ESPÍRITU DE MINDERERO

RAIMUNDO MINDERERO (1571-1621)
José María de Jaime Lorén (2010)


Datos biográficos
Médico alemán que ejerció su profesión primero en Ingolstadt, luego lo hizo como médico militar y después médico de cabecera de los emperadores Matías y Maximiliano. Escribió “De pestilentia liber unus” (Viena, 1608), “De chalcanto sen vitriolo, diss. Iatrochymica” (Ausburgo, 1617), “Threnodia medica” (Viena, 1619), “Alsedarium Marocostinum” (Ausgburgo, 1616), “Threnodia medica” (Ausgburgo, 1620) y “Epístola única” (Nuremberg, 1625).

Minderero fue redactor de la sexta edición de la “Farmacopea Augustana” (1613), la primera en incluir remedios químicos, pues ya en su “Chalcanto” reconocía que “Si yo no empleo únicamente medicamentos procedentes de los reinos vegetal y animal, sino que en ocasiones hago uso también de medicamentos metálicos o de origen mineral, lo hago porque éstos pueden suplir a los vegetales simples y puros que en enfermedades nuevas o crónicas no han surtido efecto. Hago esto porque la medicina no debe desesperar”.

Palabras que indican claramente que Minderero incluía en su farmacopea, además de extractos simples y compuestos de vegetales, las sales obtenidas de plantas, como la sal de Saturno o acetato de plomo, sal de vitriolo o sulfato ferroso, nitrum sulfure purgatum que es una mezcla de sulfato y nitrato potásico, crocus martis u óxido férrico, flores sulfuris o azufre sublimado, flores ac vitrum antimonii u oxisulfuro de antimonio, antimonium diaphoreticum o mezcla de antimoniato potásico con óxido de antimonio, teurbetum minerales o sulfato de mercurio, lapis septicus o potasa cáustica y lapis philosophorum o mezcla de alumbre, vitriolo bolus, cerusa alcanfor y vinagre, así como una larga lista de aguas destiladas.

De todas formas, en aquella época no era todavía fácil la inclusión de productos minerales en las farmacopeas oficiales. La misma ciudad de Ausburgo en 1597 prohibía a los boticarios preparar ni ofrecer a la venta sustancias reconocidas como deprimentes o venenosas, tal como laubdanum minerale, llamado antimoni, ni timpelthums minerale, ni otros purgantes minerales.

Con la publicación de la “Farmacopea Augustana” deben reconsiderar esta actitud, pues en 1613 permiten ya el empleo de los remedios químicos. Eso sí, siempre que en su preparación los boticarios siguieran las instrucciones de los médicos prescriptores.

Espíritu de Minderero
Remedio medicinal inventado por Raimundo Minderer compuesto de acetato amónico, usado en forma de solución en farmacia como diaforético y refrigerante. José Lorenzo Pérez, siguiendo las ideas de Barbier, lo describe en la forma siguiente:
“ACETATO DE AMONIACO LÍQUIDO, ESPÍRITU DE MINDERERO, SPIRITUS MIDERERI”.
Sal neutra dilatada en agua, que se forma vertiendo sobre el carbonato de amoniaco concreto ácido acético hasta la saturación de la base. Esta sal tiene un olor nauseabundo, un sabor acre y picante; ejerce sobre los tejidos vivos una impresión estimulante moderada.

El espíritu de Minderero se ha usado con fruto en las afecciones reumáticas. Dilatado en una bebida ligeramente aromática determina una diaforesis útil; se ponen treinta o cuarenta gotas en un vaso de vehículo acuoso; se puede repetir dos o más veces al día. También se ha aconsejado en la gota, en la parálisis, en las fiebre adinámicas y atáxicas”.

Bibliografía

BALLANO, A. (1807): Diccionario de medicina y cirugía. Biblioteca manual médico-quirúrgica, 4, 39. Madrid.

FOLCH JOU, G. (1986): Farmacia y medicamentos en la literatura técnico-farmacéutica. Historia general de la Farmacia. El medicamento a través del tiempo, 1. 454-455. Madrid, Sol.

LORENZO PÉREZ, J. (1825): Elementos de materia médica arreglados a los principios fisiológicos adoptados por J.B.G. Barbier, 102. Madrid

José María de Jaime Lorén
Universidad Cardenal Herrera-CEU (Moncada, Valencia)
(Julio, 2010)

Descargar Epónimo Científico Raimundo Minderero