Deja que Sonia Spindler te cuente cómo terminó siendo en Valencia, en nuestra universidad.

¿Ya has pensado en hacer un semestre o un año de tu estudio en un país extranjero?
Estoy haciendo uno. Y es genial.

Soy una estudiante de medicina y tengo 22 años. Normalmente estudio en Innsbruck, Austria, mi país natal. Pero ahora puedo vivir la experiencia de un semestre en el extranjero durante cuatro meses. Por eso ahora estoy en Valencia, España.

Mis primeras impresiones de la ciudad fueron: hace calor (¡por lo menos más calor que en Austria!), la gente es muy amable y siempre dispuesta a ayudar y la ciudad es muy grande. Al principio todo es un lío. ¿Dónde está mi universidad? ¿Cómo voy allí? ¿Quiénes son las personas responsables de mí? ¿Qué práctica puedo hacer aquí? Y, sobre todo, ¿puede repetir, por favor?

No pienso que haya otro país que hable tan rápido cómo los españoles. Por eso es muy difícil entenderlos – excepto si hablas italiano también. Después es más fácil entender a los locales y también hablar el idioma. Pero no te preocupes – los españoles son muy comprensivos y puedes comunicarte con los gestos. Además, cuándo el tiempo pasa, aprendes a entender y también – quizás más despacio – a hablar el idioma.

Vivo con otros tres estudiantes erasmus en un apartamento. Hay muchos estereotipos de estudiantes Erasmus que se pueden explicar perfectamente si conoces a mis compañeros de piso:

  1. Francesco, un italiano, habla español muy bien y se toma su estudio muy en serio. Por eso estudia mucho. Naturalmente estudiar no es lo único que hace, pero es importante para él.
Sonja y sus amigos internacionales.

2. Jan, un alemán, hace un gran esfuerzo para aprender español y es él más ‘típico’ estudiante Erasmus. ¿Qué quiero decir con eso? Él sale muchas veces y las fiestas de estudiantes Erasmus no pasan nunca sin él. Las dos naciones que más encuentras aquí, ya están representadas con ellos dos.

3. Sólo queda un prototipo más: Brian, un chico inglés. No sabe mucho de España o español y no sabes nunca dónde está en este momento porque siempre está viajando. Llegó hace un mes y medio, más o menos, y desde entonces ha estado en Inglaterra una vez e incluso en Ámsterdam. Cuando está en España hace muchas excursiones a otras ciudades o caminatas. Es muy divertido vivir con ellos.

la gente es muy abierta con los extranjeros

No puedo decir lo que me gusta más de España: el mar y el tiempo, la comida, que es muy diferente a Austria, o la gente que es muy abierta con los extranjeros. O por lo menos los estudiantes españoles lo son. Es fácil encontrar amigos cuando acudes a los otros estudiantes y hacen tu vida más fácil porque los españoles pueden darte consejos sobre tu estudio o lo qué es mejor para salir: ¿Qué restaurante es el mejor o más barato? ¿Dónde encuentras la mejor paella?.

dav

Vives nuevas experiencias que no olvidarás nunca.

En resumen, sólo puedo decir: ¡Haz un semestre en el extranjero! Aprendes un nuevo idioma, conoces a mucha gente muy amable, conoces un nuevo país. Vives nuevas experiencias que no olvidarás nunca.

¡Atrévete!  ¡Vale la pena!

Gracias Sonia por compartir tu experiencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here