ELIXIR DE GARÚS

JOSEPH DE GARRÚS (S. XVIII)
José María de Jaime Lorén (2010)


Datos biográficos
Médico de la Facultad de Montpellier. Sobre 1680 pasó a París donde tuvo oportunidad de conocer de primera mano los enfrentamientos entre los médicos de la Facultad de París con los procedentes de provincias, a quienes impedían el ejercicio profesional a menos que sus nombres figuraran en la lista de la Casa Real de las universidades de provincia, pues no era entonces raro el intrusismo médico.

Elixir de Garús
Se trata sin duda de uno de los preparados medicinales más polémicos de todo el siglo XVII. Compuesto básicamente de áloes, mirra, vainilla, azafrán y otras especias, alcanzó gran fama por la curación que consiguió con la duquesa de Du Barry, hija mayor del Regente y esposa de Carlos, hijo del Delfín, gravemente enferma a consecuencia de un aborto hacia el año 1719.

El elixir fue duramente atacado por los miembros de la Facultad de Medicina de París, lo que posiblemente ayudó a propagarlo, pues cada vez era más utilizado hasta que, a la muerte de su inventor, tras hacerse pública la composición del mismo, el Rey dio a la viuda un permiso especial para venderlo en exclusivo.

De la enorme popularidad que disfrutó el elixir durante el siglo XVIII, es prueba la mención que le dedica Diderot en “Les bojoux indiscrets” en 1748. Se consideraba una especie de panacea, actuando como estimulante digestivo y tónico. No obstante Garrus fue acusado de plagio por haberse limitado a mejorar un poco el Elixir de propriéré de Paracelso, pues su composición era muy parecida.

La fórmula más completa la proporciona la “Enciclopedia Agraria” que dirigió el Abate Rozier, en la misma el anónimo autor de la reseña presenta el elixir en los términos siguientes:

“ELIXIR DE GARÚS”.
Tómense tres dracmas de mirra en polvo, clavo de especias y nuez moscada, machacados, de cada cosa tres dracmas, cuatro dracmas de canela molida y diez libras de aguardiente; póngase todo a macerar en la cucúrbita del baño de maría por espacio de doce horas, y destílese en el mismo baño de maría hasta que hayan salido nueve libras de licor. Pónganse a macerar al baño de maría en otra cucúrbita cuatro onzas de hojas de culantrillo, media onza de raíz de regaliza quebrantada, tres onzas de higos secos deshechos, y ocho libras de agua de río destilada; cuélese sin exprimir, y fíltrese por papel de estraza; añádase media libra de agua de azahar; deslíanse después en seis libras de infusión doce de azúcar blanco; y últimamente mézclense nueve libras del primer licor con diez y ocho de este almíbar, y resultará el elixir de Garús, que se debe conservar en botellas bien tapadas. La dosis es de una dracma hasta dos onzas.

Se administra en las enfermedades de debilidad proveniente de serosidad; en los dolores de estómago por indigestión y con debilidad; en el hipo, en la desgana por materias serosas, en los vómitos por materias pituitosas y por debilidad, en los cólicos ventosos, y en los eructos crudos.

En general, todas las personas de color encendido, de temperamento cálido y bilioso, y que padecen de calculillos y almorranas deben tomar con moderación los elixires, particularmente el de Garús, que es muy ardiente. Pero para las flaquezas de estómago, y aún para las indigestiones creo que sería mucho mejor beber helados, y comer pedazos de hielo. Los facultativos decidirán si tengo razón; lo que se quiere decir es que el uso de los helados me hace mucho provecho, tomándolos inmediatamente después que he comido mucho”.

La condición intermedia entre licor y medicina que se atribuye a este remedio secreto, queda de manifiesto cuando Beaumé lo incluye como vemos entre las ratafías:
“RATAFÍAS QUE SE PREPARAN POR INFUSIÓN Y
DESTILACIÓN. ELIXIR DE GARÚS”.

  •  Arrayán, ââ dracma y media
  •  Acíbar, ââ dracma y media
  •  Clavo de especia, ââ tres dracmas
  •  Nuez moscada, ââ tres dracmas
  •  Azafrán, una onza
  •  Canela, seis dracmas
  •  Espíritu de Vino rectificado, diez libras

Se quebrantan todas estas substancias; se ponen infusión en el espíritu de vino veinticuatro horas. Entonces se destila en baño de maría hasta la sequedad; se rectifica en baño de maría este licor espirituoso y aromático para sacar nueve libras de espíritu. Después:

  •  Culantrillo del Canadá, cuatro onzas
  •  Regaliz cortada en trozos grandes, media onza
  •  Higos pasos, tres onzas
  •  Agua hirviendo, ocho libras
  •  Azúcar, doce libras
  •  Agua común de flor de Naranja, doce onzas”.

Todavía hoy se prepara de forma ya más sencilla con 10 partes de tintura de canela, 10 de tintura de clavo de especia, 10 de tintura de nuez moscada, 100 de agua de azahar, 1 de azafrán, 100 de alcohol de 85º y 550 de jarabe de culantrillo. Se macera el azafrán en las tinturas y el alcohol, se filtra y se añade el jarabe al líquido filtrado.

A nivel industrial se utilizaba hasta no hace mucho tiempo, pero para darle un uso más alimentario que medicamentoso. La fórmula que daba Curt Gregori para preparar licores y aguardientes, era para 100 litros de elixir de Garús que presentaba un color caramelino C.G.:

  •  Esencia compuesta de Elixir de Garús, 50-60gr.
  •  Alcohol 95º, 35 litros
  • Jarabe preparado (20 kg. de azúcar y 20 kg. de agua), 35 litros
  • Agua, 35 litros

Bibliografía

BAUMÉ, A. (1793): Elementos de farmacia teórica y práctica, 2, 388. Madrid

GREGORI, C. (1913): Libro de recetas para la preparación en frío de licores, aguardientes, jarabes de frutas, 28. Ed. 2001, Leipzig.

LABRUDE, P. (2007): El elixir de Garrus, ¿drogas o licor de mesa, original o imitación? La historia de las ciencias médicas, 41 (3), 315-316.

ROZIER (1799): Curso completo o Diccionario universal de agricultura teórica, práctica, económica y de medicina rural y veterinaria, 6, 271. Madrid.

TRAVER ROS, M. (2010): Agua de Alibour. Trabajo mecanografiado para la asignatura de Historia de la Farmacia. Moncada, Universidad CEU Cardenal Herrera.

José María de Jaime Lorén
Universidad Cardenal Herrera-CEU (Moncada, Valencia)
(Julio, 2010)

Descargar Epónimo Científico Joseph de Garrús