Adaptación y Fisioterapia

Deporte para niños con Trastorno del Espectro Autista (TEA)

Adaptación y Fisioterapia. Beatriz Atienza con su maravilloso primo Martín
Adaptación y Fisioterapia. Beatriz Atienza con su maravilloso primo Martín

Adaptación y Fisioterapia. Es una gran combinación.

Así nos lo cuenta Beatriz Atienza, una de nuestras alumnas del Grado de Fisioterapia de la CEU-UCH.

Beatriz, que ya nos ha redactado algún post en el Blog de Fisioterapia, comparte con nosotros su emotiva experiencia:

«El Trastorno del Espectro Autista (TEA) es un trastorno neurobiológico manifestado en los primeros años de vida.

Sin embargo, forma parte de esa persona durante toda su vida.

Es muy importante un diagnóstico precoz y buena estimulación temprana.

Así pueden desarrollarse correctamente y llegar a ser personas independientes y autosuficientes.

Está demostrado que el deporte adaptado es un fuerte apoyo para niños y adultos con TEA.

Asimismo para sus familias, aportándoles un lugar de ocio para realizar actividad física.

Para las familias es muy importante saber que sus hijos están practicando una actividad saludable y favorable en un entorno sin barreras.

En 2017 empecé como voluntaria en la Fundación F.E.S.A.

FESA es la Federación de Deportes Adaptados de la Comunidad Valenciana.

Allí me recibieron con mucho cariño, y conocí a personas encantadoras:

A madres, padres, monitores y, sobre todo, adolescentes con TEA en esencia.

En esta escuela descubrí la fisioterapia desde una perspectiva diferente, mucho más cercana y acogedora.

Comprendí la importancia diaria que tenía mi trabajo como monitora adaptada y la confianza que depositaron en mí tantas personas.

Fue tan grande y tan rápido que me enamoré un poquito cada día de todos y cada uno de ellos.

Un año después decidieron contratarme para lo que era y es ya mi “hobbie”.

Desde entonces decidí estudiar fisioterapia, y la veo cada día como posibilidades infinitas que cambian pequeñas cosas cotidianas y las transforma en grandes batallas.

Beatriz Atienza con varios chicos con TEA durante su voluntariado

Estas personas luchadoras tienen un potencial incalculable, consiguen sorprenderte todos los días, y su combustible sólo es uno: la ilusión.

Además, mis dos primos, Martín y Sergio, tienen TEA, y he tenido la suerte de poder observar todos sus pequeños logros.

Ellos son los que hacen que sepa qué es lo que de verdad importa.

Desde el verano he estado trabajando con Martín, que tiene ahora 5 años.

A través del ejercicio, juegos, y muchas risas, conseguí que dijera sus primeras palabras:

“Parque” es su palabra preferida… no es nada tonto.

Martín y Beatriz en el parque, la primera gran palabra de este maravilloso niño.

Además, ha aprendido a saltar, a no salir corriendo, beber en botella, y más cosas pequeñas que no apreciamos como debemos.

Martín es una luz que brilla como una estrella: pequeña porque está lejos dependiendo de cómo quieras verla.

Así entiendo yo el TEA, como un sin fin posibilidades, si quieres mirarlas bien…

Escrito por: Beatriz Atienza

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here