Qué formato darle a tu disco duro.

Acabas de comprarte un disco duro y vas a volcar información en él…

Stop

Que_formato_dar_a_mi_disco_duro

Tómate unos segundos y piensa… ¿qué formato necesita mi disco?.

Me explico. Es un error muy habitual no detenerse y pensar dónde vas a usarlo, porque no es lo mismo que trabajes con él en un MAC, en un PC o en las dos plataformas por igual. Tampoco es lo mismo que lo uses para pelis y documentos que para complejas ediciones de proyectos de vídeo como Premiere o Avid. Y ya ni te cuento si el uso que quieres darle es para todo al mismo tiempo, aspecto este último que ya de entrada te desaconsejo totalmente. Pero hoy nos vamos a centrar en el formato que necesitan nuestros discos según la plataforma en la que trabajemos.

Sin intención de entrar en aburridos detalles técnicos, aquí os dejo unas consideraciones que os ayudarán a saber qué formato darle a vuestro disco. Os ahorrará más de un quebradero de cabeza, tiempo y disgustos:

  1. Voy a trabajar exclusivamente en PC. Entonces el formato debe ser NTFS (propietario de Microsoft) o ExFAT (también propietario de Microsoft). La elección entre uno y otro vendrá determinada por si, además, lo vas a conectar a algún dispositivo externo como reproductores multimedia, SmartTV, etc. En ese caso NTFS está más extendido que ExFAT y por lo tanto es más compatible.
  2. Voy a trabajar exclusivamente en MAC. Entonces el formato debe ser Mac OS Plus con registro (propietario de Apple). La optimización de la capacidad de tu disco duro será la mejor. Además reducirás los posibles errores de escritura/lectura.
  3. Voy a trabajar indistintamente en ambas plataformas, PC y MAC. Sin lugar a dudas opta por el ExFAT (propietario de Microsoft) porque es compatible con ambas plataformas.
  4. Yo uso FAT32 que funciona en MAC y PC siempre. Huir del FAT32 (propietario de Microsoft). Es un tipo de formato antiguo con una gran limitación, no admite archivos superiores a 4 Gb. Por eso ya podéis tener 100 Gb libres en vuestro disco que como trates de copiar un archivo de 4 Gb (o superior) te dirá insuficiente espacio en disco. Quizá la única ventaja que tiene este formato es la gran compatibilidad con dispositivos que no sean ordenadores.

Aunque no existe un formato universal que nos simplifique la vida, a la luz de los puntos anteriores podríamos pensar que el formato perfecto es ExFAT. Aunque yo lo definiría más como el formato salvavidas. Podríamos decir que para un uso normal, no demasiado exigente (documentos, música, fotos) podemos tener este formato.

Sin embargo, cuando trabajamos en ediciones de vídeo, etalonaje o pospo, seguramente estemos ante uno de los usos más exigentes que le podáis hacer a vuestro disco ya que constantemente le vais a estar dando órdenes de escritura, lectura, sobrescritura e hiperfragmentación de archivos.

Disco_duro_trabajando4

En este caso os aconsejo que siempre esté en el formato de aquel sistema operativo en el que más habitualmente trabajéis:

PC (NTFS o ExFAT), MAC (Mac OS Plus con registro).

El motivo es que un uso exigente siempre aumenta las probabilidades de incoherencias en la escritura de datos, que minimizaremos usando los formatos propietarios de cada sistema operativo. De lo contrario, estas incoherencias pueden dar como resultado la escritura de datos corruptos o lo que es peor, la inutilización del disco de forma irreversible perdiéndolo absolutamente todo.

Después de lo visto, puede que tengáis claro en qué caso os encontráis, o quizá no. Porque la realidad, como ya habréis podido intuir, es más compleja…lo se. Me encuentro con ella a diario en mi trabajo del CPAB. Por eso me encantaría que me dijeras:

¿Cuál es tu caso?

Si tienes dudas escríbeme estaré encantado de ayudarte.

Unos "poquitos" de los míos.
Unos “poquitos” de los míos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.