La Enfermería en el cine (IV): Persona

persona

Película dramática dirigida por Ingmar Bergman en 1966, de la que también realizó el guión y la producción. Los protagonistas fueron Liv Ullmann en el papel de “Elisabeth” y Bibi Anderson en el de la enfermera “Alma”. Bergman escribió el guión de la película mientras se encontraba ingresado en el hospital.

La simbiosis entre la enfermera y la paciente es un tema clave en toda la película: Elisabeth, actriz de teatro pierde la voz en una representación de Electra. Tras ser hospitalizada y dada de alta, sigue sin hablar. Una vez en su casa de verano,  es contratada una enfermera para su cuidado (Alma).

Alma, la enfermera es la voz de Elisabeth, que no habla —en el contexto más técnico de la enfermería, tiene una afasia—: Alma sustituye el silencio de Elisabeth.

Análisis. Poco a poco, Alma —la Enfermera— confiesa los más íntimos secretos a Elisabeth —la paciente—. Elisabeth no habla, cansada de la agresión del mundo exterior, como si todo le diese igual (referencias al Extranjero de Camus) sin embargo Alma no deja de hacerlo y este ejercicio hace que llegue a plantearse su propia vida, el contar lo que le ha pasado es parte de un proceso de reflexión que cuestiona su vida misma, sus actos. Podríamos decir que así como Elisabeth huye de la vida a través del silencio, Alma lo hace a través de la palabra.

persona3 persona6

Un análisis más exhaustivo de la película, en cuanto a su carácter digamos “formal” es la introducción de elementos de vanguardia de corrientes renovadoras del cine utilizadas en la “nouvelle vague” (francesa) y el “free cinema” (anglosajón).

Otro aspecto a destacar, ya que “a priori” el término persona es un concepto íntimamente ligado al cuidado —ya que cuidamos a personas—, es que la palabra Persona viene del latín “persona” que significa máscara.

La película también está cargada de simbolismos —Antropología simbólica—: ojos de la mujer abiertos y más tarde cerrados: la vida y la muerte en un instante. Los ruidos de un viejo proyector y los engranajes del mismo, el viaje a las entrañas del continuo movimiento, pero ¿hasta cuando? La vida que sigue pero puede pararse en cualquier momento. Otras escenas cargadas de simbolismo invitan a reflexionar, nos hacen referencia a escritos bíblicos.

persona-45_650

Curiosidades: Elisabeth sólo pronuncia 14 palabras en toda la película.

¿Es Persona un ejemplo de “minimalismo” en el cine?

Jose Vte Carmona

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.