Tener un acento es totalmente natural al estudiar idiomas. Los profesores tienden a cambiar su acento típico por uno neutral mientras viven en el extranjero o cuando enseñan a estudiantes extranjeros. Por lo tanto, el lunes pasado 12 de febrero, les dimos la oportunidad de recuperar su voz única y auténtica en el taller de acentos en inglés, también para que nuestros alumnos experimentaran la diversidad al decir la misma palabra.

Alumnos de diferente grados y países han participado en el taller.

Fue un placer poder contar con Greg, de Liverpool, Harry, de Texas y Noel, de Cork, todos ellos hablantes nativos de inglés. Antes que nada, se les pidió que leyeran un pequeño párrafo en un artículo (individualmente) y luego, interpretaran personajes de una conversación, ambas actividades usando sus acentos. Fue divertido simplemente tratar de averiguar cuál era la frase exacta que estaban diciendo, y ¿sabéis qué? Creo que el acento irlandés es súper difícil.

Siempre ha existido una discusión sobre qué variante del inglés es la más adecuada: inglés americano o británico. Por lo tanto, hemos detectado las diferencias más comunes en la pronunciación (el sonido / æ /, / r /, / t /), así como en la entonación y la velocidad de lectura. Incluso tratamos de leer y escribir trabalenguas. Sin embargo, es importante saber que ninguno de los acentos es mejor que el otro, y siempre puedes elegir el que más te guste.

Fue un taller útil tanto para nativos como para hablantes extranjeros, ya que pueden compartir su forma de hablar y esto ayudará a que las personas se entiendan mejor entre sí.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here