«Hablamos el idioma que el cliente quiere escuchar del diseñador»

Alguna vez te hemos escuchado decir que el Máster en Diseño de Interiores es un terremoto.

– Y lo es.

– ¿Por qué?

– Porque para los estudiantes lo cambia todo.

Nacho Juan es profesor y subdirector de la Escuela Superior de Enseñanzas Técnicas (ESET) de la CEU UCH, y coordinador de este Máster, el único de esta especialidad que está reconocido como oficial en toda España. Un hecho diferencial a nivel de competencia y de prestigio nacional e internacional. De hecho, después de más de 10 ediciones, el 40% del alumnado proviene de otros países.

El profesor Ignacio Juan, de la ESET
El profesor Ignacio Juan es el coordinador del Máster Oficial en Diseño de Interiores

¿Cómo explicarías ese cambio que experimenta cualquier estudiante que decide cursar el Máster?

Es un año muy intenso. Entran con un perfil determinado y una idea de la profesión, y salen con un perfil mucho más completo, con nuevas ideas y con una visión mucho más real de su papel en el mercado. La perspectiva inicial de cada uno cambia y el bagaje se enriquece. El estudiante sale como una nueva persona: con entereza para enfrentarse a una entrevista o recibir a un cliente, pactar plazos, fijar costes estimados, que es lo que realmente quiere escuchar el cliente.

Hay una clara vinculación profesional, por tanto.

El profesorado es especializado. Son profesionales en activo, de prestigio, lo que permite que los alumnos estén en contacto directo con la profesión desde el aula. A diferencia de otros grados o másters, nuestros profesores son gente en activo, tienen obra en marcha y gozan de reconocimiento internacional y nacional.

«El estudiante sale con una visión clara de todos y cada uno de sus posibles horizontes profesionales.»

Además de ese hilo directo con la profesión a través de los profesores, ¿cómo se plasma esa apuesta por la vertiente profesional?

Tenemos un objetivo muy claro que recorre todo el posgrado: preparamos buenos estudiantes pero, sobre todo, formamos a futuros profesionales. Para hacerlo realidad, contamos con un amplio abanico de asignaturas proyectales en las que el alumno se enfrenta a muchos posibles encargos. Encargo reales como un stand, un restaurante, un escaparate, una escenografía, un hotel o una vivienda. Esta visión amplia de todos los posibles horizontes profesionales, le va a formar para afrontar con garantías cualquier oportunidad que tenga en el futuro, ya sea trabajando en un estudio o directamente con un cliente.

Junto a los proyectos, este Máster presta especial atención a la formación del estudiante en las herramientas digitales.

Dedicamos muchas horas a formarlos en competencias de comunicación que son esenciales para su desempeño como profesionales. Hablamos de modelado, visualización 3D, maquetas, cómo generar un portfolio. Es imprescindible que dominen este campo, hacerlo les abre las puertas de los estudios.

Has hecho referencia a los proyectos, a las herramientas… ¿qué papel juega el bagaje cultural que se adquiere aquí?

Es la base de todo. Con nosotros el estudiante se forma también conocimientos de fondo, enriquece el bagaje que pueda traer de otras disciplinas, y eso le ayuda a proyectar con coherencia, a intercambiar de manera solvente puntos de vista con otros técnicos o clientes. Ese es el objetivo de nuestro acercamiento a cuestiones como la Historia del Interiorismo o del Mobiliario, y la metodología del proyecto.

Junto la cultura, los proyectos y las herramientas, el cuarto eje del Máster es la técnica, ¿qué valor añadido aporta su presencia en el programa formativo?

Es el gran valor. No se enseña en ningún sitio. Consideramos que era una carencia que debía cubrirse en este Máster. Quizás se considera menos importante a nivel académico, pero es imprescindible en el día a día del diseñador. Si no controlas la técnica va a ser muy complicado que puedas proyectar. Podrás proyectar de manera teórica pero no práctica.

«Profesionales con 10 años de trayectoria VIENEN para mejorar y actualizar SUS conocimientos.»

El cliente que contrata a un diseñador no quiere teorías.

Lo primero que te va a preguntar un cliente es por el coste de la obra, la duración, plazos de entrega…Necesitas conocimientos técnicos solventes para hacer un plan de obra:  conocimientos en instalaciones de climatización, análisis acústicos, técnicas de iluminación, protocolos de seguridad y salud de la obra. Todo ello está presente en una formación que incluye, entre otros, simulacros con ayuntamientos para solicitar un trámite municipal. La profesión va de esto, no sólo de proyectos.

El Profesor Nacho Juan atendiendo a una de sus estudiantes.

¿Cuál es el perfil de estudiante que cursa este Máster?

Ofrecemos un programa dirigido tanto para recién titulados como para profesionales. Es un perfil de admisión muy abierto y pluridisciplinar. Gente de Interiorismo que quiere especializarse, arquitectos que nunca han conocido la escala del detalle, gente que ha estudiado Diseño de Producto pero le interesa una escala más grande, manejar el espacio. También atraemos otros perfiles como arquitectos técnicos, algún alumno de Bellas Artes que tiene interés pero le falta la parte más técnica o proyectual.

Y también profesionales que ya llevan tiempo ejerciendo la profesión…

Esa parte técnica que te comentaba es nuestro gran valor diferencial. Vienen profesionales que  no han recibido esa parte más técnica, diseñadores que han entendido que después de 5/10 años de trayectoria tienen una oportunidad de mejorar y actualizar conocimientos en este Máster. Actualmente ese sector del alumnado que ya lleva un tiempo trabajando representa el 20% del total de nuestros estudiantes.

¿Qué importancia tienen las prácticas en la programación del máster?

Son un complemento fundamental: 180 horas de prácticas obligatorias en estudios profesionales en activo. Es una manera perfecta de entrar en el mundo profesional. La realidad de estos años es que muchos de ellos acaban trabajando en los mismos estudios donde inician sus prácticas. Que los estudios los quieran retener es un aval a nuestra formación. Al mismo tiempo, además de estas prácticas obligatorias, los estudiantes pueden hace 800 horas más voluntarias, bien en el mismo estudio o bien en otro que escojan, si les apetece cambiar de dimensiones o de concepto.

Vuestra relación con los estudios en activo va mucho más allá…

Así es, a lo largo del año vamos a varios estudios que nos abren sus puertas para explicarnos in situ su día a día. Allí nos muestran su estructura, sus dinámicas para recibir a los clientes, por ejemplo, saber cuánto tiempo dedican a cada fase, los ritmos de trabajo, cuánta gente se vincula a cada proyecto. Entre los estudios que vamos a visitar este año están el de OAB-Carlos Ferrater, el de la interiorista Isabel López Vilalta, Arquitectura G, en Barcelona; y en Madrid, Madridinlove y Selgas Cano.

¿Cuál es el objetivo último de estas visitas?

La idea es aprovechar estas visitas para conocer todo el proceso, desde el encargo del cliente, la presentación del proyecto, hasta la búsqueda de los materiales…Como cierre de cada visita, vemos una obra finalizada por el estudio o alguna que tengan en marcha. Vemos el origen y el resultado y todo lo que ocurre entre una cosa y otra, que al fin y al cabo es lo más enriquecedor.


Dice nuestro profesor que los propios alumnos se reconocen entre ellos como gente con «gran vocación«. Vengan de Santander, Marbella o Burgos. La misma vocación que encontraran entre los profesionales que, en las aulas y en los estudios, les proporcionaran una experiencia formativa única.

Suerte, chic@s y muchas gracias, Nacho!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here