos como aldehídos, cetonas o ésteres.

Los aceites esenciales están presentes casi exclusivamente en plantas superiores. Se pueden acumular en cualquier tipo de órgano vegetal, pero principalmente se encuentran en flores y hojas.

Existe una extensa variedad de plantas que han sido utilizadas con fines medicinales, farmacológicos y también  en Odontología, gracias a las propiedades antimicrobianas, antifúngicas, antiinflamatorias y analgésicas.  Estos compuestos naturales tienen la capacidad de  inhibir microorganismos que habitan en la cavidad oral.  Podemos destacar los patógenos como Porphyromonas gingivalis, Candida albicans, Corynebacterium spp.,  Streptococcus mutans, Streptococcus sanguinis y Staphylococcus aureus.

Gracias a estas propiedades los aceites esenciales o las pastas dentales a base de hierbas están un auge en el campo de la Odontología.

Candida albicans, Streptococcus mutans, Staphylococcus aureus, Tinción de Gram. 100X. Fotografías obtenidas en el laboratorio de Microbiología de la universidad UCH-CEU.

En este post, nos centraremos en describir como podemos determinar la actividad antimicrobiana de algunos aceites esenciales frente a bacterias patógenas de la cavidad oral.

¿Cómo podemos determinar la actividad antibacteriana de un aceite esencial?

Para determinar o demostrar la actividad antibacteriana de los aceites esenciales, se puede emplear el método de difusión en disco o el método de microdilución para calcular  la concentración mínima inhibitoria (CMI).

«CMI: mínima concentración de antimicrobiano capaz de inhibir el crecimiento bacteriano».

En el método de difusión en disco se utilizan unos discos de papel de filtro de 6 mm. Estos discos son impregnados con el aceite que queremos estudiar.

Por otra parte, se prepara un suspensión bacteriana 0.5 McFarland (1.5 x 108 UFC/ml) de la bacteria a estudiar. Para un correcto crecimiento en placa debemos tener en cuenta el metabolismo de la bacteria (aerobio, anaerobio o microaerófilo).

O2, sin O2, CO2

Realizamos una siembra masiva en el medio de cultivo que mejor crezca la bacteria (Agar sangre, Mitis salivarius agar o Müeller-Hinton).Por último, colocamos los discos de papel de filtro  impregnados con aceites esenciales sobre la placa de agar y lo dejamos incubar a 37 ° C durante 24/48 h. Si queremos determinar el efecto de estos compuestos frente a S.mutans, debemos incubar las placas 24 horas en anaerobiosis y 24 horas más en aerobiosis.

La actividad antibacteriana se determina midiendo el diámetro del halo de inhibición  de las bacterias probadas que nos indicara si son sensibles, resistentes o intermedios.

Los aceites que produzcan mayor halo, serán los más efectivos para inhibir el crecimiento de esta bacteria.

Como la mayoría de los aceites esenciales que se estudian en el laboratorio son puros (100%), debemos encontrar una fórmula magistral para poder aplicarlos.

 

En el año 2019, se  publicó un estudio en la  revista Pathogens, donde  demostraron el potencial de los aceites esenciales de Canela (Cinnamomum cassia) y de Orégano (Origanum dubium).

Además compararon pastas dentales de Total, Splat Organic, Splat Biocalcium y Jack N’Jill.

Debido al aumento de publicaciones sobre este tema, decidimos preparar nuestra propia pasta de dientes con formulación en aceite esencial y analizar su actividad en el laboratorio de Microbiología.

«Pasta de dientes + aceite esencial»

Para hacer vuestra propia pasta de dientes en casa a base de aceites esenciales se necesita:  vaso de vidrio, bicarbonato de sodio, aceite de coco y diferentes aceites esenciales puros. Mezclamos todos los ingredientes y esta listo para utilizar. Hay que guardarlo tapado y fuera del alcance del sol.

Este trabajo forma parte de los seminarios  de la asignatura de Microbiología y Virología de segundo curso de Odontología. Ha sido realizado por la alumna Rajkumari Lumpe Benito.

¡Gran trabajo!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here