Doctora Marta Lluesma Vidal: Departamento de Enfermería

1125

El lunes 10 de abril de 2017, a las 12 horas, la Dra. Marta Lluesma Vidal, profesora del Departamento de Enfermería de la Facultad de Ciencias de la Salud  de la Universidad CEU Cardenal Herrera leyó y defendió la tesis titulada CALIDAD DE VIDA EN PACIENTES CON DEMENCIA NO INSTITUCIONALIZADOS. UNA PERSPECTIVA ENFERMERA, dirigida por los Doctores Jose Vte Carmona Simarro y Sergio Murgui Pérez.

Se realizó en el Aula Magna del Palacio de Colomina de Valencia. El tribunal estaba presidido por el Dr. Juan Jose Tirado Darder, Presidente del Colegio de Enfermería de Valencia y profesor asociado de la Universidad.

Palacio de la Marquesa de Colomina

“El objetivo general de la tesis fue analizar y determinar las variables que influyen en la calidad de vida de los pacientes con demencia atendidos en su domicilio desde una perspectiva enfermera”

El Departamento de Enfermería al completo (y familiares). La Vicedecana de Enfermería Dra. Loreto Peyró realizó la foto.

El aumento de la esperanza de vida derivado del desarrollo científico técnico y el fenómeno conocido como “envejecimiento del envejecimiento” facilitan el desarrollo de cuadros asociados como son las enfermedades neurodegenerativas.

Grupo de Investigación UNIDES: Unidad para el Desarrollo de la Enfermería y la Sociedad

La estimación de población anciana a nivel mundial —mayores de 65 años— para 2020 será de 9,7 % y para 2050, 16,5 %.  La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que 47,5 millones de personas padecen demencia en el mundo y se prevé que el número total de personas con demencia llegue a 75,6 millones en 2030 y casi el triple en el año 2050, con 135,5 millones.

Este grupo de entidades nosológicas agrupa una serie de enfermedades cuya característica común es la cronicidad, la incapacidad derivada del deterioro cognitivo y conductual, y la dependencia progresiva. El tratamiento combina terapia farmacológica cuyo objetivo es retrasar el avance de la enfermedad en las fases iniciales de la misma y cuya efectividad es limitada, y terapia no farmacológica, basada fundamentalmente en intervenciones psicosociales para ralentizar el rápido desarrollo de la enfermedad.

La Enfermería como disciplina especializada en el cuidado tiene un papel relevante en la mejora de la calidad de vida. Al tratarse de enfermedades degenerativas en las cuales el nivel de dependencia va aumentado, se produce un progresivo déficit de autocuidados.

La enfermera pieza fundamental de los cuidados a domicilio

La enfermera dentro del equipo multidisciplinar realiza diferentes tareas: labor asistencial promoviendo la mayor autonomía del paciente y desarrollando planes de cuidados, labor docente formando a la familia o cuidadores, labor investigadora, potenciando cuidados basados en la evidencia y el rigor científico y labor gestora.

Por tanto, investigar sobre cómo mejorar la calidad de vida y determinar las variables que influyen en ésta para reducir el gasto sanitario aúna la vertiente gestora y la investigadora.

En las enfermedades crónicas e invalidantes, como es el caso de las demencias, el mantenimiento de la calidad de vida constituye un objetivo fundamental de la práctica asistencial. El incremento de las enfermedades crónicas ha llevado a que el esfuerzo terapéutico se centre en lograr una mejoría en la sensación de bienestar y satisfacción percibida por el paciente.

El concepto de salud está fundamentado en un marco biopsicológico, socio- económico y cultural, teniendo en cuenta los valores positivos y negativos que afectan nuestra vida, nuestra función social y nuestra percepción; por tanto, la redefinición del concepto de salud es de naturaleza dinámica y multidimensional. De ahí deriva la importancia de medir la calidad de vida con un enfoque global como son los patrones de salud de M.Gordon.

Dejar respuesta

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.