Dos miradas sobre Medipinas 2018

722

¡Salamat, Filipinas! O gracias en tagalo (lengua hablada mayoritariamente en las Filipinas).

Los estudiantes que han formado parte de la misión Medipinas 2018 vuelven de Filipinas agradecidos por el aprendizaje médico y humano que les ha aportado la misión humanitaria de Medicina del CEU. Raquel Carreres y Jorge Alonso Arnal, dos de los integrantes de la expedición solidaria, nos cuentan su experiencia:

Raquel Carreres, estudiante de 5º de Medicina del CEU de Castellón:

Medipinas ha sido una experiencia increíble en todos los ámbitos, tanto médico como personal.

Cuando me cogieron me puse muy contenta, pues era uno de mis sueños intentar aportar mi granito de arena para contribuir a hacer de este mundo un sitio mejor.

una cosa es imaginártelo y otra muy distinta es coger la maleta y plantarte allí: vivirlo en primera persona, con tus propios ojos.

En este viaje hemos visto las dos caras de la moneda. Lo bonito que es ayudar a nacer a un niño, escuchar sus primeros latidos, pero también hemos visto los ojos apagados de una persona al presentarse a la consulta con una patología que en nuestro país nunca veríamos, porque tenemos medios para evitarlas o no dejar que evolucionen hasta tal nivel.

Te das cuenta de muchas cosas que no valoras cuando estás en tu ‘zona de confort‘. Aprendes que probablemente la receta de la felicidad es mucho más sencilla de lo que muchos creíamos…

A nivel médico hemos aprendido muchísimo también: a moverte en un quirófano y a poner en práctica todas aquellas habilidades de comunicación y humanas que nos han enseñado durante 5 años de carrera. Una cosa es la teoría, ¡pero cuánta diferencia hay en ponerlo en práctica!

Ahora toca reflexionar sobre todo lo que hemos vivido. Saber entender esta mezcla de sentimientos: pena por ver las condiciones en las que viven algunas personas, pero alegría y gratitud por toda la gente a la que hemos podido ayudar.

Quiero aprovechar para dar gracias a la universidad por facilitar proyectos como éste, a la doctora Belén Merck por ser la guía en esta aventura y enseñarnos tanto. Y, cómo no, a nuestros padres, por habernos permitido vivir una experiencia como esta y porque una vez más nos han ayudado a ser mejores personas”.

Jorge Alonso Arnal, estudiante de 5º de Medicina del CEU de Castellón:

Jorge Alonso junto a la Doctora Belén Merck

Medipinas ha superado mis expectativas. Creo que no podría haber salido mejor. Hemos tenido unos medios fantásticos, un personal increíble en todos los aspectos. Y eso,  junto con nuestra motivación, esfuerzo y trabajo, ha dado un fruto fantástico.

En el aspecto médico, ha servido para fortalecer conocimientos ya vistos en clase, perder miedos y darnos cuenta de que la medicina no tiene límites, que hay que estudiar y formarse muy bien para poder dar lo mejor de nosotros el día de mañana.

Te das cuenta de que no se trata de estudiar para aprobar exámenes, sino para ser mejor médico e intentar ayudar a muchas personas.

Esta experiencia te hace crecer como persona, saca la parte más humana de ti. Ha habido días muy duros, tan duros que se nos caían las lágrimas a muchos de nosotros. Días en los que veías que ya se había llegado tarde o no se podía hacer más por un paciente, sabiendo que en nuestro medio ese problema se hubiese resuelto sin más problemas hace muchos años.

Hemos visto estadios de enfermedades que sólo aparecen en libros, que no nos imaginábamos que veríamos nunca, ya que en nuestros hospitales se diagnostican precozmente y no avanzan de esa manera. En esos momentos se te caía el alma a los pies y pensabas lo privilegiados que éramos en nuestro país. Pero aprendimos al final de la primera semana que todo esto no nos podía derrumbar y que teníamos que ser fuertes y estar contentos por la labor que estábamos desempeñando.

Sin la doctora Merck esta misión hubiese sido imposible. Se ha trabajado mucho en el proyecto para que saliese adelante, intentando sacar dinero de donde fuese para poder ayudar a la máxima cantidad de gente. Hay que tener en cuenta que muchos de los diagnósticos requerían pruebas complementarias y que cuestan mucho dinero.

Me he dado cuenta al llegar a España de que había recibido mucho más de lo que había dado, que los filipinos son gente súper agradecida y que su sonrisa después de cada operación te llenaba el corazón de felicidad”.

Medipinas 2018

Desde el blog de Medicina y desde la universidad queremos dar las gracias a Raquel y Jorge por contarnos su experiencia y a todo el equipo Medipinas por esta labor tan grande que están llevando a cabo año tras año, orgullosos de vosotros.

Síguelos en Facebook: Medipinas

Si quieres saber más sobre Medipinas CEU no te pierdas las siguiente noticias:

1 Comentario

Dejar respuesta

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.