BÁLSAMO VITAE, ELIXIR VISCERAL, LICOR ANODINO MINERAL, PÍLDORAS BALSÁMICAS, SOLUCIÓN ALCOHÓLICA ETÉREA DE HOFFMANN

FRIEDRICH HOFFMANN (1660-1742)
Rafael V. Martín Algarra
José María de Jaime Lorén (2010)

Datos biográficos
Médico alemán que estudió en las universidades de Jena y Erfurt. Ejerció primero la medicina en Minden, pasando en 1687 a Halberstadt como titular, obteniendo en 1693 una cátedra en la recién fundada Universidad de Halle donde enseñó medicina y química. Consideraba Hoffmann que estas ciencias debían estudiarse sin relación alguna, pues no podía entender los fenómenos biológicos como químicos, convirtiéndose en una firme oponente de las teorías yatroquímicas de Silvio. Para Hoffmann los estados patológicos eran resultado de espasmos, atonías, cambios humorales o excreciones defectuosas.

Sus trabajos fármaco-químicos se inician con la tesis doctoral “Exercitatio Medico-Chymica de Cinnabari Antimonio”. Sus disertaciones y observaciones físico-médicas y físico-químicas, contienen numerosos pasajes en los que habla de las virtudes medicinales de productos químicos, como los mercuriales, antimoniales, derivados del hierro, nitro, etc.

Estudió las aguas minerales, las analizó y reconoció sus sales y gases como responsables de sus propiedades terapéuticas. Diferenció la cal de la magnesia, cuyo oxicarbonato era administrado en medicina desde que la propagó el conde de Parma como remedio secreto en Roma a comienzos del siglo XVIII, y como medicamento antiácido por excelencia hasta la introducción del bicarbonato sódico.

En su “Opusculum de Materia Médica” publicado en 1753, divide los medicamentos según procedan del reino animal, vegetal o mineral, citando numerosas gomas, bálsamos, resinas, extractos, tinturas y derivados del mercurio, antimonio, hierro, sal, haciendo especial mención del cinc, cobalto y bismuto.

Se trata de uno de los grandes médicos de su época, caracterizado por la importancia que concedía a la observación del paciente, comprendiendo muy bien la necesidad de sistematizar y de ordenar los conocimientos.

Gran práctico, y fundador de una de las doctrinas médicas más importantes. Dejó gran número de obras entre las que destacan: “Medicina rationalis systematica”, “Medicina consultoria” (Halle, 1721-39), “Theoremata physica” (Halle, 1694), “Fundamenta medicinae” (Halle, 1696), “Idea fundamentae Univerdae ex sanguinis mecanismo metodo facili adornata” Halle, 1707), y “Fundamenta phisiologiae” (Halle, 1717). Tras su muerte se publicaron sus obras completas (Ginebra, 1748-53).

Bálsamo vitae de Hoffmann
De esta forma sintética describe Jourdan los ingredientes y la forma de elaboración de este bálsamo, que durante tiempo constituyó uno de tantos remedios secretos: “Balsamum vitae Hoffmanni, s. ad modum Hoffmann, Mixtura oleosa-balsamica, s. Succinea, Liquor balsamicoaromaticus, Tinctura succini aromatica (b.º br. d. o. pr. s. su. w. bo. ca. sp. sw. vm.)

  •  Aceite de romero, media onza
  •  Aceite de succino rectificado, dos dracmas
  •  Alcohol, una libra

Mézclese (pr.)

  •  Hojas secas de mejorana, una onza
  •  Hojas secas de ruda, una onza
  •  Flores secas de espliego, una onza
  •  Cardamomo menor, tres dracmas
  •  Clavos de especia, tres dracmas
  •  Macía, tres dracmas
  •  Aguardiente, treinta y dos onzas
  •  Agua, sesenta y cuatro onzas

Extráigase por destilación diez y ocho onzas de líquido y disuélvase en el producto”.

Elixir visceral de Hoffmann
Licor compuesto de corteza de naranjas, canela, genciana,ajenjo, manzanilla, carbonato potásico y vino de Jérez.

