Anabel, creatividad y orden en diseño

Podríamos decir que Perú es un país que está de moda: su cultura, su gastronomía y sus tradiciones son cada vez más conocidas a este lado del charco. Por no hablar de su inmenso atractivo turístico, que hace que cada vez más gente se lance a conocer ese país americano. Pero, ¿y su diseño? ¿Está esta industria también en boga? Cierto es que, cada vez con más frecuencia, un mayor número de estudiantes de ese país viene a Europa a cursar sus estudios en esta disciplina.

Algo se mueve en el diseño peruano. Por eso, hemos abordado a nuestra estudiante Anabel, que en la actualidad cursa segundo curso de Diseño industrial: ¿cuáles son sus motivaciones?, ¿qué destacaría de su aprendizaje en la CEU UCH?, ¿qué planes tiene para su futuro profesional? Anabel nos da las claves de sus estudios y de un futuro, el del diseño en Perú, muy prometedor.

Estudiante de Diseño en la ESET
Anabel, presentando sus proyectos en la pasada edición del CreaFest Winter

Cuéntanos Anabel, ¿qué hizo que un día te lanzaras a estudiar una carrera como Diseño Industrial?

Ya en Perú asistía a una escuela en la que se nos formaba en manualidades, y es un terreno que siempre me ha atraído mucho. Además, todo lo que pude aprender allí lo he traído conmigo y me resulta de gran utilidad hoy en día, sobre todo al realizar los proyectos.

Entendemos entonces que eres una persona muy cercana a las artes, ¿o quizás te consideras una persona más metódica? ¿Crees que en la profesión de diseñador es importante aunar ambas características?

Ciertamente soy muy ordenada, pero también creativa. Me gusta mucho el orden, planeo todo al detalle y trabajo paso a paso para crear una maqueta. Esto es bueno porque te da tiempo para entregar y cumplir con todos los proyectos. Sin embargo, también debería ir surgiendo la creatividad en el proceso.

“Perú es muy rico en cultura, tradiciones y costumbres. He podido estudiar y aplicar algunas de sus formas a mis proyectos”

Creo que hay que ser tanto creativo como también metódico. Es decir, hay que combinar las dos cosas para ser un buen diseñador. De hecho, siempre trato de combinar ambas características y, quizás por eso, a veces tardo mucho en realizar un proyecto.

¿Qué productos o diseñadores de referencia te vienen a la mente en este momento?

Desde que empecé la carrera, sobre todo me he sentido atraída más por los diseñadores nórdicos e italianos.

¿Y existe algún producto o diseño que te gustaría que llevara tu firma?

Sí, hace poco estaba estudiando sobre un diseñador argentino que colaboró con dos españoles, por lo que el diseño se considera español. Se trata de la silla mariposa (butterfly chair o BFC). Hoy en día se considera un clásico del diseño a pesar de que es una obra de 1938. Sin embargo, al verla puede parecer que es un diseño contemporáneo.

Me encanta porque, por un lado, el diseño es muy bonito y, por otro, es una pieza que perdura hasta hoy sin perder actualidad.

La ESET acaba de cumplir 30 años y fue la primera Escuela de Diseño que se creó en España. Son ya muchos años dedicado al fomento del diseño, ¿crees que sigue siendo una profesión con futuro?

Yo pienso que sí, sobre todo en Perú. En mi país no he visto muchas carreras de nivel similar y se trata de unos estudios que no se pueden encontrar fácilmente en las universidades.

Proyecto de diseño
Uno de los primeros proyectos que desarrolló en la ESET

Desde que comencé a estudiar aquí me he dado cuenta de que en Europa el diseño es algo muy apreciado. Por eso no sé si sería fácil abrir alguna puerta nueva en Europa. En realidad, a mí me gustaría aprender todo sobre el diseño aquí para luego ir a Perú y compartir lo que he aprendido con toda la sociedad.

¿Cuáles crees que son los mayores retos a los que se tiene que enfrentar un diseñador industrial en la actualidad?

