ESPÍRITU CARMINATIVO, MIXTURA ASTRINGENTE, PÍLDORAS DE STIRACE, SAL DIGESTIVA, CISURA DE SILVIO

FRANÇOIS (A) SILVIO DU BOIS DE LE BOE (1614-1672)
José María de Jaime Lorén, Rafael V. Martín Algarra (2010)


Datos biográficos
Médico belga que adoptó el sobrenombre de “Silvio”, y que perteneció a la corriente iatroquímica que propugnaba el empleo de medicamentos drásticos de origen mineral.

Estudió en Leyden, donde fue profesor de medicina desde 1658. Se le considera uno de los fundadores del sistema Médico-quimiátrico. Es autor de “Disputationum medicarum decas” (Ámsterdam, 1663) y “Praxen medica idea nova” (Leyden, 1667), obras que fueron reeditadas en 1671.

Se le atribuye también la invención de la ginebra a François de le Boë. Efectivamente, en 1500 realiza experimentos en la Facultad de Medicina de la Universidad de Leiden, Holanda, su objetivo es obtener un elixir medicinal.

Utiliza enebro y logra buenos resultados al destilar los zumos de bayas maceradas en aguardiente. Rápidamente el “Gin” del Dr. Boe consigue aceptación internacional como medicina y aguardiente. Se le llama Ginebra como variante del término enebro.

Espíritu carminativo de Sylvius
En medicina y farmacia se aplica el nombre de espíritu a una serie de líquidos de composición diversa según el método seguido en su preparación, pero en especial a la parte volátil de los mismos.


Tan sólo conocemos la referencia que deja Souberain de este Espítitu o Alcoholato carminativo de Silvio. Es la siguiente:

“ESPÍRITU CARMINATIVO DE SYLVIUS (Alcoholato carminativo de Sylvio)

  •  Raíz de angélica, dos dracmas
  •  Raíz de imperatoria, tres dracmas
  •  Raíz de galanga, tres dracmas
  •  Hojas de romero, tres onzas
  •  Hojas de mejorana, tres onzas
  •  Hojas de ruda, tres onzas
  •  Hojas de albahaca, tres onzas
  •  Bayas de laurel, seis dracmas
  •  Simiente de angélica, una onza
  •  Simiente de apio, una onza
  •  Simiente de anís, una onza
  •  Jengibre, tres dracmas
  •  Nueces moscadas, tres dracmas
  •  Macías, tres dracmas
  •  Canela, seis dracmas
  •  Clavo de especia, dos dracmas
  •  Cortezas de naranjas, dos dracmas
  •  Alcohol de 80º (31º Cart.), seis libras

Destílese en baño de maría para sacar toda la parte espirituosa. Se emplea como cordial y estomático en la dosis de una a dos dracmas”.

La forma farmacéutica de alcoholato corresponde a los líquidos obtenidos por destilación del alcohol que se ha puesto previamente en contacto con varias sustancias que pueden ser aromáticas, vegetales, animales o de propiedades medicinales. Estas materias, frescas o secas, solas o mezcladas, se dejan en maceración con el alcohol de 56 a 90º durante tres o cuatro días y después se procede a la destilación en el baño de maría del alambique. Antiguamente se llamaron también elixires, bálsamos, gotas, espíritus, aguas espirituosas aromáticas, etc.


Mixtura astringente de Silvio
Los farmacéuticos y médicos dan normalmente el nombre de mixtura a cierto tipo de pociones, si bien algunas traducciones de libros ingleses emplean el mismo término para designar las mezclas.

De esta forma describe Antonio Ballano la Mixtura de Silvio:
“MIXTURA ASTRINGENTE DE OPIO DE SILVIO (Para el vómito de sangre). R. Agua destilada dos onzas y media; ácido acetoso media onza; opio puro pulverizado dos granos. Se disuelven, y anade de coral roxo preparado media dracma; de los polvos de catecú medio escrúpulo, y xarabe simple una onza. Su dosis media onza repetida por intervalos. En cada onza se encuentra medio grano de opio”.

