El pasado lunes 24 de julio empezamos con el curso de verano de español 2017.

A las 11 de la mañana de un día soleado y caluroso llegaron los futuros estudiantes internacionales de la universidad CEU UCH, que con mucha ilusión empezarán en septiembre un nuevo capítulo lleno de aventuras en nuestra universidad. Pero antes de embarcarse en esta gran aventura que es la vida universitaria, muchos de ellos asistirán al curso de verano que ofrece la universidad.

Tras una charla de presentación, se les ha entregado todo el material que necesitarán durante estas 4 semanas que dura el curso, con horarios, objetivos y actividades.

Se convocó a todos los alumnos a una prueba de nivel el día siguiente. Al acabar la prueba, se hicieron los respectivos grupos, y dio comienzo la primera clase del curso.

El curso de verano, de 100 horas de duración, consta de clases teóricas divididas en diferentes niveles, desde el más básico hasta el más avanzado. Además, se realizan numerosas actividades culturales y lúdicas, tanto en la universidad como por medio de excursiones en Valencia, para conocer la ciudad, sus lugares más emblemáticos, monumentos, arquitectura y costumbres culinarias.

El objetivo principal es que el estudiante aprenda a llevar a cabo transacciones habituales de la vida cotidiana, al mismo tiempo que persigue los propósitos académicos que se proponen. Las clases se complementarán con actividades de vocabulario específico, relacionado con las titulaciones que los estudiantes cursarán a partir de septiembre.

Las actividades culturales van a tener igual protagonismo, ya que, entre otras acciones, se prevé hacer juegos en la playa, Bike tours, visita al Biopark, deportes, películas, degustación de comida internacional. Toda la programación tendrá, eso sí, un componente lingüístico con el fin de que el alumno pueda aplicar el aprendizaje del español a diversas áreas.

¡Nos espera un verano lleno de aventuras, risas y aprendizaje!

Dejar respuesta