Lo más complicado es, sobre todo, conseguir que un diseño tuyo sea o se considere un clásico dentro de unos años. Es decir, que tu pieza aglutine los principios necesarios para que se considere un buen diseño. Pero también creo que es muy importante todo el trabajo que hay por detrás; a veces un diseño tuyo puede ser considerado un clásico y parecer aparentemente sencillo. Yo creo en el trabajo duro y el esfuerzo diario.

“Valencia es poco conocida, por lo menos en mi país, pero me ha sorprendido mucho por su diseño y arquitectura”

¿Hay algún proyecto de los que has desarrollado hasta ahora en tu carrera del que te sientas espacialmente orgullosa? 

Fue un proyecto de la asignatura Cultura y Práctica del Proyecto. Consistió en realizar una cafetera para la marca Nespresso, ¡pero en colaboración con una marca de zapatillas!

Yo elegí la marca ARO, que es una empresa española de zapatillas basada en Barcelona. Al realizar el estudio del mercado, combiné ambas esencias en una cafetera. Recibí buenas críticas de los profesores y yo también estoy muy contenta con el resultado.

¡Dinos algo que te haya sorprendido hasta ahora de tu carrera!

A mí me sorprendió mucho que la universidad estuviera tan bien preparada para ayudar a los estudiantes a realizar los proyectos. En la Escuela se encuentra un taller bien equipado con un guía o un profesor que siempre te puede ayudar en cualquier cosa que necesites. Al principio te enseña y luego uno tiene ya que ejecutar todo el proyecto por sí mismo.

Estudiante de diseño
Anabel, dispuesta a revolucionar la industria del diseño en Perú

En realidad, se trata sólo de una de las muchas características buenas que se me ocurren. Los profesores siempre te apoyan. Además, puedes pensar en realizar los proyectos 3D porque también hay impresoras especiales, lo que te ahorra mucho tiempo y creo que es una ventaja importante también.

¿Cómo manejas los plazos de ejecución y las entregas en una carrera tan potente y práctica como la tuya?

Hay mucho trabajo. Empiezas pensando en las ideas, luego has de presentar las pre-maquetas… Por ejemplo, al diseñar una mesa uno tiene que hacer muchos cálculos, presentar la escala correcta y luego empezar a trabajar en ello.

Felizmente hasta hoy he entregado todo a tiempo. Como soy muy ordenada, esto me ayuda mucho. Aunque a veces pienso que es un defecto porque soy muy ordenada en todo, planeo todo demasiado pero a la hora de estudiar resulta muy útil.

Valencia se postula como capital mundial del diseño en 2022, ¡danos tres razones por las que nuestra ciudad debería ser elegida!

Yo diría que Valencia es poco conocida, por lo menos en mi país, pero me ha sorprendido mucho porque es una ciudad en sí pequeña pero muy tranquila y acogedora, tiene encantos propios como el mar, por ejemplo. También me encanta por su diseño y arquitectura. Por ejemplo, Mercado Central tiene unos detalles muy preciosos, es una arquitectura muy bonita. La Estación del Norte también es impresionante, de hecho no parece ser una estación pero si entras es súper bonita.

Creo que más gente debería conocer Valencia y descubrir todas las cosas hermosas que tiene que ofrecer.

Formas y materiales en diseño
Formas y materiales en diseño

¿Hay algún aspecto o material tradicional de tu país que hayas podido o desees incorporar a tus proyectos de clase?

Materiales no, pero sí diseño, sobre todo las formas. Por ejemplo, el año pasado hubo una asignatura que incluyó en el proyecto final un concurso para diseñar un logotipo. Entonces estudié mucho las esculturas que hay en Perú. En Perú tenemos más de 24 culturas preincaicas. Estudié mucho las formas y las apliqué en el logotipo.

Perú es tan rico en cultura, tradiciones y costumbres. Tiene mucho para investigar y  después aplicar al diseño. Como ya he dicho, en el futuro quiero regresar a mi país y aplicar todo lo que he aprendido aquí, ¡pero también tengo ganas de incorporar ciertos rasgos de mi cultura a mis creaciones!


Gracias por compartir tu experiencia con nosotros, Anabel. Esperamos que sigas construyendo tu experiencia CEU con esfuerzo, ilusión y, sobre todo, éxito. El mundo es tuyo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.