Florence Nightingale by Lytton Strachey

 

Libro Victorianos Eminentes
Libro Victorianos Eminentes

Todos los profesionales de la enfermería conocemos a Florence Nigthingale, pero no todos a Lytton Strachey. Quizá tampoco sepan que Strachey publico una biografía muy peculiar de nuestra eminente icono de la Enfermería.

Florence Nigthingale
Florence Nigthingale

Algunos de ustedes lo recordarán en la película Carrington, dirigida por Christopher Hampton en 1995: la vida de Lytton Strachey y de Dora Carrington fue llevada al cine con Emma Thompson (como Dora Carrington) y Jonathan Pryce (en el papel de Lytton Strachey). Una película interesante bajo mi punto de vista.

En 1918 Lytton Strachey publica el libro titulado Victorianos Eminentes en el que se reunía las biografías de cuatro personajes relevantes en la sociedad inglesa del siglo XIX: el Cardenal Manning (prelado católico) Thomas Arnorl (reformista de la enseñanza) el General Gordon (no comment), y como no, la biografía de Florence Nightingale, reformista del sistema sanitario Inglés.

Lytton Strachey fue uno de los representantes del Grupo de Bloomsbury: “circulo de tertulianos” cuyas actividades tuvieron gran notoriedad entre los años 1904 y 1920. Entre sus miembros se encontraban Virginia Woolf, Duncan Grant, Clive Bell y el propio Strachey.

Grupo de Bloomsbury
Grupo de Bloomsbury
Giles Lytton Strachey y Virginia Wolf
Giles Lytton Strachey y Virginia Woolf

Strachey en su libro reflexiona y pone en tela de juicio, con una gran ironía y sutileza,  los logros del imperio británico hasta el momento incuestionables.

Me centraré por supuesto en Florence Nightingale (1820-1910) experta epidemióloga y reformista del sistema sanitario: participó en la guerra de Crimea, dirigiendo y organizando la labor de un grupo de enfermeras que sanearon y aprovisionaron los hospitales que atendían a los heridos.

Turquía: Hospital de Scutari
Turquía: Hospital de Scutari

La diferencia del estilo de Strachey radica especialmente,  en que si anteriormente las biografías representaban una acumulación de numerosos datos basados en el “enciclopedismo” (espero que exista esta palabra), con el autor, la información es concisa,  con un perfil irónico y con la intención de profundizar en aspectos que hasta el momento no se habían tratado en este estilo literario.

Gracias a Florence Nigthingale se regularizó la formación de las enfermeras. Participó en la guerra de Crimea (1854-1856) cuidando a los heridos (la designación de F. Nigthingale para dirigir a un grupo de enfermeras no tenía precedente: ninguna mujer había ocupado puesto alguno de esa naturaleza y menos en el ejército). Tras la guerra se dedicó a promover proyectos educativos, faceta en la que destacó pero no ha sido tan reconocida como en otras. Publicó numerosos libros. Se le recuerda no sólo como enfermera sino como reformadora, estadista, administradora e investigadora.

A la vuelta a Inglaterra tras la guerra, Florence Nigthingale afirmó que en Crimea se había producido 16.000 muertos por la enfermedad frente a 4000 muertos en el frente (en el campo de batalla): ella quería dar a luz lo acontecido e investigar las causas que había producido la alta mortalidad, aunque se encontró con la negativa inicial del gobierno. Según Lytton Strachey, “Escutari, el laboratorio de patología en el que se formó, le había proporcionado conocimientos, pero también le había dado poder: su inmensa reputación la sostenía, era de una fuerza incalculable”.

Florence Nightingale: “…educar no es enseñar al hombre a saber, sino a hacer…”

Benjamín Jowett (Catedrático de Oxford) “Usted despertó sentimientos románticos en muchas personas hace 23 años, de regreso de Crimea, pero ahora trabaja en silencio y nadie sabe cuántas vidas salvan sus enfermeras en los hospitales, ni cuántos miles de soldados están vivos gracias a su previsión y a su diligencia, ni cuántos indios de esta generación y de las generaciones venideras habrán sido preservados del hambre y de la opresión gracias a la energía de una dama enferma que apenas puede levantarse de la cama. El mundo lo ignora o no piensa en ello. Pero yo lo sé y a menudo pienso en ello” (1879).

 

No pienso hacer más “spoiler” de la biografía de F.Nightingale por L. Strachey, sólo les diré que su visión les sorprenderá.

 Dr. Jose Vte Carmona Simarro

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.