LABORATORIOS PELLETIER

LIUS PALACIOS PELLETIER (1894-1947)
José María de Jaime Lorén (2010)
Eva Blanco Julve

Datos biográficos
Según señala el breve resumen histórico de la publicidad que sus laboratorios insertaban en el Boletín de la Sociedad Española de Historia de la Farmacia, en 1926 el químico, farmacéutico y doctor Luis Palacios Pelletier, funda en Madrid los Laboratorios Pelletier.

Palacios era miembro de diferentes sociedades científicas nacionales y extranjeras, y recibió también el premio Carracido. Gran divulgador científico, es el primer químico español que se dedica al estudio a fondo de las vitaminas.

Se ocupó asimismo de la acción terapéutica de las sales halógenas, de los biocatalizadores y de algunos barbitúricos, dando a conocer sus trabajos en comunicaciones presentadas a la Real Academia de Farmacia, de la que fue presidente en su sección de Historia.

Con más amplitud se extiende Rafael Roldán en su “Diccionario”, al señalar que era hijo del farmacéutico de Fitero (Navarra) Fernando Palacios. Bachiller por el instituto de Logroño en 1909, licenciado en Farmacia por la Universidad de Barcelona en 1914 y doctorado en la de Madrid en 1919.

Ejerció como farmacéutico titular en Fitero hasta 1917 que marchó a Madrid, donde estableció el laboratorio de especialidades de su segundo apellido, de honda tradición en el campo de la investigación de los alcaloides y de sus derivados.

Fue académico numerario de la Real Academia de Farmacia, de la que fue fiscal, interventor y vicesecretario; correspondiente de la Real Academia de Medicina de Sevilla desde 1934; miembro de la Sociedad Química Biológica de París, y de la Real Sociedad Española de Física y Química.

En la sesión de apertura del curso 1934-1935 de la Real Academia de Farmacia fue el encargo de pronunciar el discurso inaugural que versó sobre “Ensayos sobre fitoterapia de los amargos, y los factores psíquicos, dietéticos y medicamentosos del hambre y del apetito”.

Gran polemista, su intervención periodística más destacada tuvo lugar desde su cargo de redactor científico de “El Debate”, en el que dejó publicados infinidad de trabajos.

Asimismo fue redactor de la revista “Letras”, colaborador fijo de la agencia “Logos”, corresponsal literario de “El Pueblo Navarro” de Pamplona, donde publicó numerosas crónicas de la colonianavarra en Madrid, y articulista en “El Sol” entre los años 1922 y 1927. En las páginas de “La Tribuna” de Madrid dejó varios cuentos.

En la prensa profesional ocupó también un destacado lugar, pues en 1919 fundó y dirigió la revista “Farmacia Hispana” que vivió sólo hasta 1921; fue redactor científico de “Farmacia Nueva” hasta 1936, y colaborador de “El Monitor de la Farmacia”, “La Unión Farmacéutica” y “La Voz de la Farmacia”.

Además de sus trabajos periodísticos, es autor de varias obras importantes como “La práctica de los inyectables en pequeños laboratorios” (Siguenza, 1929), “Estudio especial para la carotina o Provitamina A” (Madrid, 1933), “Secretos de belleza. Química de tocador” (Madrid, 1933, posteriormente reeditada), “Fórmulas y procedimientos de fabricación de especialidades farmacéuticas” (Madrid, 1934), “Las vitaminas en el momento actual” (Madrid, 1934), “Para vivir cien años. Nuevas orientaciones biológicas” (Madrid, 1934). “¿Porqué cae el pelo? Estudio químico, biológico y terapéutico” (Madrid, 1936), “¿Es curable la calvicie? El secreto actual de la cuestión” (Madrid, 1936), “Manual práctico del auxiliar de farmacia” (Madrid, 1941), “La práctica de farmacia en treinta y dos lecciones” (Madrid, 1945).

Laboratorios Pelletier
El grueso de las investigaciones de Palacios Pelletier estuvo siempre centrado en el mundo de las vitaminas. Como industrial sus laboratorios se dedicaron sobre todo a la extracción de la provitamina A de la zanahoria, ofreciendo a la clase médica las especialidades Vitacarotene a dosis normales y a dosis masivas.

Del germen de trigo obtuvo tocoferol a altas concentraciones, siguiendo los trabajos de Drumond y Hoover para su cristalización, empleando sucesivas concentraciones con éter, alcohol, cloroformo y acetona. Así en su preparado Tocoferol-Carotene, asocia a la vitamina E el caroteno, pigmento de la zanahoria que refuerza su acción.

Partiendo de levaduras autorizadas por Saccharomyces seleccionados, cascarillas y germen de trigo, arroz y soja, consigue en un solo preparado, B Totales, que incluye el amplio espectro de vitaminas B que contiene aneurinas, lactoflavinas, nicotínico amidas, adermina, colina, hemógeno y biotina en estado natural y “viviente”.

En 1930 presentaba Luis Palacios Pelletier una comunicación sobre “El cloruro magnésico y sus aplicaciones en terapéutica”, que sirvió de base para la preparación en su laboratorio de los comprimidos Senectal, formado por sales halógenas de magnesio, concretamente cloruro, bromuro, yoduro y fluoruro, con acción catalizadora sobre diversos procesos patológicos. Más tarde presentados en forma de ampollas como Neo-Senectal.

También se interesó por el mundo de los barbitúricos, creando la especialidad conocida como Laureal o fenil-etilmalonil-urea sódico magnésica, de gran eficacia y con la ventaja de no producir obnubilación ni hábito. ´

Tras la muerte del Palacios Pelletier, sus sucesores proseguirían la elaboración de estos productos y de otros que incorporaron al vademécum del laboratorio.

Bibliografía

ANÓNIMO (1971): Historia de los Laboratorios Pelletier. Boletín de la Sociedad Española de Historia de la Farmacia, 88, publicidad. Madrid

ROLDÁN GUERRERO, R. (1958-63): Diccionario biográfico y bibliográfico de autores farmacéuticos españoles, 3, 12-16. Madrid.

José María de Jaime Lorén
Eva Blasco Julve
Universidad Cardenal Herrera-CEU (Moncada, Valencia)
(Agosto, 2010)

Descargar Epónimo Científico Luis Palacion Palletier