Manuel Bañó Granell, un ejemplo de buena educación

2535

A Manuel, antiguo alumno de Diseño Industrial, le viene de casta. Nacido y educado en una familia de artistas y diseñadores, se vio expuesto a las artes desde muy temprana edad. No es de extrañar, pues, que eligiera un camino profesional relacionado con el diseño y lo hiciera además en una institución con la que también existía un vínculo familiar.

Y de ahí a Africa, a México, a Londres. Manuel no tiene fronteras, como tampoco lo tiene el diseño. Ni el arte.


“Soy hijo de padre diseñador y madre artista, por lo que la vocación me viene de familia. Hasta donde llega mi memoria, nunca pensé en dedicarme a otra cosa. Pasé mi infancia dibujando cómics, retratos, graffiti… hasta que un día entendí, a través de mi padre, que podía ganarme la vida dibujando formas que posteriormente se convirtieran en objetos físicos.

foto-0-manuel-bano-granell
Manuel Bañó Granell

A los 18 años empecé la carrera de Diseño Industrial en la Universidad CEU Cardenal Herrera, de la que tanto mi padre como mi madre son profesores. Asistir a sus clases fue al principio raro, alguna burla o el hecho de dirigirme a ellos como mamá y papá. Pero para mí se rompieron los prejuicios que tiene mucha gente acerca de aprender algo de sus padres, siempre admiramos o escuchamos lo que nos dicen otros profesionales del medio. Por supuesto en mi caso aprendí todo lo que sé y sigo aprendiendo mucho de ambos.

Disfruté mucho también del resto de profesores tanto de la carrera como el máster: Manolo Martínez, Odosdesign, Enblanc, Ximo Roca, Borja García, Marcelo Alegre, Sara Barquero…fueron algunos de ellos y por supuesto compartí grandes experiencias también con los alumnos, muchos de ellos son amigos para toda la vida e incluso otros algunos como Pipo Villaro, Tono Tormo y David Galvañ se convirtieron en socios en diversos proyectos. Sin duda fue un placer conocer a todas estas personas y recuerdo con cariño infinidad de momentos.

foto-1-en-el-master-de-diseno-de-producto-de-la-uch-ceu
En el Máster de Diseño de Producto de la CEU UCH

Uno de los proyectos que más disfruté durante mis años de estudio fue, por supuesto, el impartido por mi padre Manolo Bañó, dentro del proyecto de la CEU UCH Free Design Bank que él mismo dirige. Varios alumnos tuvimos la oportunidad de visitar y trabajar en países como India, Kenia, Mali, Senegal, Tanzania, Ecuador…y cambiar nuestra perspectiva del diseño industrial como algo para beneficio de grandes marcas a diseño para el beneficio de los más necesitados…un diseño para subsistir y crecer con él.

Colaborando con la ONG Afrikable de Kenia
Colaborando con la ONG Afrikable de Kenia

También, durante mis estudios tuve la oportunidad de colaborar con el estudio de Odosdesign y participar activamente en proyectos de mobiliario, producto y diseño gráfico. Tienen un espacio de trabajo maravilloso muy cerca del centro de Valencia y los admiro como personas y profesionales.

El ambiente en el campus de la ESET es muy libre y estimulante, talleres y profesores disponibles para ti casi las 24 horas del día. Y estar alejado de la ciudad, rodeado de campo lo hace agradable y diferente.

Tras terminar el Máster de Diseño de Producto en la propia ESET, teniendo claro que quería moverme entre el producto y el mobiliario emigré a Londres, por ser, entre otras cosas, una de las capitales mundiales del diseño. Gracias a mi amigo Carlos Martín y Juan Araque, que me acogieron en su casa las primeras semanas de mi estancia en esa gran ciudad y me introdujeron en su grupo de amigos, la llegada fue suave y cómoda.

Londres, hablando de diseño, es una ciudad tan estimulante como aterradora. Se respira cultura. Tiene todo lo que se puede esperar de una gran ciudad salvo buen clima. Todos sabrán lo maravilloso que es Londres cuando viajas, pero vivir ahí es muy diferente. Yo la percibí como una ciudad con demasiada competencia. Cuando estuve buscando trabajo de diseñador, me di cuenta que competía con gente de todo el mundo y de todas las edades y perfiles. Es muy dura si estás empezando y es muy fácil rendirse y volver a casa. Pero sí me di cuenta de una ventaja que traía del CEU (o quizás tenemos los españoles) con respecto al resto, tenemos un perfil multidisciplinar y no nos asusta ningún medio. Por lo general trabajé con gente muy especializada en un tema o técnica, pero que si los sacas de su zona de confort, no saben desenvolverse. Y en el tema económico, o te va muy bien o vives al día, sentí que no existía el término medio y eso, entre otras cosas, hizo que considerara cambiar de país. Por supuesto me lo pasé bien, asistí a las mejores exposiciones, conciertos, fiestas y conocí a gente maravillosa con la que espero poder volver a coincidir algún día.

Ahí estuve un año completo, trabajando en estudios de diseño como Magnus Long. Enfrentando diseño de mobiliario e interiores para marcas como Modus, The Conran Shop o Hitch Mylius, entre otras.

foto-2-estudio-de-magnus-long
Estudio de Magnus Long

Tras ese año sentí la necesidad de cambio. Gracias a varias casualidades y al consejo de Alberto Martínez de Culdesac, entré en contacto con Héctor Esrawe de la Ciudad de México. Héctor dirige Esrawe Studio, el despacho más grande de diseño Industrial e Interiorismo del país. Dentro de Esrawe he participado en proyectos como la museografía de la Exposición de Picasso Duncan en el Palacio de las Bellas Artes, diseñado multitud de piezas de mobiliario y producto, ediciones limitadas o arte objetos como las piezas de vidrio soplado sin molde Dermal o la colección de objetos lumínicos Vari. El último proyecto en el que participé fue el desarrollo de la botella para el perfume Xinú.

