POLVOS DE LA MADRE CELESTINA

LA CELESTINA (1500)
José María de Jaime Lorén (2010)


Datos biográficos
Celestina es uno de los principales protagonistas de la tragicomedia atribuida a Fernando de Rojas “La Celestina. Tragicomedia de Calixto y Melibea”, publicada en Burgos y Salamanca en 1500.

El argumento consiste a grandes rasgos en la exposición de los amores del mancebo Calixto, de noble alcurnia, claro ingenio y no escasas prendas morales, y la doncella Melibea, noble también.
Para facilitar la entrevista y la unión de los dos amantes interviene Celestina, mala y astuta mujer, versada en negocios de tercería, dos criados de Calixto y una criada de Melibea. Estos son los principales protagonistas de la obra inmortal, junto a otros secundarios, que desarrolla la acción del conocimiento, trato y trágico fin de los dos amantes, que sucumben víctimas de su temeridad, de su imprevisión y, hasta cierto punto, de su desastrado sino.

Polvos de la madre Celestina
Figurado y familiarmente, los Polvos de la madre Celestina hacen alusión al modo secreto y maravilloso con que se hace una cosa, dando a entender la forma secreta, misteriosa y prodigiosa en virtud del cual se hace algo.

Sin duda proceden de los secretos polvos que preparó la artera protagonista de la obra de Fernando de Rojas, para vencer el pudor y recato de Melibea.

No en vano “La Celestina” fue también conocida por el vulgo como “Los polvos de la Madre Celestina”. Como hemos dicho se trata de un drama prosaico escrito en el siglo XV, cuyo argumento se basa en la seducción de Melibea por Calixto, auxiliado por la vieja hechicera y alcahueta Celestina.

La obra finaliza cuando Melibea se arroja despechada de una torre a la vista de su padre, por eso el objeto moral de “La Celestina” es precaver a la juventud de los artificios y engaños de las malas mujeres.


Pero como dice Cervantes, esta tragicomedia seria “un libro Divino, si encubriera más lo humano”, esto es, si no pusiera tan a la vista y tan a las claras las escenas que realmente pasan en el mundo, pero cuya pintura siendo tan viva y desnuda, puede perjudicar a las costumbres de los mismos a quienes se desea librar.

Vencen allí los extravíos de la juventud y los medios de corromper la inocencia con el auxilio de una mala vieja, que emplea toda clase de artificios, inclusos los supersticiosos de la hechicería para conseguir su depravado intento.
Desde entonces quedaron en proverbio los “Polvos de la Madre Celestina”, y se profanó para siempre el respetable y dulce nombre de la madre que se dio en adelante a las alcahuetas.

Con este mismo nombre, “Los polvos de la madre Celestina”, escribió el dramaturgo romántico Juan Eugenio de Hartzenbuch una comedia de magia en tres actos “acomodada del teatro francés al nuestro” (Madrid, 1840).

Consta de 93 páginas, está ambientada en el siglo XVII, se desarrolla en la madrileña farmacia de Maese Nicodemus Chirinella, y concluye la obra en las inmediaciones de la ciudad de Huesca.

Todavía se utilizará este mismo título en una novela histórica de Rafael del Castillo, publicada en Madrid en 1862 en 827 páginas. Curiosamente la novela la dedica el autor al dramaturgo Hartzenbuch antes citado.

Bibliografía

ANÓNIMO (1988): Celestina. Enciclopedia Universal Ilustrada Europeo-Americana, 12, 927-931. Madrid, Espasa-Calpe.

José María de Jaime Lorén
Universidad Cardenal Herrera-CEU (Moncada, Valencia)
(Julio, 2010)
Descargar Epónimo Científico La Celestina