“Lo que bien empieza, bien acaba”, que es una de esas frases hechas que enseñamos a nuestros estudiantes de niveles más avanzados de español. Y es que hoy hemos despedido a Isabel Jimeno, una estudiante del Máster en Educación Bilingüe que ha hecho sus prácticas en nuestro servicio: empezó bien porque desde el principio nos ganó a todos con sus ganas de trabajar, y ha acabado bien porque estamos muy satisfechos con su aportación, ¡muchas gracias por todo, Isabel!

Isabel llegó desde Teruel a Valencia para estudiar el Máster en Educación Bilingüe en nuestra universidad. Anteriormente había cursado el grado en Magisterio de Primaria con mención en inglés en la Universidad de Zaragoza, pero se decidió por el CEU para cursar el posgrado “porque es de los pocos másteres que ofrece la doble mención en inglés y en español como lengua extranjera”, nos comenta.

“Siempre quise estudiar algo relacionado con el bilingüismo”, y por ello eligió un Máster en Educación Bilingüe que “me capacitaría para enseñar español como lengua extranjera y me aportaría la metodología y los recursos necesarios para ello”, afirma. De hecho, Isabel ha vivido seis meses en Dublín y ha trabajado enseñando español en varios colegios de Irlanda y Reino Unido.

De su experiencia en nuestra universidad, Isabel nos dice que todo ha resultado positivo, tanto en su máster como en las prácticas en el Servicio de Idiomas , donde ha participado tanto en la elaboración de materiales docentes como en las clases de español que se ofertan a estudiantes internacionales. “Con alumnos de niveles diversos: A1, A2 y B1”, comenta.

Cuando le preguntamos por alguna curiosidad de sus estudiantes, nos dice que los alumnos internacionales del CEU “tienen algunas dificultades para diferenciar el uso de los verbos ser y estar, la conjugación de los verbos irregulares, algunos pronombres pero, sobre todo, ¡el género de las palabras!”.

Para ayudar a estos estudiantes a mejorar su nivel de español, Isabel es clara:

“Que estudien como quieran la gramática, pero que se relacionen con españoles: que salgan con ellos, que se vayan de fiesta con ellos, ¡que interactúen!”.

Algo que, por cierto, también recomendamos desde aquí a los españoles: hay que perder el miedo a la gramática, al error y lanzarse a hablar inglés. Es necesario viajar, realizar estancias en el extranjero y, sobre todo, hay que acercarse a los locales si queremos mejorar nuestro nivel de idioma.

Sobre su experiencia como profesora de español, Isabel nos dice que la clave del éxito está en adaptar la enseñanza al perfil del estudiante.

“Al final, se aprende lo que te llega al corazón”

Por eso, ha intentado durante sus prácticas con nosotros enfocar las clases en aquellos temas de interés para los estudiantes porque, “si lo que quieres es ser enfermero, ¿para qué te voy a enseñar vocabulario sobre fútbol?”

Raquel Nielfa , su tutora durante sus prácticas y profesora de nuestro equipo, está muy satisfecha con el trabajo que ha desarrollado Isabel y anima a otros estudiantes a realizar sus prácticas en el Servicio de Idiomas: “a los estudiantes les viene bien porque tienen un perfil de maestro y aquí tienen que enseñar a adultos, lo que supone un enfoque totalmente diferente y enriquecedor”.

Gracias por tu esfuerzo y dedicación estos meses, Isabel: ¡tu presencia también ha sido enriquecedora para nosotros!

Dejar respuesta