FARMACIA GALÉNICA, MEDICINA GALÉNICA, GALENO, GALENISTA, GALENISMO, ME-DICAMENTOS GALÉNICOS, PREPARADOS GALÉNICOS, FORMA GALÉNICA, CERATO DE GALENO NERVIO DE GALENO, ASA o ANASTOMOSIS DE GALENO

CLAUDIO GALENO (130 d.C. – 2008)
Rafael V.  Martín Algarra
José María de Jaime Lorén

 

En la Historia de la Ciencia siempre ha habido personajes controvertidos, ya sea por ideas, descubrimientos inventos o demostraciones, ya sea por su actitud personal o por las consecuencias de sus actos o bien por la influencia que han tenido y cómo dicha influencia ha perdurado en el tiempo. Galeno, es probablemente uno de estos personajes, pues fue tan amado y odiado, como importante fue la influencia de sus estudios y escritos en el avance y desarrollo de la medicina así como en su propio retraso, pues muchas de sus ideas perduraron inmutables durante casi quince siglos, impidiendo el avance de la medicina, hasta que Andrés Vesalio comenzó a cuestionar algunos de los principios de la medicina del Galeno. En cualquier caso no cabe la menor duda que Claudio Galeno fue un personaje de gran importancia en el avance científico.

Datos biográficos:

Claudio Galeno nació en Pérgamo (Asia Menor) hacia el año 130 de nuestra era. Su padre fue un arquitecto de prestigio llamado Aelius Nicón, que además poseía conocimientos de astronomía, matemáticas y filosofía poco comunes. Su madre, según cuentan las crónicas, era una mujer de carácter irascible que discutía a menudo con su marido (el propio Galeno comparaba a su madre con la esposa de Sócrates, Jantipa) y por ello recibió el nombre de Galeno, del griego galhnόz (galenós) que significa apacible, tranquilo.

Su padre le hizo frecuentar las principales escuelas filosóficas médicas de la época, lo que le permitió conocer las diferentes formas de pensamiento de la época, sin depender de ninguna.

Su vida fue la característica de la élite aristocrática de la época, dotado una moral individualista, enemigo de los compromisos sociales, gozó de una gran prosperidad económica.

Entre los 16 y 20 años inició sus estudios de medicina acudiendo al templo del dios Asclepio, lugar que servía de hospital, templo y escuela de medicina. Tras la muerte de su padre, hacia el año 150, dejó el templo para ir a estudiar a Esmirna, Corinto y Alejandría. Esta etapa de su vida duró aproximadamente unos doce años, retornando de nuevo a Pérgamo con una importante experiencia en vivisecciones de animales y habiendo escrito ya varios tratados médicos. Permaneció unos tres años en su ciudad natal trabajando como médico de gladiadores, en donde se dice que adquirió experiencia en el tratamiento de traumas y heridas. De esta época data su descripción de las suturas de los tendones.

Tras la grave crisis política que padeció Pérgamo el año 162, Galeno, que ya era un médico próspero e importante, marchó a Roma.

En Roma residió Claudio Galeno la mayor parte de su vida, ejerciendo la medicina, publicando numerosos trabajos y entablando amistad con los hombres más eminentes de la ciudad. Sus disecciones y vivisecciones públicas contribuyeron a darle una enorme popularidad y fortuna, lo cual, unido a su orgullo que le llevaba a envanecerse de su propio saber, motivó las envidias de sus colegas que consiguieron que fuese desterrado regresando a su ciudad natal por la Campania, Chipre y Palestina, ampliando a su paso los conocimientos médicos.

De regreso a Roma fue nombrado médico personal de Marco Aurelio Antonio, y allí parece que residió hasta su muerte, cuya fecha exacta está en controversia entre los expertos, considerándose tradicionalmente el año 201 como fecha de su muerte, pero algunos expertos la retrasan al año 216.

En su obra se muestra como un recopilador incansable del saber médico de la antigüedad, y supo aunar las teorías de las diversas escuelas helenísticas y romanas creando una medicina fundamentalmente hipocrática, pero con una fuerte influencia aristotélica. Todo ello profundizando en las materias que estudia, elaborando juicios propios, eliminando lo que le parece incierto o poco fundado e, incluso, criticando al propio Hipócrates, y eso que fue decidido partidario del humoralismo hipocrático.

Casi toda su doctrina se desarrolla en sus obras De usu partium corporis humani, libri XVII, del que se posee el texto griego completo, y De anatomicis administrationibus, libri XV, del que sólo se han encontrado los ocho primeros libros de la versión griega. Para combatir la enfermedad usó una cirugía rudimentaria, una dietética vinculada al hipocratismo y una farmacia que oficializa las prácticas polifarmacéuticas, es decir que predominaban los medicamentos compuestos.

Se le considera con razón el creador de la farmacia racional. A pesar de la dudosa eficacia de muchos de sus medicamentos, los justificaba a partir de una farmacología filosófica y coherente. Tal como se acepta hoy, en cada medicamento distinguía principio activo, coadyuvantes, correctivos y excipientes. Durante largo tiempo después de su muerte, llegó a considerarse incluso la inspiración divina de sus conoci-mientos por lo que incluso llegó a llamársele Divino Galeno.

