¡Celebremos el Día Internacional de la Danza!

318
Una bailarina de danza en los tinglados del puerto de Valencia
Una bailarina de danza en los tinglados del puerto de Valencia

El 29 de abril se celebra el Día Internacional de la Danza, y desde nuestro blog de fisioterapia no queremos dejar de hacer un pequeño guiño a este arte tan antiguo como el ser humano.
Quien haya dedicado parte de su tiempo a la danza sabe de la necesidad de la fisioterapia para la vida de cualquier bailarín. Sin embargo, no son tan conocidos los beneficios que la danza puede aportar al mundo de la fisioterapia. En Alemania, a principios del siglo XX, nació el concepto de danzaterapia enfocado principalmente a la psicoterapia, y María Fux, en Argentina, creó su propia danzaterapia enfocada a personas con necesidades especiales, tales como sordera, síndrome de Down, espasticidad, autismo… Estas técnicas de danzaterapia fueron desarrolladas gracias a la filosofía de bailarines pioneros de la danza moderna como son Rudolf Laban o Isadora Duncan.
Sin embargo, existen otras danzas ancestrales que, aunque no son etiquetadas como danzaterapia, podrían convertirse en una buena herramienta para la fisioterapia. Entre ellas cabría destacar la danza oriental, a la que se atribuyen grandes beneficios para el mantenimiento y recuperación de la salud del suelo pélvico.
En la actualidad, la pelvis de la mujer está sufriendo grandes cambios en su morfología que entorpecen la naturalidad de la misma. Se ha observado que la pelvis de la mujer ha reducido su tamaño, asemejándose, cada vez más, a la pelvis masculina.
La danza del vientre es, antropológicamente hablando, la danza de la feminidad y de la fecundidad y basa su técnica en el movimiento y control de la pelvis, donde el suelo pélvico juega un papel importante. Todavía queda mucho por investigar, pero ya hay estudios que indican que su práctica regular puede aumentar la fuerza de la musculatura del suelo pélvico y mejorar la continencia. En algunas formaciones de fisioterapia específicas de suelo pélvico, ya se imparten movimientos básicos de esta danza milenaria que puede ayudar tanto en el proceso del parto para disminuir el dolor y ayudar al descenso del bebé, como a la recuperación del suelo pélvico en el postparto y a su mantenimiento durante la menopausia.
Como amante de la danza me satisface esta fusión de conocimientos entre ambas disciplinas (danza y fisioterapia), ya que quienes practicamos o hemos practicado este arte sabemos lo beneficioso que resulta para el cuerpo y el alma.

La autora de este post, practicando la danza
La autora de este post, practicando la danza

Os facilitamos dos links donde se pueden consultar tanto el mensaje del Consejo internacional de la danza, como el manifiesto que se encarga cada año a una importante figura del mundo de la danza desde el Comité internacional del instituto internacional del teatro.

http://consejointernacionaldeladanza.org/web/index.php?option=com_content&view=frontpage&Itemid=1

http://www.danza.es/actualidad/dia-internacional-de-la-danza-2017.-mensaje-de-trisha-brown

A nivel terapéutico e investigador sería muy enriquecedor realizar trabajos conjuntos con profesionales de ambas disciplinas, uno aportando la visión científica y biomecánica, y el otro la sensibilidad y el arte, lo que a nivel terapéutico puede resultar muy interesante, ya que permitiría abordar la patología física y acompasarla con el malestar psíquico.
Desde el blog de fisioterapia, queremos dar las gracias a la danza en este día tan especial para ella, y hacer un pequeño llamamiento para una colaboración conjunta de la fisioterapeutas y bailarines.
Os dejo el título de un par de películas interesantes a este respecto:

Pina: Es un documental sobre Pina Bausch, una coreógrafa alemana que ha marcado un hito en el mundo de la danza contemporánea.

Noches de sol: una preciosa película y una menos hermosa banda sonora, con Mikhail Baryshnikov como protagonista, considerado por muchos como uno de los mejores bailarines de la historia, trata el tema del comunismo y de la problemática de la Unión Soviética.

Y, por último, os recomiendo unos links de algunos abstracts en los que estudian los efectos de la práctica de diferentes modalidades danzísticas como terapia:

http://en.cnki.com.cn/Article_en/CJFDTOTAL-YYXK201123147.htm

http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0167494307002221

https://www.jstage.jst.go.jp/article/jpts/29/3/29_jpts-2016-859/_article/-char/ja/

http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0003999312007952

https://www.lebedmethod.com/media/files/Medical_studies.Pdf

Escrito por: ISABEL MARTINEZ HURTADO, Profesora Asociada de Fisioterapia

1 Comentario

  1. Isabel, me encanta el artículo!!! cuando empecé mi formación en Barcelona de suelo pélvico ya introducíamos la danza del vientre como preparación a tratamientos mas específicos de la pelvis.

Dejar respuesta