Manejo y diagnostico del niño/a víctima del maltrato infantil en la clínica dental

Dentro del marco que caracteriza al maltrato y al abuso físico, el odontólogo tiene la posibilidad de ver al niño con más frecuencia que el pediatra, pues, como se conoce, los padres o tutores que maltratan a los niños no suelen llevarlos al mismo médico o al mismo centro de salud más de una vez para no ser descubiertos. Sin embargo no toman esas precauciones con el odontólogo. El 65% de las lesiones están localizadas en la cabeza y el cuello. Cualquier acto por acción u omisión realizado por individuos o por la sociedad en su conjunto, que implican una desprotección hacia un menor en la que se están vulnerando sus derechos básicos, como su libertad o su óptimo desarrollo.

  • En el mundo, 3 de cada 10 niños han sido maltratados y  un tercio de ellos seguirán siendo agredidos sistemáticamente.
  • Cada 4 horas muere un niño por maltrato infantil en el mundo.
  • Hay más niñas maltratadas que niños
  • Los menores de 10 años son más susceptibles a sufrir maltrato por su menor capacidad de defensa.

En más del 50% de los casos de maltrato infantil  presentan lesiones en cabeza, cuello, cara y boca. Sólo el 0.32% de los casos de maltrato y negligencia que acuden a las clínicas odontológicas son denunciados por los odontólogos. El maltrato puede ser pre-natal (gestaciones rechazadas, hábitos tóxicos, enfermedades de transmisión, abortos) y post-natal (maltrato físico, abuso sexual, abuso emocional, maltrato por negligencia). Dentro del maltrato por negligencia esta la negligencia dental, que son padres que no se preocupan por la salud oral de sus hijos. Las situaciones de maltrato responden a una situación de factores multifactoriales que influyen en esta acción factores que incluyen los individuales del adulto que es el maltratador, del niño, de la familia y socioculturales.

Los signos del maltrato en cara y cuello son dientes fracturados, dientes no vitales u oscurecidos, contusiones en labios o laceración del frenillo labial, fracturas del maxilar y/o mandíbula, marcas de estrangulamiento, alopecias traumáticas por tracción, hemorragia o desviación del hueso nasal pero sin olvidar que el diagnostico diferencial es muy importante. Dentro de la negligencia dental se pueden incluir la caries rampante, enfermedades periodontales, lesiones con dolor, infección y pérdida de función, falta de conciencia por parte de los padres sobre el tratamiento de enfermedades orales.

Para diagnosticar e identificar un acto de maltrato infantil en la clínica dental es muy importante la realización de una buena anamnesis, una buena exploración y pruebas complementarias.

El maltrato infantil, en sus distintos tipos de manifestación constituye un importante problema de salud pública. El ámbito sanitario y especialmente la consulta odontopediátrica es un lugar privilegiado para su diagnóstico. La capacidad de los odontólogos aumentará si en su formación  universitaria se le da mayor importancia a éste hecho. La comunidad odontológica debe no sólo detectar el maltrato, sino comunicarlo y denunciarlo a las autoridades  competentes. La sociedad actual debería de fomentar una educación que   desapruebe clara y explícitamente la violencia de cualquier tipo.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here