UNGÜENTO DE AGRIPA

AGRIPA DE METTESHEIM, HEINRICH CORNELIUS (1486-1535)
José María de Jaime Lorén (2010)


Datos biográficos
Escritor, médico, filósofo y célebre nigromante alemán, es sin duda uno de los talentos más sorprendentes de los siglos XV y XVI, y un reflejo de los excesos y contradicciones de la época. Fue a la vez crédulo y escéptico, entusiasta y desconfiado, sin límite ni freno tanto en sus afirmaciones como en sus negaciones, satírico, cáustico y mordaz. Sus punzantes sátiras, que ni siquiera respetaron a sus bienhechores, fueron causa de persecuciones y desventuras.

Fue primero capitán de las tropas del emperador Maximiliano, luego estudiante de medicina, después profesor de hebreo en Dole y de medicina en Londres, París, Turín, Metz y Friburgo, hasta que en 1510 lo encontramos de nuevo explicando teología en Colonia, así como un curso
sobre los escritos alquímicos de Hermes Trimegisto en Pavía.

Acusado de ejercer las ciencias ocultas, tuvo que refugiarse en Metz, donde en 1518 era síndico y abogado general de la ciudad. Perseguido de nuevo por sus prácticas mágicas, huyó a Ginebra y a Lyón. En esta última ciudad ejerció la medicina llegando a ser médico de cámara de Luisa de Saboya, madre de Francisco I de Francia. Las injurias a la princesa así como ciertas relaciones inconvenientes, le obligaron a tomar refugio en los Países Bajos, ahora bajo la protección de la reina Margarita, entrando al servicio del emperador Carlos V como historiógrafo.

Por entonces publicó sus grandes obras: “De oculta philosophia” y “De incertitude et vanitate scientarum”, que le valieron un año de cárcel en Bruselas, además de “De Nobilitate et praeccellentia faeminci sexos” escrita en alabanza de la reina Margarita. Al recobrar la libertad regresó
a Francia para ser de nuevo apresado, por orden ahora de Francisco I, terminando su agitada vida en el hospital de Grenoble.

Lo mismo que su contemporáneo y casi paisano Paracelso, Agripa de Nettesheim dedicó toda su vida a combatir las ideas filosóficas y médicas reinantes, pero tratando de sustituirlas por errores no menos peligrosos que entraban de lleno en el terreno del misticismo y de la magia. Su adhesión a las doctrinas de Lutero, incrementó todavía más la intensidad de sus persecuciones.

En sus obras declara que la ciencia es ilusión engañosa de la serpiente, y la fe sencilla en la palabra de Dios es la única senda de la verdad. Defiende también una teosofía platónico-cristiana, esforzándose en demostrar que la magia es auténtica ciencia, es la cima y culminación de todas las ciencias, así como la posibilidad de transmutar metales. Sin embargo, a pesar de los errores y candideces que llenan sus libros, revelan también erudición e inteligencia.

Su última obra fue “Comentaría in artem brevem Raimundi Lullii” (Colonia, 1533).

Ungüento de Agripa
El ungüento es una forma medicamentosa de consistencia blanda y de aplicación externa, cuyo excipiente es una mezcla de grasas con resinas y a veces con cera. Según su consistencia y la proporción de resina y de cera que contienen, se dividen en ungüentos y en ungüentos-emplastos, siendo estos últimos más consistentes y menos fusibles por tener mayor cantidad de estas sustancias que los primeros.

Sin duda fruto de sus amplios conocimientos médicos que dejó en las cátedras de numerosos universidades europeas, el Ungüento de Agripa fue un remedio secreto incorporaba productos minerales, fiel a la mentalidad revolucionaria y rupturista frente a lo clásico de su inventor. Siglos más tarde Antoine Baumé daba la siguiente composición para este producto:

“UNGÜENTO DE AGRIPA O DE BRIONIA

  •  Raíz reciente de Brionia: ocho onzas
  •  Gladiolo seis dracmas
  •  Yezgo, helecho, aro: ââ media onza
  •  Hojas recientes de colombrillo amargo: tres onzas
  •  Escila reciente: onza y media
  •  Cera amarilla: cuatro onzas y media

Se machacan en un mortero de mármol con mano de madera todas las raíces, y después las hojas de cohombrillo amargo y la escila. Se ponen todas estas sustancias en un perol con el aceyte; se calienta la mezcla a un fuego manso para disipar las tres quartas partes de la humedad poco más o menos; se cuela la mezcla por expresión; se depura el aceyte; se derrite en él la cera; se agita este ungüento, hasta que esté frío; y se guarda en un bote.

Virtudes: Se hace uso de este ungüento para frotar el vientre y región del bazo; se dice que es bueno para resolver los tumores, para la hidropesía, quitar las obstrucciones y laxar el vientre”.

Bibliografía


ANÓNIMO (1988): Agripa de Nettesheim (Enrique). Enciclopedia Universal Ilustrada Europeo-Americana, 3, 485. Madrid, Espasa-Calpe.

BAUMÉ, A. (1793): Elementos de farmacia teórica y práctica, 3, 268. Madrid.

José María de Jaime Lorén
Universidad Cardenal Herrera-CEU (Moncada, Valencia)
(Julio, 2010)

 

Descargar Epónimo Científico Agripa