Si podemos salvar una vida: atragantamiento

 

La obstrucción de la vía aérea (OVA) es un problema de importancia, más frecuente en niños que en adultos, y que puede ocasionar parada circulatoria. Del 80% de las paradas cardiorrespiratorias (PCR) que se producen en niños, el origen es respiratorio, y en un 20% de origen cardíaco (en adultos se invierten estos números). Los adultos se suelen atragantar con alimentos, sin embargo los niños, a parte de los alimentos (jamón, calamares, espinas de pescado, etc.), las piezas de juguete de pequeño tamaño y los caramelos, son objetos frecuentes que producen obstrucción.

Al menos, nos podemos encontrar tres situaciones en la OVA, que requieren diferentes actuaciones a realizar por el personal “testigo del suceso”, no siendo necesario que sea sanitario, y siempre con la base de actuación de un Soporte Vital Básico (SVB) es decir: valorar, alertar y actuar (en este orden).

 

En la obstrucción parcial de la vía aérea, en paciente consciente pero que respira con dificultad, la actuación es la siguiente:

1/ Valoración. Le diremos a la víctima que abra la boca por si tiene algún objeto que puede ser retirado manualmente. No realizar el llamado “barrido digital” a ciegas, ya que podríamos introducir más el objeto.

2/ Alertaríamos al 112: nos identificamos, edad aproximada del paciente, que le sucede y el lugar exacto donde nos encontramos. También realizaremos las indicaciones que nos den.

3/ Procederemos a tranquilizar a la víctima dentro de nuestras posibilidades, y le indicaremos que tosa con fuerza.

 

En la obstrucción total de la vía aérea, en paciente consciente (podría ser el caso anterior que se obstruye más), la actuación es la siguiente:

1/ Valoración. El paciente no respira, se vuelve cada vez más cianótico (labios azulados), ansioso, coloca sus manos en el cuello y puede permanecer algunos minutos consciente hasta caer al suelo. Tiene pulso pero no respira.

2/ Alertaríamos al 112: nos identificamos, edad aproximada del paciente, que le sucede y el lugar exacto donde nos encontramos. También realizaremos las indicaciones que nos den.

3/ Le daremos al paciente cinco palmadas en la espalda (inter-escapulares) seguidas de la realización de 5 compresiones abdominales (maniobra de Heimlich), y seguiremos esta secuencia hasta que salgo el objeto o la víctima pierda la conciencia, y caiga al suelo inconsciente.

 

En la obstrucción total de la vía aérea, en paciente inconsciente (se encontrará en el suelo en decúbito supino), la actuación es la siguiente:

1/ Valoración. El paciente está inconsciente,  no respira, pero puede tener pulso.

2/ Alertaríamos al 112: nos identificamos, edad aproximada del paciente, que le sucede y el lugar exacto donde nos encontramos. También realizaremos las indicaciones que nos den.

3/ Realizaremos la maniobra de apertura de la vía aérea (Frente Mentón) y valoraremos si respira con el VOS (Ver, Oír y Sentir). Si no respira, realizamos 5 ventilaciones de rescate esperando que 2 sean efectivas (de 1 segundo cada una) y seguiremos con masaje cardíaco externo (MCE) colocando la mano en el centro del pecho (en la línea mamilar), a una frecuencia de 100-120 compresiones por minuto y una profundidad de al menos 5 cm. La relación MCE : ventilación será de 30:2.

 

Jose Vte Carmona

Carmen Casal Angulo


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.