Píldoras de Stiraci Silvii
Además del epónimo médico dedicado al “Polígono de Willis”, bien estudiado ya por el profesor José Luis Fresquet, nosotros lo traemos aquí por otro epónimo, en este caso farmacéutico. Se trata de un remedio secreto citado en último lugar en el “Tractat de Medicina” que se halla en el manuscrito número 9 de la Biblioteca Universitaria de Barcelona, fechado el 19 de febrero de 1780, que fue estudiado por Juan Esteva y Estilita Espinosa. Aparece descrito en los términos siguientes: “Stiracis calamitae, succi liquiritiae inspisati olibani mirrae, opii, ana una dracma, crocioriantalii, dos escrúpulos, cum sirupo papaverii simplicis fiat S.A. masa dosis gra V vert 6”.

Únicamente hemos encontrado los términos “vel pillula stiracis Silvii” correspondientes a nuestro epónimo en la página 75 de la obra de Sebastián Cera “De febri nosocomica: cui accedit de febri carceraria et rurali epidemica tractatus” (Ticini, 1792).

Sal digestiva de Silvio
La Sal digestiva de Silvio corresponde al acetato de potasa. Cuando Guillermo Cullen se ocupa en su “Tratado de materia médica” de las Sales neutras, menciona la Sal de Silvio en estos términos:
“SALES NEUTRAS, LAS SALES NEUTRAS”
Estas sales ayudadas de un buen y competente régimen son visiblemente poderosos sudoríficos, y con freqüencia se han dado con este fin (B.P. 1ª). Véase acerca del uso del nitro como sudorífico las observaciones del Doctor Brocklesvy publicadas en 1764. Acerca de las virtudes sudoríficas de la sal amoniaco véase a Muys de sale amoniaco (B.P. 2ª); y según Boerhave parece que la sal digestiva o febrífuga de Silvio (B.P. 3ª) se ha dado con el mismo objeto. Apenas es necesario añadir haciendo mención de estos sudoríficos neutros, que la mixtura salina o neutra formada de un álkali, unido con el ácido nativo de los vegetales, es muy útil para favorecer y promover los sudores”.

“(B.P. 3ª) La sal febrífuga de Silvio, sal marina regenerada o muriate de potasa, se ha celebrado por Silvio y otros muchos autores como diaforética. Se podrá ver acerca de su uso e inconvenientes una nota que puse en el fol. 47º del tomo III de esta obra”.

Cisura de Silvio
La Cisura de Silvio se conoce también con los nombres de Surco o Fisura lateral, y corresponde a una hendidura que recorre transversalmente el cerebro humano desde su basa por ambos flancos. En su parte inferior separa el lóbulo frontal y el lóbulo temporal, y en su parte superior el lóbulo parietal del temporal.

Aunque está presente esta cisura en ambos hemisferios cerebrales, es más larga en el izquierdo. Se trata de uno de los primeros surcos que se desarrollan en el cerebro del feto humano, alrededor de la decimocuarta semana de gestación.

Bibliografía

BALLANO, A. (1807): Diccionario de medicina y cirugía o Biblioteca manual médico-quirúrgica, 5, 396. Madrid CULLEN, G. (1796): Tratado de materia médica, 4, 466-467. Madrid.

ESTEVA DE SAGRERA, J.; ESPINOSA RAMOS, E. (1977): El “Tractat de Medicina”, Ms 9 de la B.U.B. Boletín de la Sociedad Española de Historia de la Farmacia, 112, 167-186.

SOUBEIRAN, E.: Tratado de Farmacia teórico y práctico, 3, 441. Madrid.

José María de Jaime Lorén
Rafael V. Martín Algarra
Universidad Cardenal Herrera-CEU (Moncada, Valencia)
(Noviembre, 2010)

Descargar PDF Epónimo Científico François (a) Silvio Du Bois de le Boë