La transparencia en tiempos de COVID-19

En los últimos meses, el debate en torno a la transparencia de las administraciones públicas se ha convertido en el debate sobre la falta de la misma. Todo empezó con el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, en el que se declaraba el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 y que suspendía los plazos administrativos, entre ellos, la solicitud de acceso a la información pública. Ello supuso que el derecho de acceso o la publicidad pasiva quedara en suspenso, pero en ningún caso se limitó la publicidad activa o la voluntad de las propias administraciones a informar y comunicar aquellos aspectos de interés a sus ciudadanos en tiempos de pandemia global. 

 

Esta cuestión ha sido el tema central en algunos cursos o congresos que se han celebrado de forma online en las últimas semanas y que resumimos a continuación. 

 

El primero de ellos fue el webinar “Retos de la Transparencia en las corporaciones del siglo XXI”, organizado por la Fundación Ortega-Marañón dentro del ciclo de conferencias «La hora de la Ortega». El curso estuvo dirigido por Silvina Bacigalupo, Catedrática de Derecho Penal de la Universidad Autónoma de Madrid y Presidenta de Transparencia Internacional España. Bacigalupo apuntó que la transparencia, en la medida en la que es “un principio de gobernanza basado en la rendición de cuentas y en el derecho de acceso”, se había vuelto crucial en el momento actual siendo base de la confianza que la ciudadanía deposita en los gestores públicos. También destacó la importancia que organismos como Transparencia Internacional tienen tanto en el análisis de la información que están proporcionando los gobiernos, así como en apuntar medidas en la prevención de la corrupción. 

 

En este sentido, TI España ha elaborado el documento Transparencia y publicidad activa recomendaciones COVID19 donde se desarrollan una serie de recomendaciones para la transparencia y la prevención de la corrupción en los sectores público y privado con el “fin de generar confianza en una información pública y veraz”. El documento, que se organiza en cuatro bloques, empieza con los antecedentes y marco de referencia, donde se hace una breve descripción de la situación excepcional y la importancia de la transparencia y la comunicación pública basadas en la veracidad para generar confianza y combatir la desinformación y los bulos. A continuación, se establecen los potenciales riesgos de corrupción como por ejemplo la flexibilización de las normas de control en la contratación pública y los riesgos que ello supone. En tercer lugar, se establecen una serie de recomendaciones tanto para las administraciones públicas, las empresas privadas, las organizaciones de la sociedad civil y el periodismo de investigación. Por último, el documento recoge la legislación y enlaces de interés sobre esta cuestión. 

Otra cita de referencia ha sido el VII Congreso del Avance del Gobierno Abierto y el V Congreso de Buen Gobierno y Transparencia de la Comunitat Valenciana, celebrados ambos de manera conjunta y organizados por la Facultad de Derecho de la Universitat de Valencia y la Cátedra de Gobierno Abierto, Participación y Open Data. La sesión inicial, en formato webinar, trató sobre la transparencia y el acceso a la información en tiempos de coronavirus. La primera de las mesas abordó la cuestión del derecho a saber desde diferentes puntos de vista especialmente desde la óptica de las asociaciones en defensa de este derecho como Access Info Europe, la Coalición ProAcceso o Civio, quienes han trabajado estos meses para defender el derecho a saber de la ciudadanía. Entre los problemas expuestos en este sentido, los expertos representantes de dichas asociaciones apuntaron la falta de información que han ofrecido los gobiernos o la falta de colaboración y cooperación con la sociedad civil que han ocasionado desinformación y desconfianza en la ciudadanía.  

Por último, cabe señalar que todos estos aspectos que se han comentado en distintos foros sobre la falta de transparencia en tiempos de Covid-19, han tenido especial repercusión en un sector esencial como es el periodismo. Esta cuestión se trató en el webinar “Importancia de la transparencia y datos abiertos en la crisis de la Covid-19” organizado por la Cátedra de Transparencia y Gestión de datos de la Politécnica de Valencia. Contó con la participación de Antonio Delgado, Co-fundador de Datadista, un medio de comunicación especializado en periodismo de investigación y datos. Delgado compartió el trabajo realizado por Datadista en los últimos meses, centrado en un periodismo de servicio público que ha ofrecido a la ciudadanía información de utilidad, entendible y presentada de una manera visual para facilitar su comprensión. Algunos ejemplos son las fichas resumen de las medidas adoptadas en los distintos BOE, gráficos de evolución de la situación de la pandemia, vídeos explicativos de la legislación o mapas de servicios disponibles, entre otros. Todo esto esta labor realizada bajo la suspensión de los plazos en las solicitudes de información, las dificultades en el propio trabajo de los gabinetes de comunicación públicos y la baja calidad de los datos ofrecidos por lo que respecta a la apertura y formatos, demuestran que sigue faltando esa “cultura” de la transparencia en la mayoría de las instituciones públicas. Un hecho que, en la situación excepcional que hemos y estamos viviendo, adquiere especial relevancia al suponer una limitación a un derecho fundamental como es el derecho de acceso a la información pública. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.