Salud oral en enfermos celíacos

Mañana  sábado 5 de mayo es el día Mundial del Celíaco por ello  escribo esta  noticia  en el blog  haciendo hincapié en la actuación del odontólogo en el  cuidado de la salud oral en los pacientes afectados por esta enfermedad.

La enfermedad celíaca es una enfermedad autoinmune caracterizada por una anormalidad de la mucosa intestinal dependiente del gluten. Entre las afectaciones obviamente intestinales, también observamos manifestaciones orales siendo más desconocidas que las anteriores.

Las afectaciones orales  de la enfermedad celíaca pueden detectarse incluso antes que los padres sepan que su hijo/a sufre dicha enfermedad.

Una detección temprana de la enfermedad ayuda a un desarrollo psicológico y físico normal, disminuyendo también la posibilidad de desarrollar linfomas, neoplasias gastrointestinales y otros trastornos orales como pérdidas de material dentario  o  aparición de aftas bucales.

 Las manifestaciones más recurrentes en la cavidad oral son:

  • estomatitis aftosas recurrentes
  • lesiones hipoplásicas del esmalte

 Los pacientes que presenten ambas lesiones y aun no presentan  alteraciones gastrointestinales, deberían someterse a pruebas diagnosticas para descartar la enfermedad celíaca.

 Las revisiones tempranas con un odontólogo familiarizado con la enfermedad pueden descubrir las lesiones relacionadas con ello. Las lesiones en los dientes tienen un color marrón o amarillento que son simétricas afectando más a los incisivos y los primeros molares. Estos dientes empiezan a formarse y a calcificarse en la misma época. En esta enfermedad la afectación dental aparece en el 71% de los casos y siempre en la dentición permanente. Estos defectos en el esmalte no aumentan el riesgo de caries si la higiene oral es buena.

Las revisiones en la consulta odontológica son muy importantes y sirven para pautar las normas de higiene oral  y enseñar a los padres las diferentes técnicas de cepillado. La prevención forma parte esencial de cualquier enfermedad y la consulta odontológica forma parte esencial en el diagnostico de la enfermedad celíaca pero muchas veces esta olvidada y no se incluye en el diagnostico de esta última.

Una de las manifestaciones orales más frecuentes es la estomatitis aftosa, donde las molestias derivadas por las llagas que aparecen en toda la boca, pueden ser tratadas de forma sintomatológica  mediante gel de clorhexidina , enjuagues bucales y anestésicos tópicos. En el caso de los defectos del esmalte la afectación es tanto estética como de salud oral por ello el tratamiento, según el grado de afectación del esmalte , puede variar desde una intervención preventiva como es la profilaxis y las fluorizaciones hasta la realización de cavidades y restauraciones.

Los pacientes con enfermedad celíaca deberían incluirse en un protocolo de control y tratamiento de dichas lesiones para evitar posibles problemas dentales, ya que una vez iniciada la lesión la restauración es más compleja en este tipo de esmalte.

Tenemos que saber que  la boca es un medio para la detección precoz de la enfermedad celíaca, la prevención es clave para establecer unas pautas de higiene oral y control de las lesiones y los os casos más afectados deberían incluirse en un protocolo de control y tratamiento.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here