MITRIDATISMO, MITRÍDATO, MITRIDÁTRICO, GUERRAS MITRIDÁTICAS, MITRÍDATES

MITRÍADES VI EUPATOR O EL GRANDE
Rafael V. Martín Algarra
José María de Jaime Lorén (2010)

Datos biográficos
Con tan sólo 11 años sucedió a su padre en el trono del Ponto. Alarmado ante los atentados contra su vida que había dirigido su propia madre, durante siete años vivió en el monte de la caza. Cuando en 111 a.C. regresó a Sinope para tomar posesión del trono, su primera disposición fue encerrar en la cárcel a su progenitora y mandar asesinar a su hermano.

Libre de enemigos se dedicó a realizar sus sueños de conquista que pronto se extendieron por gran parte del Asia Menor, conquistas que supo asegurar con una hábil política matrimonial. Su poder y ambición chocaron con los intereses de la República romana, y el Senado le obligó a abandonar gran parte de los territorios conquistados que pasaron de nuevo a manos de sus antiguos reyes.

El odio que Mitrídates VI había sentido desde su infancia hacia Roma, por haberle arrebatado la gran Frigia que su padre había recibido de los propios romanos en pago a sus servicios a la República, exacerbó la humillación sufrida.

Entonces, aparentando acatar las órdenes del Senado, empezó a prepararse para la guerra contra Roma, que por entonces atravesaba una etapa de dificultades económicas y militares. Daban comienzo así las guerras mitridáticas.

Tras la derrota definitiva de Pompeyo en el Ponto, Mitrídates abandona su reino escapando hacia el norte y arrollando a los bárbaros del Cáucaso que le querían cerrar el paso llegando hasta el Bosforo. Derrotado pero no rendido, el indomable anciano se apresta a nuevas luchas tratando de reunir un ejército para remontar el Danubio y caer sobre Italia. Pero el pueblo, acaudillado por su propio hijo Farnaces, se amotinó contra él encerrándose en la fortaleza de Panticapea prefiriendo morir antes que caer en manos de sus enemigos.

Busca entonces la muerte por medio de diversos venenos, pero la costumbre de tomarlos para prevenir envenenamientos de sus adversarios le habían hecho inmune a los mismos. Así, no tuvo otra alternativa que hacerse degollar por uno de sus guardias.

Al recibir Pompeyo el cuerpo del gran Mitrídates VI, ordenó se le diese sepultura en Sinope en la tumba de los reyes. Desaparecía así uno de los grandes enemigos de Roma, cuya figura ha sido rodeada por una aureola novelesca desde la antigüedad.

Sus energías físicas, su valor y destreza para todos ejercicios, su inteligencia y dominio de los idiomas, su afición a las artes y al coleccionismo de objetos antiguos y curiosos, su gusto por estar siempre rodeado de sabios y poetas griegos, todas estas grandes cualidades, convivían también con un carácter despótico y violento en extremo.

Mitridatismo
Nombre aplicado en toxicología al hábito y tolerancia para con los tóxicos y con los medicamentos, basado en la tradición que estima que Mitrídates VI pasó buena parte de su vida tomando venenos a pequeñas dosis para acostumbrar su organismo a los mismos, dado los numerosos intentos de asesinato que padeció por este método.

Mitrídato
Del latín mithridaticus antidotus, o antídoto de Mitrídates, que las antiguas farmacopeas consideraban antiveneno por excelencia. También conocida como Triaca de Mitrídates, estaba compuesta por 54 ingredientes entre los que destacan el opio, agárico y el aceite de víboras. Se supone que fue inventada por este rey del Ponto, o por su corte de médicos entre los que Cratevas fue el más famoso.

Mitridátrico
Perteneciente o relativo a los reyes del Ponto de nombre Mitrídates, en especial al VI de la dinastía, conocido también como Eupator, el Grande.

Guerras mitridáticas
El año 88 a.C. dio comienzo la primera en la que Mitrídates VI rey del Ponto, al mando de un gran ejército se impuso rápidamente en Capadocia, Frigia, Bitinia y Pérgamo. Numerosas ciudades e islas griegas lo aclamaron como su libertador. Sin embargo, Mitrídates mancilló sus victorias ordenando se diese muerte inmediata a todos los italianos que habitaran aquellos territorios. Entusiasmado por los triunfos, envió a la Grecia continental a su más experto capitán, Arquelao, que conquistó Atenas llegando hasta Tesalia.

En tan críticas circunstancias llega el general Sila a Grecia el año 87 con un fuerte ejército, recibiendo enseguida la adhesión de las principales ciudades griegas y conquistando Atenas tras una feroz resistencia. El despotismo del rey del Ponto, más tiránico que el de los romanos, hace que deserten de su lado las ciudades asiáticas. Comprende entonces Mitrídates VI la necesidad de obtener una paz ventajosa, paz que se firma el año 84 por la que restituía todas sus conquistas.

La segunda guerra mitridática tuvo lugar un año después, por la irrupción del general romano Murena que fue derrotado y tuvo que regresar a Frigia, siendo expulsadas las guarniciones romanas de toda Capadocia. Nueva paz, que no impide al rey del Ponto ganar aliados en su causa contra Roma, y así la muerte del rey de Bitinia el año 73 fue motivo para que Mitrídates se anexionase sus territorios, dando comienzo a la tercera guerra mitridática.

Tras los éxitos iniciales, los ejércitos de Roma destrozaron por completo a los del Ponto, y el año 71 Mitrídates tuvo que abandonar su reino para refugiarse cerca de su yerno Tigranes, rey de
Armenia, desde donde consiguió recobrar lo perdido entrando en Ponto como triunfador el año 67.

Unos años más tarde llega Pompeyo al Asia Menor al frente de fuerzas considerables, derrotando completamente a Mitrídates que abandonó definitivamente el Ponto.

Mitrídates
Tragedia de Racine en cinco actos estrenada en 1673, que narra el carácter del gran rey del Ponto y su odio implacable contra los romanos, su audacia y entereza, así como sus celos y desconfianzas.

La obra fue recibida con aplauso general al reunir la ternura característica de las obras de Racine, con lo sublime del teatro de Corneille, aunque con escaso rigor histórico.

Bibliografía

ANÓNIMO (1988): Mitrídates. Enciclopedia Universal Ilustrada Europeo-Americana, 35, 1118-1121. Madrid, Espasa-Calpe

José María de Jaime Lorén
Rafael V. Martín Algarra
Universidad Cardenal Herrera-CEU (Moncada, Valencia)
(Julio, 2010)

Descargar PDF Epónimo Cienífico Mitríades VI