La adicción una enfermedad del cerebro

Hacia mediados del siglo XX, se pensaba que las personas adictas a las drogas carecían de moral y de fuerza de voluntad. Esta idea modulaba la respuesta de la sociedad ante este problema, se trataba más como un problema de moral que como un problema de salud.

Adicción a drogas de abuso
Adicción a drogas de abuso. Fuente AddictionResearch

Gracias a la investigación en adicción y también gracias al avance del conocimiento sobre el funcionamiento del cerebro, se sabe que la adicción a drogas es una enfermedad compleja caracterizada por compulsión, deseo incontrolable, y búsqueda persistente de la sustancia incluso siendo consciente de las consecuencias negativas que conlleva. De hecho, es considerada una enfermedad crónica con recaídas (NIDA, 1999) ¿Por qué se dice que la adicción es una enfermedad? La respuesta es sencilla, porque el consumo de drogas modifica el cerebro; su estructura y su funcionamiento. Estos cambios pueden durar largo tiempo y llevar a los comportamientos peligrosos que se observan en las personas que abusan de las drogas.

Otra pregunta muy interesante que nos podemos hacer es por qué unas personas desarrollan adicción y otras no. Al igual que con cualquier otra enfermedad, existen numerosos factores que contribuyen a aumentar la vulnerabilidad a la adicción. Entre otros factores podemos encontrar factores ambientales (como la familia y el entorno) y también genéticos. Además, no existe una única causa que determine si una persona se volverá adicta a las drogas. Un factor que se sabe que aumenta el riesgo de desarrollo de la adicción es el consumo a edades tempranas. En la Universidad CEU Cardenal Herrera hay un grupo de investigación que se centra en ese campo de estudio, liderado por el Dr. Samuel Asensio.

Un hecho importante a resaltar, es cómo se produce la primera toma de contacto con las drogas de abuso. Anteriormente hemos comentado, que llega un punto en el que no se puede dejar de consumir aunque se sea conocedor de las consecuencias negativas que ello provoca. Nos podríamos preguntar, por lo tanto, si el inicio del consumo es voluntario o por el contrario no lo es. La respuesta es que la decisión inicial de consumir drogas es voluntaria, por lo tanto se pude concluir que es muy poco probable que se desarrolle adicción a cualquier sustancia de abuso si voluntariamente no se inicia el consumo.

Las consecuencias de la adicción son muy variadas, afectan a la sociedad en general, por ello existen numerosas instituciones y centros de investigaciones dedicadas al estudio de las adicciones a drogas de abuso. Una institución pionera en la investigación en este ámbito y que contribuye a aumentar el conocimiento en este campo es el “National Institute on Drug Abuse” (NIDA) de Estados Unidos. Otra institución que podemos resaltar es el National Hispanic Science Network (NHSN), dedicada a hacer avances significativos en la investigación en el abuso de drogas, pero centrado en la población hispana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.