La Navidad y la Montaña Mágica

Postal

En el transcurso de nuestra vida sentimos momentos mágicos que hacen que la vivamos con una gran intensidad. Algunos de estos momentos se experimentan con los seres que más amamos, sin duda nuestra familia —y personas maravillosas que pasan por nuestra vida—, y otros con nosotros mismos: sensaciones indescriptibles. La navidad es un buen momento para tener sensaciones de magia.

La magia es una manifestación que no requiere el averiguar las causas que la producen: es sensación pura y sublime per se.

¿Quién no siente magia cuando en la película “Muerte en Venecia” de Luchino Visconti escucha el adagietto de la 5ª Sinfonía de Gustav Mahler? si cierras los ojos es diferente. Así pues, recomiendo ver el inicio dos veces: con los ojos abiertos —claro, visionando la película— y los ojos cerrados. El oído se agudiza sin duda (puedes incluso oír el arpa).

Morte a Venezia” es la adaptación de la novela del escritor alemán Thomas Mann publicada en 1912: el principio (Tadzio) y el final de la vida (Gustav). Antropología en estado puro: Gustav llega a la playa en la que va a morir, y finalmente muere. El tiempo.

Pero este post no es para hablarles de esta película, ni de Luchino Visconti, ni siquiera de Gustav Mahler: es para que conozcan a la montaña mágica, y les aseguro que no es el frecuentado Everest de Mallory (yo creo que si que llego, estoy convencido).

Por fin he llegado donde deseaba.

Der Zauberberg “La montaña Mágica” fue publicada en 1924 por el escritor alemán Thomas Mann. Está inspirada en la experiencia que tuvo Mann tras la visita al Sanatorio Wald de Davos.

Thomas Mann
Thomas Mann

Habs Castorp, personaje principal va al sanatorio a visitarlo y finalmente se queda. El tiempo de nuevo. A veces vamos a lugares dónde nos gustaría quedarnos. A veces lo hacemos. Castorp ya no quiere irse de allí, en contra de la opinión del resto.

En el Sanatorio de Davos ingresan pacientes con enfermedades crónicas como la tuberculosis y otras afecciones respiratorias.

Pero el tiempo en la Montaña Mágica no transcurre igual que en el resto del mundo y hay muchos más aspectos de interés que la enfermedad en ese lugar, incluso la propia enfermedad es lo de menos.

En la celebración de la Navidad que ocurre en la novela, el protagonista, ya paciente, se interesa por las personas que están a punto de morir, acompañándoles en su lecho de muerte, haciéndoles más agradable sus últimos momentos.

Sala del Sanatorio de Davos
Sala del Sanatorio de Davos

La enfermedad, la muerte y la vida —y viceversa—, el sueño, la felicidad,  y otros aspectos antropológicos: el microcosmos frente al Leviatán.

“La sociedad humana representa la superación de los horrible, de lo irracional que se encuentra en el ser humano”

Como decía antes, a veces vamos a lugares dónde nos gustaría quedarnos. Benedetti se quedó en el Jardín Botánico “A la izquierda del roble”. A veces lo hacemos. Quedarse en la Navidad no estaría mal.

Dr. Jose Vte Carmona Simarro

Der Zauberberg "La Montaña Mágica"
Der Zauberberg “La Montaña Mágica”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.