TRIACA MAGNA, LABORATORIOS ANDRÓMACO

ANDRÓMACO (S.I)
José María de Jaime Lorén (2010)

Datos biográficos

Médico griego también conocido con el sobrenombre de el Anciano para distinguirlo de su hijo, también médico y autor de una obra de farmacia citada por Galeno. Nació en la isla de Creta entre los años 54 y 68, fue médico del emperador Nerón y el primero que llevó el título de archiatra o jefe de los médicos.

Se le atribuye la invención de la Triaca de su nombre, cuya principal novedad con relación a la que hasta entonces se usaba, consistió en introducir en su composición la carne de víbora. Se trata, sin duda, de uno de los medicamentos más importantes de todos los tiempos, considerado como una especie de antídoto de todos los venenos. Andrómaco es el protagonista de un poema elegíaco escrito en griego que Galeno incluyó en su obra “De antidotis”, que describe todas las sustancias que componen la triaca. Triaca Magna de Andrómaco La antigua triaca es un electuario formado por unas 70 sustancias medicinales, unas activas y otras del todo inactivas. Conservó enorme fama hasta la época moderna, y todavía en el siglo XVIII los boticarios de Venecia, Holanda y Francia debían prepararla con cierto ceremonial en presencia de las autoridades. Los ingredientes utilizados variaron a menudo en número, cantidad y condición, dependiendo sobre todo de la época, el uso que se le fuera a dar y el boticario que la elaboraba. El número de ingredientes podía ir desde los cuatro de la triaca Diatessaron a los 78 de la de Nicostrato. A su vez la cantidad utilizada de cada producto era minuciosamente pesada.

Alguno de los componentes que se usaban en determinadas variantes de triaca no llegaron a identificarse con precisión. Entre los conocidos destaca el opio, componente principal, eléboro, jengibre, iris de Florencia, valeriana, acoro aromático, ruibarbo, potentilla, raíces de aristoloquia, asaro y genciana, madera de aloe, canela de Ceilán, escila, dictamo de Creta, rosa roja, azafrán, champiñón de París, zumo de regaliz, extracto de acacia catecú, goma arábiga, mirra, olíbamo, benjuí y otras. Entre los ingredientes de origen animal destacan castoreo y, sobre todo, carne de víbora; y entre los minerales terra sigilata, betún de judea o sulfato de hierro. Todas sustancias eran desecadas, trituradas y disueltas en excipientes del tipo de trementina, vino y abundante miel, por lo que técnicamente la triaca se consideraba un electuario. Las fórmulas con sus diversas variantes se recogieron en numerosos libros de medicamentos, desde la “Theriakà” de Galeno a las farmacopeas españolas de principios del siglo XX.

Hasta fechas relativamente recientes era considerado un medicamento popular. La 7ª edición de la “Farmacopea Española” la describe con los nombres de Triaca y Electuario teriacal, formado por las siguientes sustancias:

  • 25 gramos de cada una de las siguientes materias: polvos de valeriana, contrahierba, genciana, escordio, manzanilla, canela de Ceilán, pimienta de Jamaica, anís, fruto de enebro, corteza de naranjo, mirra, azafrán y sulfato ferroso desecado
  • 50 gramos de opio
  • 100 gramos de quina de Loja
  • 150 gramos de miel de saúco
  • 556 gramos de vino de Cariñena
  • 1200 gramos de miel superior

Se mezcla la miel con la de saúco y 400 gramos de vino; se cuela la mezcla por tamiz de cerda y, calentando el líquido nuevamente, se añaden el azafrán y el sulfato ferroso. En seguida, y sin dejar de agitar, se agregan el opio desleído en el resto del vino y todas las demás substancias, que se habrán mezclado previamente. Se deja fermentar la masa, removiéndola de vez en cuando, y cuando la fermentación haya cesado se pone el medicamento en vasijas de porcelana o de loz.

El producto final debe ser aproximadamente 2000 gramos. Según esta misma Farmacopea, la acción terapéutica de la triaca es antiespasmódica, tónica y calmante, empleándose en dosis de 2 a 4 gramos. También puede usarse externamente extendida en una tela o en enemas.

En 1732, por Real Cédula de 15 de marzo, alcanzaron los miembros de la Congregación y Colegio de Boticarios de Madrid, fundado en 1589 y precursor del Real Colegio de Boticarios, el privilegio de la elaboración de la Triaca Magna de Andrómaco, que se revestía de la mayor solemnidad, asistiendo una representación del Protomedicato a inspeccionar los simples, exponiendo éstos al público durante siete días, ante los que desfilaba todo Madrid y preparándola los mismos colegiados. Este privilegio lo disfrutó la Corporación hasta 1920, en que, por el desuso en que cayó el polifármaco, dejó de prepararse.

Laboratorios Andrómaco
Laboratorio que inicia sus actividades en Barcelona en 1923, fundado por los doctores Raúl Roviralta Astoul y Fernando Rubió, construyendo en pocos años una compañía farmacéutica con presencia en 19 países de Europa y América. El inicio de la expansión se hace en 1926 en Argentina y, tras la guerra civil española, se separan los socios quedando el grupo Roviralta con una importante presencia en Latinoamerica.

Bibliografía


FARMACOPEA OFICIAL ESPAÑOLA (1905) 7ª edición. Madrid, 698 p.

GIGNOLI, F. (1967): Los inventores de medicamentos y el privilegio real. Boletín Sociedad Española de Historia de la Farmacia, 71, 99. Madrid
LABORATORIOS ANDRÓMACO. Visitar Web Andrómaco

José María de Jaime Lorén
Universidad Cardenal Herrera-CEU (Moncada, Valencia)
(Julio, 2010)

Descargar Epónimo Científico Andrómaco