MIXTURA DE ERLENMEYER

FRIEDRICH ALBRECHT ERLENMEYER
Rafael V. Martín Algarra (2004)

Como muchas veces ocurre durante la búsqueda de bibliografía sobre un asunto determinado, encuentras información que no corresponde exactamente al objeto de tu trabajo, pero que te llama la atención y por casualidad cae en tus manos información para ti desconocida. Pues bien, precisamente esto ha sido lo que ha ocurrido con este epónimo, pues mientras rastreaba los pasos del inventor del matraz de Erlenmeyer, Richard August Carl Emil Erlenmeyer, me encontré con el epónimo Mixtura de Erlenmeyer. Sin embargo, el nombre se debe a “otro Erlenmeyer”: Fiedrich Albrecht Erlenmeyer

Datos Biográficos
Friedrich Albrecht Erlenmeyer nació el 9 de marzo de 1849 en Bendorf, Alemania. Hijo de Adolf Albrecht Erlenmeyer, médico alemán (Wiesbaden, 1822 – Bendorf, 1877) que ejerció su carrera en el asilo de Sigburgo y fundó el asilo de Bendorf, cerca de Coblenza, modesto al principio, pero que rápidamente adquirió gran importancia y que en 1866 lo amplió con un servicio para el tratamiento de enfermedades nerviosas.

Friedrich A. Erlenmeyer realizó sus estudios elementales en Coblenza, y estudió medicina en las universidades de Bonn y Halle. En febrero de 1875 obtuvo su licencia de médico y ese mismo mes se doctoró. A la muerte de su padre en 1877, la propiedad del asilo de Bendorf pasa a su viuda Emma Erlenmeyer Tillmann, recayendo la dirección médica en su hijo Friedrich A. Erlenmeyer y la administración económica en su segundo hijo Max Erlenmeyer.

Durante el siglo XIX se comenzaron a utilizar diversos principios activos para el tratamiento de algunas enfermedades mentales entre ellas la morfina y la cocaína. Uno de los defensores del empleo de estas sustancias para el tratamiento de estas patologías fue Sigmund Freud, quien precisamente en 1884 propone y recomienda un método de administración de la cocaína para el tratamiento de la adicción a la morfina.

En julio de 1885 Erlenmeyer prueba el tratamiento propuesto por Freud, pero observó que aparecían síntomas de estrés físico y mental en los pacientes durante el período de consumo y de abstinencia de este fármaco, que causaban alucinaciones visuales y auditivas, así como un síndrome maníaco agudo.

Estos estudios sobre la cocaína hicieron que Erlenmeyer discutiera la ligereza con la que Sigmund Freud recomendaba el empleo de esta droga, por ejemplo como tratamiento de deshabituación de la morfina. Friedrich Albrecht Erlenmeyer en ese mismo año califica a este estupefaciente como “el tercer azote de la humanidad” después del opio y el alcohol.

En la actualidad hoy no se discute que el uso continuado de estas sustancias, produce una dependencia vital, física y mental, al paciente que las consume.

Tras la Primera Guerra Mundial y como consecuencia de los problemas de inflación en la Alemania de postguerra, muchas instituciones se vieron obligadas a cesar sus actividades, entre ellas la institución dirigida por Friedrich A. Erlenmeyer que se disolvió en 1920. Tras una corta enfermedad, el Dr. Erlenmeyer murió en Bendorf a la edad de 78 años, el 7 de julio de 1926.

Mixtura de Erlenmeyer
Se trata de una mezcla a partes iguales de bromuro de sodio, potasio y amonio. Los bromuros son sustancias con actividad depresora del sistema nervioso, y propiedades anticonvulsivantes y sedantes.

Estas sales se comenzaron a utilizar durante la segunda mitad del siglo XIX por producir un buen efecto sedante y, gracias a dicho efecto, se comenzaron a utilizar en el tratamiento de las crisis epilépticas.

La administración de bromuros a los pacientes permitió observar la disminución de la frecuencia de las crisis, favoreciendo su empleo y reduciendo los tratamientos no farmacológicos más utilizados hasta entonces y con peores resultados. Sin embargo, el tratamiento con bromuros no estaba exento de problemas, pues en muchos casos la administración prolongada producía la aparición de síntomas sicóticos, observándose que éstos eran dependientes de las dosis administradas.

En cualquier caso, a pesar de los efectos adversos derivados de su uso prolongado, el empleo de los bromuros ha sido durante más de medio siglo, el tratamiento fundamental de los pacientes con epilepsia.

Bibliografia

Diccionario Terminológico de Ciencias Médicas. 13ª Edición. Masson 1998

Enciclopedia Universal Ilustrada Europea-Americana, 20. Espasa Calpe.

Bénesteau, J y Corraze, J. Freud et la Psychanalyse.  Visitar Web Conférences données à Roquefavou. 

Anthony J.C., Petronis K.R.: Epidemiologic evidence on suspected associations between cocaine use and psychiatric disturbances p .71-94 En Research Monograph nº 110 : The epidemiology of cocaine use and abuse (National Institute on Drug Abuse), 1991.

Visitar Web Drugabuse 

Rafael V. Martín Algarra 
Universidad CEU Cardenal Herrera

Descargar PDF Epónimo Científico Mixtura de Erlenmeyer