También se ocupa del mismo Jourdan quien en su Farmacopea da varias modalidades de este licor de naranja, como por ejemplo la que sigue:
“VINO ALCALINO DE CORTEZA DE NARANJA”
Tintura amarga, Elixir estomacal, Elixir balsámico o vinoso de Hoffmann, Elixir visceral de Hoffmann, Esencia estomacal, Vino amargo alcalizado, Vino aromático alcalizado, Elixir viscerale,Ss. balsamicum, S. viscerali Hoffmann, S. balsamicum, Stomachicum et temperatum Hoffmanni, S. balsamicum Hoffmanni, S. aurantiorum compositum, Essentia stomachica, Vinum amarum alcalisatum, S. aromaticum alcalisatum, Tinctura amara, S. stomachica (a. an. b. be. d. han. o. pa. po. pr. r. s. ca. pie. sa. sp. sw.vm.)

  •  Corteza mondada de naranja, onza y media
  •  Vino de España, libra y media

Déjense en digestión por treinta y seis horas; cuélese y añádase:

  •  Extracto de cardo santo, onza y media
  •  Sub-carbonato de potasa, tres dracmas Cuélese al cabo de algunos días”.

Licor anodino mineral de Hoffmann
En general el término de licor se aplica a bebidas espirituosas destiladas por alambique. En farmacia sin embargo se utiliza este término en el sentido de líquido, y forma parte de numerosos medicamentos y reactivos líquidos.

Friedrich Hoffmann fue uno de los primeros químicos en ocuparse de la preparación de éter, antes aún que Frobenio que ha pasado por ser su descubridor. Hoffmann destilaba seis partes de alcohol muy rectificado con una parte de ácido sulfúrico, y obtenía una mezcla de éter y de alcohol.

Posteriormente se le dio el nombre de Licor mineral anodino de Hoffmann al último producto de la destilación del éter. Prescribía también añadir unas gotas de aceite dulce, sin embargo este licor destilado de Hoffmann debía contener muy poco dada la mucha cantidad de alcohol que empleaba.

Posteriormente se daba igualmente el nombre deLicor de Hoffmann a una mezcla a partes iguales de alcohol de 36º y de éter bien rectificado. Trató también sobre productos medicinales complejos, creando este licor de su nombre que se hará famoso, y otros medicamentos nuevos que lanzó comercialmente consiguiendo una gran fortuna, y sentando las bases de la futura industria química en Halle.

Píldoras de Hoffmann
Cuando Lagneau se ocupa del Deutocloruro de mercurio en píldoras, recuerda las de Hoffmann en estos términos: “Muchos prácticos han administrado el sublimado en forma de píldoras. Juan Miguel Hoffmann médico de Strasburgo, fue el primero que habló de este método en 1766, y a su ejemplo le han empleado después otros muchos. Generalmente se ha abandonado el uso de las Píldoras de Hoffmann porque la miga de pan que es el excipiente, se endurece y se opone a su perfecta disolución.

El doctor Husland ha evitado este inconveniente añadiendo un poco de azúcar. Cada una de las píldoras de Hoffmann sólo contenía la décima parte de un grano de sublimado”.

Solución alcohólico etérea de Hoffmann
Se tratará sin duda de alguno de los nuevos productos descubiertos por este médico alemán, del que nada hemos podido encontrar.

Bibliografía

BLAS, L. (1947): Biografías y descubrimientos químicos. Madrid, Aguilar, 131.

FOLCH JOU, G. (1986): Fin de la yatroquímica. Historia general de la Farmacia. El medicamento a través del tiempo, 2. 414-415. Madrid, Sol.

HENRI, N.E.; GUIBOURT, G. (1830): Farmacopea razonada. Tratado de farmacia práctico y teórico, 3, 170. Madrid.

JOURDAN, J.L. (1829): Farmacopea universal o Reunión comparativa de las farmacopeas de …, de los recetarios…, de las farmacopeas militares …, 3, 269, 4, 95. Madrid.

LAGNEAU, L.V. (1834): Tratado práctico de las enfermedades sifilíticas, 91. Madrid.

José María de Jaime Lorén
Rafael V. Martín Algarra
Universidad Cardenal Herrera-CEU (Moncada, Valencia)
(Julio, 2010)

Descargar PDF Epónimo Científico Friedrich Hoffmann