Actividades

Night fever, ¿te apuntas?

Fiestas cristianas de Noviembre

«Bienaventurados los pobres en el espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos. Bienaventurados los mansos, porque ellos heredarán la tierra.  Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados. Bienaventurados los que tienen hambre y sed de la justicia, porque ellos quedarán saciados.  Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia.  Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios. Bienaventurados los que trabajan por la paz, porque ellos serán llamados hijos de Dios. Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos. Bienaventurados vosotros cuando os insulten y os persigan y os calumnien de cualquier modo por mi causa. Alegraos y regocijaos, porque vuestra recompensa será grande en el cielo, que de la misma manera persiguieron a los profetas anteriores a vosotros» (Mt 5, 3-12)

El mes de Noviembre comienza marcado por la fiesta de todos los Santos. El texto que acabamos de leer, es el que se proclama en esta celebración tan importante para los cristianos. En ella conmemoramos a todos los que supieron responder con fidelidad a la llamada de Dios recibida en el Bautismo, y vivieron desde la voluntad del Padre con confianza y con alegría. Ellos son un “modelo” para nosotros. No porque fueran perfectos, sino porque son testigos del amor de Dios, y lo son con toda su vida. Algunos son muy conocidos, otros han pasado más desapercibidos, pero todos son verdaderos amigos de Dios. Por eso, además, son intercesores ante Dios. Actúan como intermediarios, nos ayudan en las cosas pequeñas de cada día, y también en las cosas importantes. Somos muy afortunados de contar con su testimonio y con su intercesión. ¡Por eso, lo celebramos con gozo!

Junto a esta celebración tan importante encontramos otra muy significativa: la conmemoración de los fieles difuntos, el 2 de Noviembre. En ella recordamos con cariño y gratitud a nuestros seres queridos que ya no están con nosotros, y pedimos a Dios por ellos. Le pedimos que perdone sus errores y los acoja en el Cielo para que puedan vivir el deseo de Jesús: «Este es mi deseo: que los que me has dado estén conmigo donde yo estoy, y contemplen mi gloria» (Jn 17,24).

Nos sorprende, por tanto, que estas celebraciones tan importantes estén quedando eclipsadas por la fiesta de «Halloween», basada en el temor y la muerte, que nada tiene que ver con nuestra cultura, con nuestra historia y, mucho menos, con nuestra fe. Os invitamos, pues, a ser coherentes y auténticos, a vivir en la verdad y libertad, apostar por la vida y no por la muerte, y a saber defender y celebrar lo más propio de los cristianos, que es la llamada a la santidad y la esperanza en la vida eterna.

Desde el servicio de Pastoral os invitamos a vivir una noche alternativa al Halloween y participar en la celebración-oración “Night Fever” que tendrá lugar el miércoles 31 a las 19.30 de la tarde hasta la 1.00 de la madrugada en la Iglesia de San Lorenzo en Valencia.

No os lo podéis perder!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resolver * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.