Cinco clásicos del cine imprescindibles para estudiantes de Comunicación Audiovisual

Seguro que estás al tanto de la cartelera cinematográfica y no hay estreno que se te escape, ni nueva adquisición de las plataformas en streaming por ver. Y haces bien. Si quieres dedicarte al mundo de la comunicación audiovisual, debes educar tu ojo. La única forma es ver mucho cine, descubrir qué se ha hecho y analizarlo hasta el más mínimo detalle.

Pero una pequeña apreciación. Aunque no lo parezca, no tenemos tiempo infinito. Cada día está lleno de tareas, obligaciones, necesidades y trabajo que cumplir, por lo que los minutos que a lo largo de la semana puedes dedicar a lo audiovisual tampoco son tantos. Ya que tenemos pocos, os animamos a elegir de forma cuidadosa qué contenido ver y así que esos instantes valgan mucho la pena.

En resumen; todos dedicamos tiempo a ver lo último de Netflix, pero te convertirás en un mejor profesional si además has empleado parte de tu ocio a ver grandes clásicos del cine, a devorar documentales históricos o a ver series que han marcado un antes y un después en la televisión, puedes estar seguro. Aunque en la Universidad tus profesores seguro que están haciendo hincapié en ello, puedes aprovechar el tiempo libre para revisar qué imprescindibles todavía no has visto y así, seguir enriqueciendo tu visión.

Comenzamos con cinco absolutos clásicos de los que puedes extraer numerosas enseñanzas. Aunque es fácil dejarse llevar por la historia, reírse, sufrir y emocionarse, es interesante verlas con un punto analítico. Dedicad tiempo a analizar la fotografía, a pensar por qué eligió un plano u otro, cómo ha resuelto cada director el montaje, cómo está tratada la luz y la música, qué tipo de personajes aparecen y cómo están construidos…

Estas cinco opciones son cinco ‘cines’ distintos, de épocas diferentes, autores y guionistas que no tienen mucho que ver y a la vez, que han conseguido colocar sus trabajos en la historia de lo audiovisual. Revisitarlos, paladearlos y aprender de ellos es tan placentero como necesario para que se desarrolle nuestro ojo más creativo. Esperamos que os gusten.

‘EL VERDUGO’ DE LUIS GARCÍA BERLANGA

Si estudias Comunicación Audiovisual en la CEU UCH, sabes que hay una devoción evidente por Berlanga entre nuestro profesorado. Y no es para menos. Esta obra maestra es más que un imprescindible para todo cinéfilo que se precie, ya que su dirección es fabulosa, su humor negro es apabullante, José Isbert está inmenso y cada minuto la consagra como la mejor comedia española jamás grabada.

‘CLÉO DE 5 A 7’ DE AGNES VARDA

Hace un año que Varda nos dejó huérfanos, pero esta película nos hará recordarla y sobre todo, ver el mejor exponente de la Nouvelle Vague francesa. Os animamos a acompañar a Cléo en su búsqueda del sentido de su vida mientras pasea por Paris y deja que sus encuentros abran su visión del mundo.

‘EL PADRINO I’ DE FRANCIS FORD COPPOLA

Aunque no la hayáis visto, seguro que reconocéis cientos de detalles replicados una y mil veces en otras series y películas sobre la mafia. Esta joya del cine tuvo un rodaje de lo más complejo (os animamos a buscar el documental que relata el proceso de guion, casting y rodaje, es fascinante) pero dio lugar a una cinta rotunda y veraz sobre la lealtad, la familia y la violencia. Coppola se esforzó en huir de clichés y retratar de forma veraz a una familia italoamericana en Nueva York, sin saber que a partir de esta película surgirían cientos de mitos que esculpirían la forma de ver la mafia ya no solo en el cine, sino en la vida real.

‘DOCE HOMBRES SIN PIEDAD’ DE SIDNEY LUMET

Esta despiadada crítica al sistema judicial estadounidense ofrece una visión analítica sobre la forma de discutir, pensar y actuar de los hombres. Observad bien tanto la fotografía como el montaje, ya que Lumet formó parte de la primera generación de directores que iniciaron su carrera en la televisión para luego pasar a la pantalla grande. Y eso se nota. Prestad atención al principio, uno de los mejores arranques narrativos de la historia del cine, si os llama la atención la psicología conductista y disfrutáis con la construcción de personajes, esta cinta os enamorará.

‘PULP FICTION’ DE QUENTIN TARANTINO

Esta película de Tarantino es un auténtico manjar visual. Su estructura narrativa, chocante en 1994 y que aún funciona a día de hoy, nos coge de la mano y nos empapa de sangre la cara en casi cada toma. Creatividad a borbotones, homenajes estéticos evidentes, guiños cinematográficos a las obsesiones del director, una banda sonora deliciosa… Son tantos los elementos que componen esta genial película que lleva siendo un clásico casi desde su estreno. Intentad ver más allá de lo efectista y apreciad el ejercicio de reinvención que tiene, escena a escena.

Pronto os traeremos cinco clásicos más con los que seguir profundizando en la historia del cine.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.