Mens sana in corpore sano

“Mens sana in corpore sano” este aforismo latino parece haber nacido pensando en la civilización de la Grecia Clásica, pues ningún otro pueblo de la antigüedad supo, como los antiguos griegos, realizar el ideal que implica.

Recordando esta frase se me vienen a la memoria recuerdos de mi infancia en un patio del colegio, donde se nos daba rienda suelta para corretear y dar patadas a un balón. Las paredes de ese patio estaban llenas de frases lapidarias, todas en latín, además de un par de porterías pintadas a ambos lados. Hay que cultivar tanto el cuerpo como la mente para estar saludables. Se sabe desde hace tiempo que el ejercicio físico es beneficioso para la salud mental y para las funciones cognitivas en seres humanos, especialmente durante el envejecimiento, aunque el sustrato anatómico de tal relación no era conocido. En este sentido, un estudio prospectivo reciente ha revelado una estrecha asociación entre actividad física y menor riesgo de deterioro mental, enfermedad de Alzheimer y demencias en general.

La experimentación con animales ha comenzado a desvelar datos importantes acerca de cómo el ejercicio físico puede afectar determinadas funciones del cerebro y cuáles son las moléculas que pueden estar implicadas en dichos efectos. Entre estas últimas, los datos disponibles apuntan a los factores neurotróficos como potenciales participantes de los efectos beneficiosos del ejercicio sobre el cerebro. Uno de ellos, el denominado factor neurotrófico derivado del cerebro o BDNF (por ‘brain-derived neurotrophic factor’), aumenta de forma significativa en ciertas regiones del cerebro tras varios días de ejercicio, por lo que parece ser una pieza clave en el proceso.

Por todo ello y los beneficios que proporciona, profesores y alumnos de Odontología Bilingüe realizamos unos partidos de futbol en el Polideportivo de Alfara del Patriarca. El resultado fue muy reñido entre los profesores y los alumnos de Odontología Bilingüe donde terminaron ganando los profesores en tanda de penaltis.

Las profesoras lo tuvieron más fácil ganaron 8-3 a las alumnas de tercero de Odontología Bilingüe. El partido fue emocionante y una experiencia para repetir si no fuera por las agujetas que tengo después del partido…

En este tipo de eventos la relación profesor alumno mejora muchísimo y también la autoestima, te sientes más joven aunque no lo seas. Cuando marcas un gol la adrenalina aumenta y pareces Cristiano Ronaldo o Messi pero en realidad al día siguiente no te puedes levantar de la cama por las contracturas que tienes. Aun así animo a otros profesores para que prueben este tipo de experiencias que repetiremos en Odontología el segundo semestre organizando partidos de voleibol o baloncesto, antes vamos a entrenar sino nos pasara como está última vez…

Gracias a los alumnos de tercero de Grado de Odontología Bilingüe para darnos esta oportunidad y a la próxima…

1 Comentario

  1. Gracias a todo Las profesoras y alumnos sería sacado las fotos de mí.
    PS. Skaja Lee es un fotográfico quien vive en Valencia , pero de Taiwán . Su nombre original es Yeh , Feng-wei .

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here