Llegar a México fue fácil por un lado y difícil por otro. Es un país completamente diferente a España y Europa, todo funciona de otra manera y es una ciudad que impone respeto. Tuve de nuevo la suerte de ser recibido por mi familia mexicana Juan Carlos, Connie y Rodrigo y acogido por mis amigos Angélica, Iván y Sebas. Quienes me hicieron muy fácil y muy divertida mi llegada a este país.

México tiene una herencia cultural inigualable y es un país que se siente vivo de verdad. He tenido la suerte de recorrer bastante superficie de la república y cada cosa nueva que conozco hace que me sienta más en sintonía con este entorno. En resumen, estoy enamorado de los paisajes, la gente, la cultura y la comida.

En cuestiones de diseño, me atrevería a decir que el país sigue creciendo, pero de manera exponencial, tanto que en 2018 México será sede mundial del diseño. Aún hay mucho por hacer y eso, para alguien que llega nuevo al país, es algo bueno y retador. Por ciertas condiciones, siguen vivos oficios que en España ya hemos perdido prácticamente y eso crea un vínculo interesante entre artesanos, diseñadores e industria.

La Ciudad de México o DF que se llamaba cuando yo llegué, es difícil de definir, creo que hay que vivirla para entenderla, y aún así finalmente no entiendes nada. Macrociudad en la que viven cerca de 25 millones de personas, es un caos, pero un caos atractivo si te adaptas a él. Como dijo Dalí “No soporto estar en un país más surrealista que mis pinturas” o André Bretón “No intentes entender a México desde la razón, tendrás más suerte desde lo absurdo, México es el país más surrealista del mundo”. No comparto la connotación negativa de estas dos frases, pero sí de cierta manera a la alusión surrealista. A diario veo cosas que me hacen gracia y que en el fondo de mi pienso;…¡no puedo creer que esto esté pasando! Pero lo hago de manera positiva. Un ejemplo que me viene a la mente es el camino que lleva de la Avenida Reforma al Museo Tamayo, un camino a través de un parque lleno de árboles que nadie, por suerte, decidió cortar. Siempre pienso, “en España no habrían dudado un segundo en talar los árboles para abrir paso al camino”.

foto-3-el-camino-hasta-el-museo-tamayo
El camino hasta el Museo Tamayo

Actualmente llevo 3 años trabajando en Esrawe Studio, llevando a cabo la labor de desarrollo e investigación de nuevos productos. Un área que busca el equilibrio entre lo artesanal y lo industrial, la pieza única y la producción en serie, la tradición y la última tecnología.

En paralelo soy diseñador y co-fundador del Estudio de diseño LaSelva, junto con mi socio David Galvañ. Nos conocimos durante la carrera y realizamos el mismo máster. Tras ver cierta conexión entre nosotros empezamos por presentarnos a concursos y ferias de diseño nacionales. Nos fue bien y decidimos insistir. A día de hoy hemos diseñado mobiliario y producto para marcas como Inyard de Shanghai, Bolia y BoConcept en Dinamarca, Más en México y españolas como Mosaics Martí y Missana.

Diseño de azulejos para Mosaics Martí
Diseño de azulejos para Mosaics Martí
Diseños para Más de Mexico
Diseños para Más de Mexico

David reside en Valencia y yo en la Ciudad de México. Trabajar a distancia es difícil, invertimos muchas horas de skype, bocetos y modelos 3d para entendernos. Pero de cierta manera te deja tiempo para pensar en lo que estás haciendo, el hecho de trabajar por la noche, mandar la información a David por correo y que una hora después él se levante y me lo esté discutiendo desde Valencia, le da continuidad. Los proyectos adquieren unas pausas obligatorias que, en lo personal, creo que son beneficiosas para ambos. También, el hecho de estar en dos partes del mundo diferentes, nos permite abarcar más y trabajar para empresas con las que no podríamos colaborar desde España, ya que la parte presencial es importante. Actualmente tenemos en camino proyectos que verán la luz en 2017 con empresas de México, Brasil, España, China y NY, y por supuesto nuestro objetivo es seguir así y en un futuro cercano poder abrir oficina en México y España, y seguir trabajando en paralelo.

foto-6-disenos-para-bolia-de-dinamarca
Diseños para Bolia de Dinamarca

Este “matrimonio a distancia” no nos ha ido mal, y a lo largo de estos años hemos recibido premios como IF Design Award de Alemania, K-Design Award de Korea, Industart de Rusia y Best Of Year de la revista Interior Design en NY. También hemos diseñado, producido y financiado un producto con la plataforma de crowdfunding Kickstarter y a día de hoy hemos vendido más de 5.000 unidades en todo el mundo, sólo a través de nuestra tienda online.

Loop diseño para Kickstarter
Loop diseño para Kickstarter

Hace un poco más de cuatro años que terminé la universidad y salí de Valencia. Mi paso por Londres y Ciudad de México me han aportado una perspectiva internacional de mi profesión y, por supuesto, una visión mas amplia del mundo y de la vida. Sin duda recomendaría a cualquier recién licenciado que su siguiente experiencia formativa o profesional fuera en algún país extranjero.”

Sofá para Missana

Dejar respuesta

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.