AGUA DE GOULARD

THOMAS GOULARD (S. XVIII)
José María de Jaime Lorén (2010)


Datos biográficos
Médico francés que redactó mediando el siglo XVIII un curiosísimo tratado que sería traducido al español con el nombre de “El cirujano instruido. Modo fácil, y barato de curar casi todas las enfermedades externas con el uso de una sola medicina diferentemente modificada”.

El autor narra en él sus experiencias ejerciendo la cirugía y la medicina en general, elogia las diferentes preparaciones de los derivados del plomo para su utilización en los hospitales y da cuenta de su gran descubrimiento, el uso del extracto deSaturno para curar un gran número de males, según señala:

“No es mi ánimo publicar como cosa absolutamente nueva la composición del Extracto de Saturno; únicamente me he propuesto informar á los Cirujanos, y al Publico los nuevos, y diferentes modos, que he dado á este Extracto, y ponerles delante de los ojos los casos particulares en que se ha practicado con tan felices sucesos, que aun no han acabado de admirar los mismos Cirujanos. Presento pocos razonamientos, pero muchas Observaciones, y casos prácticos que no tienen otro objeto, que la utilidad de los Hospitales, y del Público”.

El Extracto de Saturno, nombre por el que era conocido el acetato de plomo, es un compuesto muy utilizado en medicina en el siglo XVIII, que se aplicaba a diferentes males, como inflamaciones, contusiones, quemaduras, torceduras, dolores reumáticos, herpes o hernias, mezclado con agua, con cera o con aceite.

La obra fue traducida del francés al español por José Ignacio Carballo de Castro, miembro de la Real Academia Medico-Matritense y mandada imprimir por primera vez en Madrid en 1774, edición cuya portada aquí reproducimos en formato facsímil. El traductor, el cirujano del ejército

Antonio Segarra, justifica en su prólogo su traducción de la obra de Goulard, ya que experimentó él mismo los efectos del extracto de Saturno y observó sus virtudes, que le convencieron “de la utilidad del asunto, y de la necesidad de publicarlo en Castellano para beneficio de los Pueblos”.

Precisamente en este libro, el traductor presenta a Mr. Goulard como Consejero del Rey de Francia, Maestro de Cirugía de Montpellier, miembro de la Sociedad Real de Ciencias, asociado correspondiente de la Academia Real de Cirugía de París, y Cirujano mayor del Hospital del Rey de Montpellier.

Agua de Goulard
De esta forma se expresaba el propio Thomas Goulard en relación con el agua de su nombre, también conocida como Vegeto-mineral, Blanca o Leche virginal de su invención, cuando todavía no había adoptado su nombre: “Debo advertir que se ha de mirar en no confundir el Extracto de Saturno con el licor Vegeto-mineral”.

El extracto de Saturno no es otra cosa, que el licor, que resulta de la ebullición del vinagre con el litarge, cerca de una hora. El licor Vegetomineral es una mezcla de Extracto de Saturno, con el agua común. He hecho ver cuantas graduaciones tolera este licor, que dependen de la cantidad de gotas de Extracto.

Se deberá proporcionar a la cualidad del mal, por el cual se aplica; no puedo determinar exactamente la dosis; la prudencia del que lo aplica deberá fijar la graduación. Solamente diré, que la cantidad de una pequeña cucharada (de las cucharitas en que se toma el Café) se le mezclará una pinta de agua, y de esta manera el licor Vegeto-mineral estará en toda su fuerza ordinaria”.

La Farmacopea de Jourdan nos da las siguientes recomendaciones sobre la preparación del Agua de Goulard: “Cuando se prepara el agua de Goulard con el agua común, se vuelve lechosa, porque se descompone una parte de la sal, y produce con el sub-carbonato o sulfato de plomo que se precipita, el acetato de cal que queda en disolución.

El farmacéutico que tiene necesidad de consultar también el aspecto de las medicinas que expende, y que con particularidad respeta las antiguas preocupaciones, debe evitar este defecto que por otra parte considerado médicamente, es de ninguna importancia; pues que si se disminuye un poco la fuerza del líquido, se compensa muy bien, teniendo cuidado de agitarlo antes de usarlo, a fin de diluir el precipitado que se ha formado en el fondo.

El agua de Goulard se usa en fomentos y para humedecer las cataplasmas. El Agua de Goulard es, pues, una solución acuosa de subacetato de plomo con algo de alcohol. El agua vegetomineral o agua blanca de la Farmacopea Española se prepara con 10 gr. de subacetato plúmbico líquido, 20 de alcohol de 95º y 970 de agua. Otras fórmulas similares llevan 80 gr. de alcoholato de vulneraria.

En cualquier caso el aspecto lechoso de la solución se debe a que precipita una pequeña cantidad de sulfato de plomo al descomponerse el subacetato y reaccionar con el sulfato cálcico del agua común.

Tanto es así que apenas resulta turbia empleando agua destilada. Esta agua de Goulard es un resolutivo que ha sido muy usado contra contusiones y esguinces, aunque el vulgo la aplica también en heridas.

En forma de inyecciones se utilizaba contra la leucorrea. Citada también por la Farmacopea Militar Española, se trata de una suspensión que se obtiene añadiendo el alcohol sobre el agua purificada en un vaso de precipitados, homogeneizando mediante agitación con varilla y, seguidamente, agregar el subacetato de plomo líquido, mezclando bien también agitando con una varilla. El Agua de Goulard es astringente y resolutivo, y se usa en contusiones y hemorroides.

Bibliografía

Formulario Español de Farmacia Militar (1975) Reimpresión, 1, 51. Madrid.

GOULARD, T. (1768): Memoria acerca de las enfermedades de la uretra, y de un específico para su curación, como también de otras muchas enfermedades de cirugía. Madrid, 152-153.

JOURDAN, J.L. (1829): Farmacopea universal o Reunión comparativa de las farmacopeas de …, de los recetarios…, de las farmacopeas militares …, 3, 416. Madrid.

José María de Jaime Lorén
Universidad Cardenal Herrera-CEU (Moncada, Valencia)
(Julio, 2010)

Descargar Epónimo Científico Thomas Goulard