Ser odontólogo y vendedor es posible si entiendes el marketing

Para muchos profesionales en el campo de la Odontología la palabra marketing es sinónima de vender, engañar y no es ético.  Pero vender un tratamiento siempre ha formado parte de la práctica odontológica pero para definirlo se usaban términos como, aconsejar, asesorar u orientar.

Como profesionales en el campo de la Odontología debemos interpretar el marketing dental como una filosofía. El marketing serio  diferencia de forma precisa las diferentes formas de vender.

objetivos-marketing

La mayoría de los dentistas son vendedores pasivos que si queremos usar un símil es como los alacranes que esperan a que sus patas o sus pedipalpos hagan contacto con las moscas… Eso nos pasa a los profesionales en odontología porque la afluencia de los nuevos pacientes es alta o porque uno no sabe o no quiere ser más activo en la captación de pacientes.

clinica-dental

¿Por qué rechazamos un vendedor activo? Es porque en nuestra retina un vendedor activo es comparado a un comercial agresivo que su único objetivo es la venta. Florecen imágenes típicas del vendedor de enciclopedias que mete el pie en la puerta de casa.  Está claro que esta forma de vender no es la correcta para una clínica odontológica, aunque es cierto que existen clínicas que solo piensan en facturar el máximo posible.

Sabemos que la odontología es un negocio que se basa en la confianza entre el paciente y el dentista por ello el vendedor activo en este sector es aquel dentista cuyo objetivo principal es su paciente o cliente con sus inquietudes y necesidades.  Este tipo de vendedor es la fiel imagen de un dentista profesional y ejerce porque es su vocación.  El dentista que es vendedor activo debe:

  • tomarse el tiempo necesario para cada uno de los pacientes
  • no debe solo hablar sino debe dialogar con el paciente
  • explicar, aconsejar y advertirle sobre su salud oral
  • ofrecer tratamientos y alternativas a estos  que se ajusten a las necesidades y las posibilidades del paciente

foto de una historia clinica

El marketing en la clínica dental puede estar dirigido a la producción el objetivo del cual es dar a conocer las presentaciones que ofreces y encontrar personas que tienen interés en ellas. Funciona en mercados poco competitivos. Esto se puede reflejar en el mundo de la publicidad de las clínicas como es por ejemplo: “¡Somos especialistas en Endodoncia!”

El marketing puede estar orientado a las necesidades  que su objetivo es averiguar lo que buscan los consumidores y satisfacer las demandas. Este tipo de marketing funciona en mercados muy competitivos. Requiere mucha empatía. En este tipo de marketing se utilizan argumentos más cerca a las necesidades de los pacientes.

Pasar a ser de un vendedor pasivo a ser un vendedor activo es perfectamente conciliable con la profesión odontológica siempre y cuando los objetivos primordiales no sean el dinero rápido sino las necesidades y la satisfacción de los pacientes de la clínica.

Arlinda Luzi

Docente por vocación. Endodoncista, Coordinadora del Máster en Endodoncia de la Universidad CEU Cardenal Herrera. Más de 10 años de experiencia profesional en endodoncia,odontología conservadora e investigación. En mis ratos libres me gusta escribir, dedicarme a mi familia y vivir una de mis pasiones... Las fallas

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. dentista dice:

    un artículo que aunque ha pasado muchísimo tiempo sigue siendo muy bueno e incluso para ponerlo en práctica, no ha cambiado mucha cosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resolver: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Send this to a friend