¿Por qué es tan importante conocer los criterios de terminalidad en las enfermedades no oncológicas?

Los Cuidados Paliativos constituyen una manera eficaz de mejorar la calidad de vida y dignificar el momento de la muerte de aquellas personas que sufren enfermedades incurables.

En su origen, los cuidados paliativos se circunscribían a los pacientes oncológicos y su atención seguía un modelo dicotómico, debiendo renunciar al tratamiento curativo para optar a los cuidados paliativos. En la actualidad, este modelo ha sido ampliado y superado por otro de tipo progresivo, que da cobertura a otras enfermedades y en el que ambos tratamientos pueden recibirse de forma simultánea dando respuesta a las necesidades cambiantes del enfermo y su familia.

Modelos de Cuidados Paliativos (Fuente: elaboración propia)

La realidad en la que vivimos es que los pacientes que sufren enfermedades no oncológicas tienen mayores dificultades en recibir cuidados paliativos al final de la vida porque en su mayoría se trata de procesos larvados que cursan combinando fases de estabilidad clínica con episodios de descompensación que dificultan el diagnóstico de situación clínica de enfermedad terminal. Esta circunstancia conlleva por un lado, que la persona tenga una baja percepción y conciencia de terminalidad, impidiendo que pueda tomar decisiones responsables que promuevan su salud y garanticen su dignidad en el momento de la muerte; por otro lado, los tratamientos paliativos de estas enfermedades se encuentran poco desarrollados. La consecuencia es que podemos encontrar a muchas personas que al final de sus vidas están recibiendo tratamientos agresivos y siendo sometidos a técnicas y procedimientos invasivos que dificultan un final en paz.

Atendiendo a todo lo anterior, se puede afirmar que es necesario un documento que determine los criterios generales y específicos de terminalidad para cada enfermedad, defina pautas de actuación, y establezca los procedimientos que deben limitarse llegados a esta fase para garantizar la calidad y la continuidad asistencial de los pacientes y sus familias. Un documento con estas características ha sido presentado en la VIII Jornada Autonómica de Bioética celebrada en el Hospital Universitario La Fe de Valencia, a la que acudieron las profesoras de la Universidad Cardenal Herrera CEU: Marta LLuesma Vidal y Laura García Garcés.

Las profesoras Marta LLuesma Vidal y Laura García Garcés en la VIII Jornada Autonómica de Bioética.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.