AGUA DE RABEL

RABELAI RABEL (S. XVII)
José María de Jaime Lorén (2010)


Datos biográficos
De momento, ninguna información tenemos acerca de este autor que atiende por Rabel. ¿Un médico francés, tal vez? Agua de Rabel También conocida como esencia de Rabel, el término esencia se aplica a aceites volátiles que contienen ciertos vegetales aromáticos. En general las esencias constituyen un grupo de sustancias muy heterogéneas, que tienen en común ciertos caracteres físicos externos.

La preparación clásica era a base de ácido sulfúrico diluido e infusión de hojas de adormidera. Hoy se hace con ácido sulfúrico alcoholizado que se prepara con 25 gramos de ácido sulfúrico puro de 66º y 75 de alcohol de 90º. Se mezclan ambos líquidos, vertiendo poco a poco el ácido sobre el alcohol. Se conserva en frascos bien tapados. Se trata de un líquido astringente y antiséptico, usado antes en farmacia a dosis de 3 a 6 decigramos.

La “Farmacopea razonada” de Henry y Guibourt, presenta el agua de Rabel de esta guisa: “3. Alcoholato sulfúrico (Ácido sulfúrico alcoholizado, agua de Rabel). Se toma:

  •  Ácido sulfúrico de 66º, 1 onza
  •  Alcohol de 36º, 3 onzas

Se pone el alcohol en un matraz; se añade poco a poco el ácido sulfúrico; se mezcla según se va añadiendo, para repartir con uniformidad el calórico desprendido en la masa, y evitar la rotura de la vasija; se tapa el matraz, y se deja en reposo por ocho días; se decanta entonces el líquido en un frasco que tenga tapón de cristal, y se guarda.

Observaciones: El ácido sulfúrico más puro del comercio contiene sulfato de plomo, que se precipita cuando se mezcla con el alcohol; por lo que se deja reposar el líquido por ocho días para que la separación sea completa, y se decanta con facilidad el alcoholato enteramente privado de esta sal.

Comúnmente se tiñe el agua de Rabel con algunos pétalos de amapola; pero esta medida, que hace distinguir los frascos con más facilidad, y que puede evitar errores peligrosos en razón de la fetidez fuerte del líquido, no debe despreciarse; aunque es verdad que el agua de Rabel más bien se coloca ya en una botica entre los ácidos que entre las aguas, lo que llama más particularmente la atención de los discípulos.

En el formulario de Reuss se hallan otras dos fórmulas de alcoholato sulfúrico; la una, con el nombre de elixir ácido De Dippel, manda añadir 1 onza de ácido concentrado a 5 onzas de alcohol, y teñir la mezcla con 2 dracmas de azafrán, y otro tanto de grana kermes; la otra, conocida con el nombre de elixir ácido de Haller, contiene partes iguales de ácido y de alcohol. Esta última preparación es mucho más ácida y casi tan peligrosa como el mismo ácido sulfúrico”.

En la “Farmacología quirúrgica” de Jacobo Plenck, tratacon cierta extensión de los usos medicinales de este producto que conoce con los nombres de:
“AGUA o ESENCIA DE RABEL”

  •  Aceite y vitriolo o ácido vitriólico concentrado, cuatro onzas
  •  Espíritu de vino rectificado, cuatro onzas

Todo se pone en un matraz, y luego se tapa con un vaso de reencuentro, y se hará la mezcla: primero se pondrá un calor de fuego de arena muy suave; después se destilará en el baño de arena, y se sacará el agua de rabel. Otros no hacen más que poner el matraz bien tapado a un calor suave de fuego de arena, o en cenizas calientes por espacio de ocho días seguidos, y sin más destilación ni operación que esta se obtiene el agua.

Usos: es buena para detener toda especie de hemorragia, aún las intensas, con tal que no haya inflamación. También es útil para las calenturas ardientes, echando algunas gotas en un vehículo apropiado hasta que adquiera un ácido grato. Para las gonorreas en que se padece un ardor muy violento también aprovecha, si se mezclan algunas gotas en las tisanas frescas o atemperantes. La dosis es de una gota hasta quince por cada seis u ocho onzas de tisana”.

Bibliografía

HENRY, N.E.; GUIBOURT, G. (1830): Farmacopea razonada, o Tratado de farmacia práctico y teórico, 2,284-285. Madrid.Ç

PLENCK, J.J. (1819): Farmacología quirúrgica o Ciencia de medicamentos externos e internos para curar las enfermedades de cirugía; con un tratado de farmacia relativo a la preparación y composición de los medicamentos, 353. 3ª ed. Madrid

José María de Jaime Lorén
Universidad Cardenal Herrera-CEU (Moncada, Valencia)
(Agosto, 2010)

Descargar Epónimo Científico Rabelai Rabel