Experiencias en Quirófano

Queremos dar las gracias a Cristina Boronat Jiménez, alumna de doble grado de la titulación de Enfermería y Fisioterapia, por compartir con nosotros su experiencia en quirófano.

Cristina desempeñando las funciones de enfermera de quirófano

Este verano la Clínica de COT, clínica especializada en Cirugía Ortopédica y Traumatológica, me ofreció la oportunidad de realizar prácticas voluntarias en quirófano. Oportunidad que aproveché sin pensar, ya que me atraía mucho la especialidad de quirófano por que ,hasta ese momento, era un mundo diferente al de las prácticas realizadas dentro y fuera de la Universidad.

Estaba muy contenta por que era la ocasión de enriquecer más todavía mi experiencia asistencial como estudiante de enfermería y de poner en práctica la materia que nos impartió Dª Isabel Serra Guillen. Al estar estudiando también fisioterapia, pensé que era una forma estupenda de entender la rehabilitación post quirúrgica de los pacientes de traumatología. Vamos todo ventajas.

En mi primer día de quirófano pensé “espero no ser una , como dicen los americanos, shadow”, una alumna que está en un rincón y que le explican en la distancia. Efectivamente los primeros días así fue, era una sombra, una sombra que existía para el equipo, yo observaba y ellos me explicaban toda la información que recibía, por qué mantener la esterilidad, por qué hoja de bisturí del 24 y no del 15, dónde se conecta el motor, que por qué se utiliza la sierra, por qué tornillo de bloqueo y no tornillo de cortical,  por qué la aguja epidural es del  27….Un montón de información nueva para mí

Cristina instrumentando

De sombra observadora pase a abrir paquetes a la instrumentista, que me explicaba cómo abrirlos para mantener la esterilidad y también cómo organizar el instrumental en la mesa y el por qué y cuándo se utiliza , a veces era muchísimo. Y de abrir paquetes pase ya a lavarme, a estar al lado de la instrumentista. Con ella estaba de sombra observadora dentro del espacio quirúrgico,  hasta que un día me dejaron sola instrumentando una exéresis de ganglión.!Al final del verano ya estaba sola instrumentando clavos gamma!

No sólo aprendí a manejarme en el mundo de la instrumentación quirúrgica, si no  también estuve un tiempo realizando las funciones de enfermera de anestesia. Aprendí mucho sobre monitorización, canalizar venas, preparar material para realizar bloqueos de diferentes regiones anatómicas así como para realizar anestesias epidurales. Siempre el anestesista me explicaba pacientemente el por qué de la medicación que utilizaba y los procedimientos que realizaba.

Cristina Enfermera de Anestesia

Después de la experiencia de este verano sólo puedo decir a mis compañeros de universidad que si tienen oportunidad de realizar prácticas voluntarias, que no lo duden. Es la mejor forma de llevar la mochila con la que salimos de la universidad, no solo llena, si no a “reventar” de conocimientos, experiencias, vivencias, habilidades…

Gracias a la Universidad Cardenal Herrera CEU y a la Clínica de COT por haberme ofrecido esta oportunidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.