¿Qué es el Tiempo  Ordinario?

El tiempo del Año litúrgico que no tiene un carácter propio (Adviento Navidad, Cuaresma y Pascua) recibe el nombre de Tiempo Ordinario, que abarca 33 o 34 semanas. En este tiempo no se celebra ningún aspecto concreto del misterio de Cristo.

¿Por qué se llama Tiempo Ordinario? Se llama así porque se medita sobre la «vida ordinaria» de Jesús. Qué hizo con sus discípulos, los lugares que visitó, los milagros que realizó.  En el tiempo ordinario se profundiza en la vida cotidiana de Jesús. Por ejemplo, en el tiempo de Navidad se profundiza sobre el nacimiento de Jesús, en el tiempo de Pascua se profundiza en la Resurrección de Jesús, mientras que en el Tiempo Ordinario no hay un misterio específico que se profundice, sino más bien se acompaña a Jesús en sus “actividades” de día a día.

 

Es un  tiempo peculiar porque resulta ser el más largo de todo el año. El color que representa este tiempo es el verde, comienza después de la fiesta del Bautismo del Señor y concluye con la Solemnidad de Cristo Rey del Universo.

El sacerdote, en el tiempo ordinario, usa la casulla de color verde en la Misa. El color verde se usa en los Oficios y en las Misas del Tiempo Ordinario. El verde, como sabemos, es símbolo de la esperanza. Transmite serenidad y armonía, algo que siempre intentó ofrecernos Jesucristo.

Sin que tenga un carácter propio, sigue teniendo importancia y relevancia para los cristianos. Conocemos a Jesús en su quehacer diario y le exaltamos.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Resolver * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.