BÁLSAMO TRANQUILO DEL PADRE AIGNAN

FRANÇOIS AIGNAN  (1644-1709)
José María de Jaime Lorén (2010)


Datos biográficos
Médico francés que perteneció a la orden capuchina, conocido con el apodo de Père Tranquille, que transmitirá al nombre del bálsamo que dejó como epónimo. Junto a un compañero de su orden dirigió un laboratorio de medicina instalado en el Louvre, donde preparaban medicinas para los pobres que dispensaban de forma gratuita.

Doctorado en medicina en 1703, fue médico del rey y del príncipe de Condé, además de inventor de diversos medicamentos. Fueron muy populares el Bálsamo apoplético, la Esencia aromática y, sobre todo, el Bálsamo tranquilo de su nombre.

Escribió varias obras que constituyen una mezcolanza de aforismos populares, principios químicos y discusiones teológicas. Destacan: “Le Prêtre médecin ou discours sur l’establissement de la médecine” (París, 1696), “L’ancienne Médecine ou les sentiments uniformés d’Hippocrate et de Galien sur les acides et álcalis” (París, 1693), “Traité de la goutte dans son état natural, ou l’art de connaitre les vrais principes des maladies” (París, 1707).

Bálsamo tranquilo del Padre Aignan
El nombre de bálsamo se aplica en farmacia por un lado, a los bálsamos naturales o productos fisiológicos o patológicos de la asimilación o desasimilación vegetal, generalmente del tipo de líquidos resinosos; pero también se da el nombre de bálsamo a medicamentos artificiales más o menos complejos, de uso externo en unciones o fricciones.

La composición en estos últimos puede ser de lo más variada. Para el tratamiento del cólico, tradicionalmente se ha aplicado este Bálsamo tranquilo del Padre Aignan sobre las zonas dolorosas. Se elabora a partir de hojas secas de beleño (50 gr.), belladona (50 gr.), solano negro (50 gr.), estramonio (50 gr.), adormidera (50 gr.), todo ello sumergido en 200 gr. de alcohol durante un día; pasado el cual se añaden 500 gr. de aceite de adormidera. Se calienta todo durante 6 horas al baño maría, y se añaden luego unas gotas de esencia de tomillo, espliego, romero y menta.

411px-236_Atropa_belladona_L

Atropa belladona, ingrediente fundamental en el Bálsamo tranquilo

Otra fórmula anterior de este Bálsamo tranquilo indica que se compone de:

  • Hojas secas de estramonio, yerba mora, beleño negro adormidera blanca, a partes iguales cuatro onzas
  • Sumidades frescas de romero, salvia, ruda, ajenjo, hisopo, espliego, tomillo, mejorana, yerbabuena y yerbabuena acuática, y de flores de saúco e hipericón, a partes iguales una onza
  • Aceite común ocho libras

Se machacan las plantas frescas en un mortero y se ponen con aceite común en un caldero de cobre, se cuecen a un fuego sostenido hasta que se haya disipado el agua de la vegetación. Se cuelan con expresión y se vierte el aceite aún caliente sobre las plantas secas reducidas a pedacitos. Después de quince días de maceración, se cuela de nuevo todo con expresión y se clarifica por el reposo. El bálsamo obtenido se conservará al abrigo de la luz para que no tome color amarillento.

Indicado en casos de dolores reumáticos y neuralgias, a dosis de una o dos dracmas en fricciones.

Bibliografía

ANÓNIMO: Consulta: 5 de julio de 2010. Visitar Web Universidad de Zaragoza

JURADO, A. (2005): Aceite de oliva todo mal quita (desde la antigüedad hasta hoy). Madrid, 223

Imagen de Atropa belladona: Consulta 10 de octubre de 2014

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/d/d2/236_Atropa_belladona_L.jpg

José María de Jaime Lorén
Universidad Cardenal Herrera-CEU (Moncada, Valencia)
(Julio, 2010)

Descargar AIGNAN