Un italiano del mundo, un médico de todos

Silvio dice que recuerda perfectamente lo que pensó cuando visitó la CEU UCH en uno de los Open Days para candidatos internacionales en los que participó. Todavía en pleno proceso de admisión, llegó acompañado de sus padres. Era la primera vez que pisaba nuestro campus pero cuando acabó la jornada, se dijo: ¡Esta es mi universidad!

Natural de Bari (Italia), habla un buen español -lo aprendió en Sevilla seis meses antes de venir a Valencia- y le encanta el ambiente universitario: “No descarto la posibilidad de dedicarme a la docencia universitaria algún día”. Para ir abriendo boca, este es su segundo año como Delegado en su clase de 2º de Odontología, papel en el que se mueve entre sus compañeros -franceses, españoles e italianos-como pez en el agua.

Igual lo tuyo es la política…¿lo has pensado?

¡No sería el primer odontólogo italiano que se mete en política!

Dejemos el parlamento italiano y volvamos a la odontología, ¿cuándo decides que esta es tu vocación?

No hay un momento concreto que pueda decirte. Sí que he crecido en un entorno en el que he estado continuamente oyendo hablar de pacientes por el trabajo de mi padre en su clínica. No hay niños que jueguen a ser odontólogos normalmente y tampoco jugaba yo. Pero es cierto que a esa edad te quedas con ese mensaje de que tu padre está ayudando a la gente. Y es un mensaje muy potente. Hoy, ya de adulto, es eso lo que me mueve: el contacto con las personas, saber que puedo hacerles la vida un poco mejor.

a nivel de instalaciones esta universidad es insuperable

¿Qué odontólogo quieres ser?

Esta es una disciplina médica muy particular. Puedes trabajar con gente de cualquier edad, desde un niño de siete años a una persona que necesita un puente con 80. Te permite trabajar con una amplia variedad de pacientes y eso es enriquecedor. Seré un odontólogo que nunca anteponga su provecho al resultado. Hay profesionales mejores y peores pero nunca puedes renunciar al mejor trato humano con el paciente, eso es lo que de verdad marcará la diferencia.

¿Cómo valoras que aquí el contacto con el paciente sea parte de vuestra formación?

Es la mejor manera de aprender a desenvolverte con lo que en un futuro será la realidad de tu día a día. Para mi es fundamental que se compagine el estudio de la teoría con la puesta en práctica de esos conocimientos. Creo que esta universidad nos proporciona una ventaja competitiva en ese sentido. A nivel de instalaciones, es insuperable.

Aún faltan algunos años para que te gradúes pero ¿qué crees que le aportará esta experiencia académica internacional al Doctor Silvio? 

Soy muy consciente de que no todos pueden vivir una experiencia como esta. Yo cursé el bachillerato alemán y eso me abrió la oportunidad de estudiar en Alemania aunque finalmente me decidí por España y Valencia. En general es una manera de conocer mundo y de conocerte a ti mismo, de probarte. Creo que es una oportunidad que cada vez siguen más estudiantes. En mi entorno, más del 60% de mis conocidos han salido de Italia para lanzarse a una aventura como ésta.

Muchas gracias, Silvio!

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here