Farmacia galénica

Galeno fue un gran preparador de remedios para tratar las enfermedades, describiendo  minuciosamente la elaboración y conservación de los mismos. Sirva como ejemplo, el preparado purgante denominado hiera en cuya composición figuraban, coloquíntida, agárico, opopónax sagapeno, perejil, aristoloquia redonda, pimienta, canela, espiga de nardo, mirra, azahar, germandria y suficiente miel como excipiente. Por ello el nombre que tradicionalmente ha recibido la disciplina que describe las técnicas, preparaciones, formas farmacéuticas y modos de obtener los medicamentos, ha sido el de Farmacia Galénica, en honor de tan insigne personaje. Quizás el legado más importante de galeno no sea la gran cantidad de preparados que describió sino sus detalles y minuciosidad en la descripción de sus preparaciones.

Medicina galénica

Doctrina médica partidaria de aplicar de las teorías de Galeno.

Galeno

Figurada y familiarmente médico.

Galenista

Médico partidario del galenismo.

Galenismo

Doctrina médica practicada a lo largo de la historia por los numerosos seguidores del maestro de Pérgamo que, desprovistos de su genialidad, ahondaron generalmente en sus ideas menos innovadoras ejerciendo una medicina cada vez más pobre.

Medicamentos galénicos

Aquellos de uso tradicional anteriores a la iatroquímica, así llamados por obtenerse según las manipulaciones descritas por Galeno en sus libros. Se trata por tanto de preparaciones estandarizadas que contienen uno o varios ingredientes orgánicos (en contraste con las prepraciones químicas o espargíricas (minerales).

Productos o preparados galénicos

En general todos aquellos que se utilizan en la formulación magistral de la farmacia

Forma galénica

También llamada forma farmacéutica y se define como la disposición a la que se adaptan los principios activos y excipientes para constituir un medicamento. La forma galénica o farmacéutica viene definida por la combinación de la forma en la que el producto farmacéutico es presentado por el fabricante y la vía por la que se administra.

Cerato de Galeno

Preparado farmacéutico que tiene por base una mezcla de cera y aceite, que no contienen resinas, al que se le adiciona agua de rosas.

Nervio de Galeno

En una de las múltiples vivisecciones publicas que realizaba Galeno practicó un corte en el cuello a un cerdo seccionando el nervio laríngeo, momento en el que el cerdo dejó de berrear. A este nervio se le dio el nombre de nervio de Galeno.

Asa de Galeno o anastomosis de Galeno

Es la comunicación entre el nervio laríngeo superior y el laríngeo inferior a nivel cercano a la tiroides. La rama externa del nervio laríngeo superior se comunica con el nervio recurrente o laríngeo inferior formando una asa nerviosa que da inervación a la laringe.

Curiosidades

El prestigio que arrastra en el campo médico-farmacéutico el nombre de Galeno, hace que sociedades y empresas dedicadas al mundo de la farmacia, hayan utilizado su nombre como denominación de sus empresas o productos comerciales, como es el caso de:
Safa-Galénica: Nombre de una de las principales industrias de distribución farmacéutica en España
Galénica: Línea cosmética de los laboratorios franceses Pierre Fabre-Klorane
Galenic: Laboratorios farmacéuticos dedicados a la fabricación de cosméticos.

Dudas

Hemos dudado a la hora de incluir entre los muchos epónimos de este célebre médico el mineral Galena (sulfuro de plomo de color gris y de lutre intenso), con sus derivados como Falsa galena, Galena de granos de acero, Galena palmeada, Galena selenífera, el género de crustáceos del mismo nombre, las ciudades de Estados Unidos de esta denominación, o los también minerales Galenobismutita, Galenoceratita o Galenoideo, pues, estimamos, que tal vez puedan proceder de Galena, ninfa mitológica hija de Nereo y de Doris, con seguridad término anterior en el tiempo a Claudio Galeno. Quede aquí nuestra duda.

Bibliografía

GARCÍA BALLESTER, L. (1972): Galeno (c. 130 – c.200). Acercamiento histórico-social a su biografía científica. Medicina e Historia, 2ª época, 1, 12. Publicación Médica Bihorm, Barcelona, 16 p.

GARCÍA BALLESTER, L. (1974): De la anatomía alejandrina al “Corpus Galenianum”. Medicina e Historia, 2ª época, 2, 37. Publicación Médica Bihorm, Barcelona, 16 p.

GARCÍA BALLESTER, L. (1985): Enfermo y enfermedad en la obra de Galeno. Medicina e Historia, 3ª época, 1, 10. Publicación Médica Bihorm, Barcelona, 16 p.

GARCÍA BALLESTER, L.: Galeno. Historia Universal de la Medicina, 2.

GÓMEZ CAAMAÑO, J.L. (1982): Páginas de Historia de la Farmacia. Sociedad Nestlé, Barcelona, 468 p.

LAIN ENTRALGO, P. (1978): Historia de la Medicina. Bibl. Médica de Bolsillo, Salvat, Barcelona, 722 p.

LAÍN ENTRALGO, P. (1982): Historia de la Medicina. Barcelona, Salvat Editores, 582 p.

ROSSELLI, J.F. (1627): Sex Libros Galeni de Differentiis et causis morborum, & syntomatum Comentarii. Barcelona
GARCÍA-CARRILLO, E.: Revista Acta Académica.

Manuel Alfonseca Moreno. Grandes Científicos de la Humanidad. Editorial Espasa, Madrid 1998

Visitar Web Diccionario de la Lengua Española. Vigésimosegunda edición

Visitar Web: Hombres ilustres: Galeno

Rafael V.  Martín Algarra
José María de Jaime Lorén
Universidad CEU Cardenal Herrera
Moncada, Valencia