Ya hace algunas semanas que terminó el curso de verano; en concreto, el 9 de agosto. Aquel día alumnos y profesores cogimos las maletas y nos fuimos directamente a la playa, montaña… o simplemente a casa, ya fuera en Francia, Marruecos, Alemania o Taiwán. Hoy muchos nos reincorporamos y es un buen día para rememorar los mejores momentos del curso, llenos de actividades, risas, bailes, platos típicos y, sobre todo, muy buen ambiente. Aquí tenéis un resumen de lo que vivimos con ellos:

1ª semana

Los primeros días sirvieron para que los alumnos “rompieran el hielo”. Se repartieron en cuatro grupos de diferente nivel y así comenzaron las clases, cada día ganando un poco más de confianza. Para terminar la semana se organizó una Gymkhana en el casco antiguo de Valencia, que sirvió para que los alumnos conocieran mejor su nueva ciudad.

2ª semana

Los alumnos se desenvolvían con mayor soltura y empezaban a formar grupos de varias nacionalidades, mostrando un interés creciente por la lengua y la cultura españolas. Las actividades programadas para esta semana eran: una vuelta en bici por las zonas más emblemáticas de la ciudad y jornada en la piscina para ayudar a asimilar todo lo aprendido en las aulas.

3ª semana

Algunos grupos de amigos se vuelven casi inseparables, en parte gracias a nuevas actividades que sirven para “hacer piña”, como el día del deporte en nuestras instalaciones y el viernes en la playa, con diferentes actividades para poner en práctica el vocabulario entre baño y baño, acabando con una guerra de globos.

4ª semana

Los nuevos alumnos se han habituado con rapidez a nuestras costumbres, tanto que alguno ya hasta practica la famosa siesta. Durante la última semana visitamos un mercadillo, se proyectó una película muy española (8 apellidos vascos) y para terminar celebramos una jornada muy tradicional: iniciación al baile flamenco y degustación de tapas españolas. ¡Y olé!

En la despedida se suceden abrazos y emotivas palabras. Sin embargo, saben que volverán a verse en unos días y que, gracias a este mes, ese miedo a lo desconocido casi ha desaparecido. Esta gran experiencia no ha hecho más que comenzar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here